Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Lunes 3 de Mayo de 2004 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 15.8086
Venta:    
C$ 15.8107

Rejesad les salva la vida
Licor... ¡fuera!
* Unas cien personas con problemas de alcoholismo reciben atención como parte del “Plan Piruca”
* Los alejan del “traguito” enseñándoles mecánica y carpintería



Foto
  Los jóvenes reciben clases de mecánica y carpintería para mantener su mente alejada del licor. FRANK CORTÉS / END  

Orlando Barrios C.

Una misma puerta para salir del vicio y entrar a la vida útil. Eso es el Hogar Refugio de Jesús Sacramentado para Alcohólicos y Drogadictos Desamparados (Rejesad).

Este centro está ubicado del empalme de Tipitapa un kilómetro al este, sobre la Carretera Panamericana, en el trecho que une este municipio con San Benito. De Rejesad han salido hombres de bien, por quienes nadie daba ni un centavo antes que ingresaran a su proceso de rehabilitación. Es más, estos hombres salen con un oficio que les ayuda a mantener económicamente y ayudar a su familia.

Este refugio ha sido seleccionado por la delegación policial de Tipitapa como destino de rehabilitación de los alcohólicos que deambulan por las calles del municipio, en el marco del “Plan Piruca”.

El licenciado Alvaro Juárez, director de Rejesad, afirmó que de los últimos 25 alcohólicos que llevó la Policía Nacional, dos tuvieron complicaciones médicas, pero lamentablemente uno de ellos no soportó el tratamiento y murió. Este tipo de casos no es común en Rejesad, porque normalmente los enfermos de alcoholismo que presentan síntomas complicados son enviados a un puesto de salud.

El director del centro explicó que un alcohólico crónico en cualquier momento puede fallecer por el síndrome de abstinencia.

“Así como puede fallecer en el centro de salud o el centro, también lo puede hacer en la calle”, lamentó Juárez.

Con la mente distraída

El responsable de Rejesad explicó que el ingrediente principal para salir airosos del centro “es mantener la mente ocupada, pues de esa forma no tendrán oportunidad de pensar en un trago, en el licor que les destruye la vida”.

Durante la visita de un equipo de EL NUEVO DIARIO se pudo constatar que los internos del centro luchan arduamente contra la ansiedad de echarse “un traguito”, mientras reciben clases en los talleres de mecánica y carpintería.

Actualmente, en Rejesad están en rehabilitación unas cien personas, todas del sexo masculino. Ellos han prometido salir adelante y recuperar la confianza en sí mismos y la de su familia.





  SuplementosSalud y SexualidadCulturalMundo OcultoEl AlacranEllas

Especiales


Anunciese
Directorio
Subscribase



 
Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web