Viernes 19 de Noviembre de 2004 Hora local [an error occurred while processing this directive] | Managua, Nicaragua


Nacionales
Sucesos
Departamentales
Internacionales
Opinión
Política
Contacto END
Deportes
Especiales
Variedades
Turismo
Especiales
Economía
Emprendedores
Empresas
Sorteo Lotería Nacional
Clasificados
Horóscopo
El Alacrán
Ellas
Mundo Oculto
Salud y Sexualidad
Nuevo Amanecer
Buena Onda
Promociones
Imprenta Comercial
Nuestros Servicios
Tarifas
Suscríbase
Directorio Telefónico
Estadísticas de Visitas
 
 
Nacionales

Armas “hechizas” imponen terror
*** Armas preferidas de pandilleros en diferentes partes del país
*** Pueden disparar balas de diversos calibres y sus impactos son altamente mortales
Róger Olivas R.

Foto  

Armas “hechizas” o “trabucos”, de todo calibre, incautadas por la Policía de Chinandega a integrantes de pandillas. RÓGER OLIVAS R. / END

 
CHINANDEGA

La Policía Nacional ha incautado un verdadero arsenal de armas “hechizas” en Chinandega, que tenían pandillas de El Ayapal, Cuadrito, “Carlos Fonseca”, La Llanta, “Julio César Tinoco”, Liberteños, “Dávila Bolaños” y La Cruz.

Todavía preocupa a las autoridades, en momentos en que se ponen plazos a la tenencia de armas en poder de civiles, el hecho de que las pandillas “Los Roberteños” y “Los Galopeños”, tengan en su poder armas “hechizas” que disparan balas legítimas, las cuales ponen en peligro la vida de muchos pobladores.

Al menos cinco armas de ese tipo fueron utilizadas la noche del martes y la madrugada del miércoles por jóvenes de los grupos juveniles de “La Cruz” y “Dávila Bolaños”, que escenificaron una batalla campal donde murieron Roberto Antonio Mejía Rodríguez, de 17 años, alias “El Huecro”, y José Daniel Mondragón Ruiz, conocido con el mote de “El Concho”.

El comisionado Magdiel Pérez, jefe de Seguridad Pública en Chinandega, dijo a EL NUEVO DIARIO que no tienen registro de las armas artesanales en manos de pandilleros y de jóvenes en riesgo, aunque han incautado varios lanzamorteros calibre 22, entre otras de fabricación casera.

Utilizan diferentes tiros

El oficial aseguró que investigarán los lugares de fabricación de este tipo de armas, y se presume que sea en los talleres de soldadura. Si es así, hablarán con los propietarios para orientarles acerca del peligro del asunto. “Estas armas “hechizas” son un verdadero peligro porque agarran tiros de escopeta, de calibre 22, 38 y hasta de AK”, expresó.

En ocasión del 25 aniversario de fundación de la Policía Nacional, la delegación de Chinandega instaló en los alrededores del parque central una exposición de las armas “hechizas” o “trabucos”, incautadas a los grupos juveniles.

Tensión por nuevos enfrentamientos

En tanto, la Policía de este departamento no descarta nuevos enfrentamientos armados y a pedradas en el escenario donde la noche del martes murieron dos adolescentes.

Aunque la situación es de relativa calma, “hay presencia permanente de la Brigada Especial (antimotines) y patrullaje constante. Hay disposición de hacer uso de la fuerza si persiste la alteración, informó a EL NUEVO DIARIO el comisionado Domingo Navas Fúnez, segundo jefe de la Policía chinandegana.

12 detenidos

Mientras tanto, siete adultos y cinco adolescentes que participaron en la batalla campal, son investigados por homicidio y asociación e instigación para delinquir. Ocho guardan prisión en las celdas preventivas de Chinandega, y cuatro están sin detener, pero con causa abierta.

El comisionado Navas aseguró que tienen abundantes pruebas documentales y testificales en el expediente 27-06, que será remitido a la orden de la Fiscalía y de la jueza de Audiencias Rosario Ibarra. En el caso de los menores, serán enviados a la orden de la jueza de Adolescentes de Chinandega.

Prevalecieron las “hechizas”

El alto oficial presume que en el enfrentamiento prevalecieron las mortales armas “hechizas”, conocidas también como “trabucos”. Los impactos de bala en los cuerpos de los fallecidos no fueron fuertes, y en los centros asistenciales de Chinandega no se han reportado más heridos a raíz del enfrentamiento motivado por rencillas, problemas de índole territorial, además de uso de bebidas alcohólicas y drogas.

Al comisionado mayor Aldo Sáenz Ulloa, jefe de la Policía de Chinandega, le causa extrañeza y asombro el grado de ferocidad de esta lamentable acción, pero está seguro que los Comités de Prevención Social al Delito de ambos barrios y la Policía, contribuirán a reducir el índice de violencia.

El comisionado Magdiel Pérez, jefe departamental de Seguridad Pública, dijo que en julio de 2004 se reunieron con miembros de los cuatro Comités de Prevención Social al Delito, con padres de familia y con 26 integrantes de los grupos juveniles de ambos barrios, para cesar las hostilidades. Recordó que en esa oportunidad, los muchachos en riesgo entregaron cuatro armas “hechizas” a la Policía, y en el campo del Colegio San Luis realizaron uno de varios encuentros deportivos, donde departieron “”El Huecro” y “El Concho”.

Por una bicicleta

No obstante, al parecer el robo de una bicicleta provocó la ruptura de la tregua. “El grupo juvenil de ‘Dávila Bolaños’ se reforzó con su homólogo del reparto ‘La Florida’, y los del barrio La Cruz con la pandilla de la Colonia ‘Roberto González’, por lo que redoblamos la vigilancia y la labor preventiva”, expresó.

Manifestó que el 30 de octubre pasado se reunieron con los jóvenes y con el comité de madres del “Dávila Bolaños”, para prevenir una serie de delitos. Sin embargo, todo desembocó en la tragedia.

A su criterio, hay falta de tutela de algunos padres de familia de ambos vecindarios, y el colmo, en una ocasión, una madre suplicó de rodillas a su hijo para que no continuara delinquiendo.


Compartir:   delicious   digg   meneame
El Nuevo Diario (c) 2004
12745546 visitas desde Septiembre de 1998
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web
Diseñado por Luis Sáenz C