26 de MAYO de 2004 Hora local [an error occurred while processing this directive] | Managua, Nicaragua


Nacionales
Sucesos
Departamentales
Internacionales
Opinión
Política
Contacto END
Deportes
Especiales
Variedades
Turismo
Especiales
Economía
Emprendedores
Empresas
Sorteo Lotería Nacional
Clasificados
Horóscopo
El Alacrán
Ellas
Mundo Oculto
Salud y Sexualidad
Nuevo Amanecer
Buena Onda
Promociones
Imprenta Comercial
Nuestros Servicios
Tarifas
Suscríbase
Directorio Telefónico
Estadísticas de Visitas
 
 
Variedades

El lado “Nocturno” de las pinturas de Velásquez
Velásquez renueva la pintura al plasmar las fisonomías y los rostros de sus mujeres gordas; el retrato nicaragüense, muy siglo XIX y XX, donde han incursionado con éxito maestros como Rodrigo Peñalba, Róger Pérez de la Rocha y Alejandro Aróstegui, entre otras figuras claves de la modernidad de la pintura nicaragüense, comenta el poeta/pintor Julio Valle-Castillo
Arnulfo Agüero

Foto  

 
En homenaje al día de las madres nicaragüense, el poeta/pintor Julio Valle-Castillo estará inaugurando este miércoles a las 6:00 pm, la exposición personal de pintura del artista Sergio Velásquez. Dicha muestra de reafirmación pictográfica y con temas alusivos a la madre, será exhibida en la galería del Centro Cultural Managua, “Dr. Jerónimo Ramírez Brown”.

Sobre esta nueva faceta del conocido “Pintor de las Gorditas”, Valle-Castillo reafirma que éste se mantiene incólume con su tradición de pintor nicaragüense, paradójicamente ahora que está de moda el arte conceptual, las instalaciones, el objetivismo. Según las apreciaciones del ahora “poeta/pintor”, esta segunda exposición personal reúne cuatro elementos fundamentales, tanto en su concepto interior, línea y color, volumen y perspectiva. Todo esto destacándose en las figuras y fisonomías renovadas de las sensuales gorditas.

Señalamos que es oportuno recordar que Velásquez, viene destacándose como pintor desde hace 20 años. El manejo de la luminosidad intensa, el color festivo, su temática de la mujer y su nicaraguanidad, goza de la influencia cercana de su maestro Julio Vallejo, al igual que los antes citados. Esta nueva fase que él ha denominado “Nocturno”, según Castillo, confirma su código de pintor configurado en las escuelas del “realismo ensoñador y el neosimbolismo”.



La pintura sigue renovándose

Para el propio pintor esta segunda muestra personal constituye un sentido homenaje a la mujer nicaragüense y especialmente a las madres en general. Sobre su arte explicó que ha venido trabajando más las luces y contraluces, acentuando más las líneas y buscando nuevas formas, color y expresiones de mayor profundidad y suavidad. “Esto es parte de esa revitalización de la modernidad de la pintura”, señaló.

Otra de las cosas que presenta en muchos de estos cuadros de mujeres, con colores contrastantes, terracotas, azules, grises, rojos y amarillos, son sus sensaciones del día y la noche. Para el pintor estas son expresiones gratas del descanso y del sueño.

“Con estas imágenes busco la trascendencia del poder del amor y consecución de la vida misma”, reafirmó convencido de que la pintura sigue renovándose independiente de la generación de los “calacheros del arte efímero, objetual u conceptual”. La pintura ahora que el poeta/pintor Julio Valle-Castillo ha entrado en el juego del arte -de con o sin caballete- parece recobrar nuevos bríos de cristos pasionarios.


Compartir:   delicious   digg   meneame
El Nuevo Diario (c) 2004
12745546 visitas desde Septiembre de 1998
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web
Diseñado por Luis Sáenz C