Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Domingo 2 de Mayo de 2004 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 15.8065
Venta:    
C$ 15.8086

Estreñimiento, o el síndrome de Intestino Seco
En un gran número de pacientes, la constipación es debido a la falta de fibras en la alimentación, como las frutas, vegetales, cereales o la ingestión insuficiente de agua. Esta debe ser entre 7 a 10 vasos al día. Puede deberse también a problemas inflamatorios o tumores

Dr. Orlando Garita García
Managua

Foto
   

El estreñimiento o constipación conocido también como el Síndrome del Intestino Seco se refiere al problema de retención de las heces por tiempo prolongado en el intestino. Ocurre cuando las heces se vuelven demasiado duras, causando dolor, pedorrera y ardor al salir, calambres y algunas veces lesiones al recto.

Es muy importante reconocer los factores de riesgo. Por ejemplo: malos hábitos en la alimentación, inactividad física, embarazo, edad avanzada, drogas, anormalidades metabólicos, anormalidades estructurales, enfermedad de los intestinos, anormalidades neurogénicas, desórdenes psicogénicos, uso crónico de enemas, ingesta de alimentos contaminados y exposición a químicos ambientales.

Además, el estreñimiento puede ser causado por problemas de hipofunción del tiroides, también puede presentarse estreñimiento post-diarreico después de un vaciado completo del intestino por diarreas.

En los lactantes y los ancianos la falta de fibra puede inmovilizar sus intestinos hasta por 6 y 7 días sin defecar, la falta de ejercicio, la depresión tragar a prisa y algunas enfermedades durante la existencia de la vida puede ser motivo de estreñimiento o la famosa constipación.

Los signos y síntomas capitales del estreñimiento

* En los pacientes que sufren de este problema las evacuaciones son infrecuentes, las heces demasiado duras y resecas y sin lubricar, hay dolores abdominales al defecar. Puede sentir necesidad de ir al baño y sentir que no está evacuando lo suficiente o con la costumbre o frecuencia debida o que está evacuando menos de lo normal, le produce dificultad, tensión dolor lo induce, en la mayoría de los casos a purgarse o tomar los laxantes, que con el tiempo son el resultado de otros problemas serios.

* Incontinencia fecal o evacuación involuntaria.

* Necesidad de pujar demasiado con dolor o sangrado y pedorrera en algunos casos al ir al servicio.

* Angustia, mareos en algunos casos y palpitaciones.

* Ansiedad y fatiga, acompañado de calambres, algunas veces.

Un tratamiento inmediato

1- Es necesario efectuar cambios en la dieta: comidas con alto contenido en fibras tales como frutas, vegetales, salvado de trigo (incrementar su consumo poco a poco para evitar flatulencias e hinchazón).

2- Productos de granos entero, frijoles cocidos con algas marinas, repollo, zanahorias, verduras de hojas verdes, brócoli, remolacha cruda, y ensaladas crudas en general.

3- Las frutas: papaya, mango, bananas, naranjas, duraznos, damasco, frutillas, las manzanas verdes, reducir las frutas astringentes como guayaba y otras de la misma familia, los granos, las semillas de calabaza y girasol (la cáscara de las semillas se pueden incrementar en la dieta con precaución en las personas sensibles a las inflamaciones intestinales).

4- Los cereales integrales y salvado se deben incorporar poco a poco, desde media taza y en el transcurso de varias semanas.

5- Beber suficiente agua, de 7 a 10 vasos diariamente.

6- Evitar los laxantes y enemas de manera regular, ya que pueden empeorar la constipación e irritar y ocasionar debilidad en su intestino.

7- Ejercicio físico: (natación, caminatas activas durante por lo menos una hora después de comer, 4 a 5 veces durante la semana).

8- Masaje en el vientre y baños de asiento a temperatura alternada.

9- Habituar el intestino a un horario fijo para la evacuación, que puede ser por la mañana, después de la comida del mediodía, o por la noche. Una buena forma de estimular el reflejo de la defecación es dar un paseo después de comer.

10- Al defecar, inclínese hacia adelante si fuera necesario hasta que su pecho toque con los muslos, para favorecer y ayudar a la evacuación. A los ancianos y niños pequeños es bueno dar una palmadita de cariño en la espalda y sobar sus talones y rodillas.

11- Beber agua pura en ayuna todas las mañanas diariamente: las frutas son excelentes. Es mentira, que tomar rones, cervezas o vino esto ayuden a la digestión o al ESTREÑIMIENTO, -cuidado- esto puede complicar su situación llevarlo a un sangrado gastrointesinal, explosión intestinal, trastorno de irrigación e insuficiencia hepática, pancreática y otras complicaciones graves y muchas veces fatal para su vida.

12- Si tiene dificultad al defecar, dése un golpecito en las piernas y sobre el abdomen, le ayudará.

13- Evitar alimentos que causen constipación como la harina refinada, los azúcares, las grasas, los picantes y golosina.

14- Evitar la cafeína, antibióticos y al automedicación con otros medicamentos.

15- No tome laxantes, son muy peligrosos para la mucosa intestinal, estómago o producirle una COLITIS CRONICA, llamada colitis de los laxantes o intestino llorón de muy difícil tratamiento.

16- Incorporar mejores hábitos de alimentación y técnicas de relajación.

17- Visitar a su médico eventualmente acerca del problema y si existen otras enfermedades especialmente del tracto digestivo, psíquica y circulatoria.

Querido lector de su periódico EL NUEVO DIARIO, si usted está sufriendo de ESTREÑIMIENTO o tiene más de 10 días de estar padeciéndolo, si tiene FIEBRE o DOLOR ABDOMINAL, dolor de cabeza, calambre, dificultad para respirar junto con constipación, mal aliento, y si observa salida de sangre en las heces, esto indica un problema serio. De inmediato usted debe visitar a su centro de salud u hospital o buscar ayuda de su médico.

No olvide, las causas más comunes del estreñimiento son: una dieta inapropiada, falta de ejercicio, o por el contrario, un esfuerzo excesivo en el trabajo o el estudio, estrés físico y mental; abuso de laxantes o enemas.

Desorden en los horarios de ingesta de alimentos y descanso (postración sedentarismo), la preocupación excesiva. El estreñimiento puede intoxicar todo el cuerpo, problemas gástricos, alteración hepática, trastorno al sistema inmunológico, dolores de cabeza y de la nuca, serios problemas de la circulación venosa en varios órganos, por ejemplo útero, vejiga, próstata y miembros inferiores, cáncer. Cambio del equilibrio y disminución de la irrigación cerebral, somnolencia y pereza física, nerviosismo, depresión o daños serios a su salud.

Manténgase en contacto con su médico. Saber que su salud marcha bien le dará mucha tranquilidad a usted y su familia. Mantener los buenos hábitos de higiene. Comparte tiempo con sus seres queridos, dialogue con sus hijos, converse con su cónyuge y abuelitos, déle tiempo a cada cosa. ¡CUIDESE SIEMPRE!

Dr. Orlando Juan Garita García.

Consultorio Médico “BETHEL” Barrio María Auxiliadora.

Puente El Paraisito, 1c. al sur, 2c. arriba y 1/2c. al sur.

Calle 5 casa No. 2.

Consultas: Martes y jueves de 10:00 am a 4:30 pm.

Miércoles y sábado de 7:30 a 10:00 am.

Tel: 2483467.

Cel: 087-79976.





  SuplementosMundo OcultoCulturalEl AlacranSalud y SexualidadEllas

Especiales


Anunciese
Directorio
Subscribase



 
Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web