Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Domingo 21 de Marzo de 2004 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 15.7162
Venta:    
C$ 15.7182

“Fonguito”, sus tiempones y juegazos
Un eterno heraldo del beis nacional
* Para 2005, cumplirá 50 años de ser el anunciador estrella de los campeonatos del béisbol nicaragüense
* Último deseo: que lo velen en el estadio como en los viejos tiempones, con un lleno total, con dos equipos combativos y con música de la Sonora Matancera
* Su largo historial de anunciador de todo los tiempos, “lo seguirá en el cielo”, acompañado de Sucre Frech, de la Marucha y el “Burrito” Lezama, afirma convencido de su inmortalidad


Arnulfo Agüero
Especial

Foto
  “Fonguito”, cuyo nombre de pila es Ramiro Solórzano Villalta, nació el 18 de abril de 1932.  

Cuando construyeron el Estadio Nacional en 1948, frente donde fue el cuartel de la Contabularia (la Guardia Nacional de Somoza) y la “Peni” (las cárceles del sistema penitenciario de entonces) caídas en el terremoto de 1931, “Fonguito” ni pensaba en convertirse en el legendario anunciador de los campeonatos de béisbol.

Siete años después, el 5 de febrero de 1955, fue contratado por el presidente de la Comisión de Deporte, Chico Pinell, y por el administrador Alex Narváez. Desde entonces han pasado 49 largos años, para ser reconocido como el indiscutible “anunciador de todos los tiempos del béisbol nicaragüense”.

Cuando muera, nos señala, quiere ser velado (y no enterrado como dice Pepe Ruiz) en el Estadio, como en los viejos tiempos: con el estadio lleno de fanáticos, con dos equipos combativos, y con música de la Sonora Matancera.

La “Marucha”, “El Burrito” y Sucre

Después llegará al cielo --porque asegura que le volverá a batear a la Marucha para llegar al home plate; y que el juez será el “Burrito” Lezama. Allá estarán esperándolo los jugadores, anotadores, fanáticos y cronistas como Sucre Frech, para que anuncie el nuevo line-out celestial, por una eternidad, ya que ahí tampoco tendrá competidores.

Ramiro Solórzano Villalta es su nombre de pila. Nacido un 18 de abril de 1932. Desde que tenía 22 años sustituyó con su potente voz al animador Armando Arce. Esta contratación generó un pleito de los demonios entre todos los locutores del momento, ya que criticaban su inexperiencia y juventud.

Pero lo que le vale, nos relata el orgulloso “Fonguito”, es que era anotador de béisbol y había llegado a la primera división. Además contaba con el apoyo de compañeros como Noel Urcuyo Zeledón, Adolfo Urcuyo y Oscar Vallecillo, de los cuales los dos últimos ya fallecieron.

La montada de cabros, las radios y los tragos

En 1947, durante la Novena Serie Mundial en Colombia, nuestro país estuvo a punto de ser campeón. Al año siguiente pasó a Nicaragua la Décima Serie Mundial, según “Fonguito”, gracias a las gestiones de Chale Pereira y de la orden expresa del general Anastasio Somoza García, que quería distraer la atención del golpe dado a Leonardo Argüello.

Pero lo anecdótico que nos revela, es que antes de estos juegos los chavalos de la Escuela Normal de Varones fueron los que estrenaron este Estadio en construcción, cuando llegaban entre 1944 y 1947 a jugar a las montadas de cabros, que abundaban en este lugar. Así fue “estrenado”, nos revela entre nostálgicas risas y picardía.

Ahora bien, las radios que transmitieron esta Décima Serie, en vivo y caliente, fueron Radio Mundial, la Voz de la Victoria, la Radio Panamericana YNBH (aquí narraba Sucre Frech), y la Voz de Nicaragua, del doctor Juan Velásquez Prieto.

El locutor Orlando Meza Lira andaba por la Radio Mundial, y fue el anunciador de los juegos del Mundial, pero el primer anunciador oficial del estadio fue Napoleón Romero.

Comenzó en “Los Balcanes”

Para estos juegos “Fonguito” todavía era locutor amateur en el bailongo de “Los Balcanes”. Luis Miranda le había dicho que tenía voz de locutor y entonces “agarró la vara”, nos confiesa este admirador de la música de la Sonora Matancera, que además de locutor, presentó en un juego del Cinco Estrellas-Bóer de 1957, al cantante argentino Leo Marini.

También trabajó para la radio Ondas Sonoras, donde presentó al gran cantante colombiano de música picaresca, bachiller José María Peñaranda, y al bolerista Daniel Santos. Igualmente laboró para Radio Managua, la Uno y Almanica. Ahora trabaja en la Radio Sandino en Radio Informaciones. De sus eternos “broderazos”, recuerdan a Francisco Ruiz Zapata, Rodolfo Tapia Molina y Armando Proveedor.

De estas amistades de bohemio, revela que después de terminados los juegos, formaban “la Banda del Carrito Rojo”. Se montaban en el auto rojo de Proveedor e iban a echarse unos bergantines al Chez Marcel; otras veces iban donde las “ranas de la vida alegre” y otras cantinas memorables de la época.

Nunca olvidará la Serie Mundial de 1972

Cuando debutó un 5 de febrero de 1955, fecha que nunca se le olvidará, estaban disputándose la final los equipos Cinco Estrella y el Bóer, “que eran los eternos rivales”.

De toda esta larga jornada como presentador de las estrellas nacionales e internacionales del béisbol profesional, “Fonguito” no olvidará nunca los juegos de la Serie Mundial de 1972, cuando se le ganó a la poderosa novena de Cuba. Otro de los juegones es el que le ganó Nicaragua a Puerto Rico en la Undécima Serie Mundial de 1950.

¿Pero cómo puedes recordar la Undécima Serie Mundial de 1950 si todavía no eras narrador? Nos contestó que es capaz de reconstruir minuto a minuto el emocionante final de este juego donde Nicaragua le ganó a Puerto Rico. Que lo corrijan los sobrevivientes, anota.

Recuadro----

Narra final “de película”

sin haber estado ahí

“Puerto Rico le va ganando a Nicaragua por una carrera. Y ya con dos out, tiene Nicaragua a dos hombres, uno en tercera y otro en segunda. El Gallo López en tercera y Bradford en segunda --los dos están vivos me pueden desmentir--. Chico Fletes, bateando, está con tres y dos. El Gallo López sale con robo a home plate.

“Fletes batea un rolling por tercera. Si no le tira ese lanzamiento le cantan el tercer strike y se poncha y pierde Nicaragua. Fletes le hace swing. Pega el rolling por tercera. La tercera mofa y busca a Bradford que se desliza quieto en tercera. Tira a primera, en piconazo. Y el inicialista mofa. Cuando agarra la bola, Bradford no se ha detenido y viene para home. Y tiran a home.

“El catcher recibe el tiro. El juez se queda paralizado, siguiendo la jugada y viendo el polvasal que dejó Bradford. A Bradford le decían ‘El Venado’ porque corría como ‘caco de mercado’--. Entonces, cuando el juez reacciona grita: ¡Quieto! Y así Nicaragua dejó tendido a Puerto Rico”.

Esto fue una emoción tremenda. Aquel Estadio estaba abarrotado de público que disfrutaba este espectacular e inolvidable juego internacional, agrega. Todavía como sintiendo la emoción viva, 53 años después. Y eso que no lo vivió, ya que él entró a narrar en 1955. Ahora le da pena que en las inauguraciones el estadio esté vacío.

El Bóer, 5 Estrellas y Somoza
Foto
   

“Fonguito” nos relata que en algunos de estos juegos --donde con regularidad el Bóer le ganaba al Cinco Estrellas-- llegaba el general Somoza acompañado del guardierío y se sentaban detrás de él para saber cuál era el line-up y los picheres del momento. Entonces el público siempre le silbaba a Somoza, y éste para disimular levantaba su kepis y reía.

Para estos juegazos, el pitcher zurdo Félix Delgado era la tajona del Cinco Estrellas. Cada vez que pitchaba perdían los contrarios. En el Torneo Presidente Somoza, el Bóer fue campeón. Después vino un campeonato a nivel nacional y se coronó. También le ganó a la Costa Atlántica. A este equipo --nos sigue diciendo--, el público lo animaba, y que conste, en los parlantes no había tanta animación como hay ahora para el Bóer. “Como diría Otto de la Rocha o Clodomiro, la jodedera es arrecha”.

El origen de su apodo y su line-up celestial

¿Como surge tu célebre apodo? Le viene por los anteojos y por un primo: “En vez de decirme ‘Culo de botella’, me decían ‘Fondo de botella’. Y como soy pequeño de estatura me decían ‘Fondito’. Entonces al gordito García, primo de mi mujer, al que yo le decía “Gorgito”, me contestaba: “Fonguito”. Desde 1957 le cantan ese apodo.

Como anunciador se ha dado el lujo de presentar a lo que él considera los tres mejores outfields de las grandes ligas. Por el right filder Roberto Clemente, de los Piratas de Pittsburgh, por el center fielder, Willie Mays, de Los Gigantes, y por left fielder Orestes Miñoso, de los Medias Blanca de Chicago.

De los nicas recuerda a Stanley Cayasso, a Rigo Mena, Duncan Campbell, Valeriano Mairena, César Jarquín, Rodolfo Sequeira, W. Taylor, Albert Williams, Porfirio Altamirano, Vicente López, el “Conejo” Hernández y “Guaracha” Castellón, entre otros.

De los narradores, y que lo perdonen los nuevos, señala que el que tiene mayor seriedad es Agustín Cedeño, independientemente de que haya comenzado con Edgar Tijerino. “Yo siempre le recomendé que siguiera la voz de la experiencia. Nada más que es muy fachento como Enrique Armas”. Sobre Armas dijo que es bueno, pero que a veces “mientras está narrando poncha a bateadores con un strike. No narra los otros strikes, ni las otras bolas”.

Antes el locutor deportivo tenía menos probabilidades de equivocarse, porque estaba narrando su juego y no estaba pegado a los textos y los comerciales”, subrayó.

La “Marucha” y “El Burrito”

Finalmente, nos dijo que lo que le sigue molestando un poco, es que de los tres personajes populares del béisbol y que salen en esa foto que él posee, dos están muertos.

Ellos son la “Marucha”, “El Burrito” Lezama y él. Los tres inauguraron un campeonato hace unos años. La Marucha hizo el lanzamiento de la primera bola, él le bateó y el “Burro” fue el Juez. Esto fue muy emotivo, indicó, al recordar el episodio.

Y cuando se muera, nos siguió contando, de seguro irá al cielo y allá encontrará a todos los jugadores, los anotadores y fanáticos que han muerto para seguir anunciando su line-up de beisbolistas estrellas.

Pero lo que más le emocionará es cuando el público se levante, le aplauda y diga: “Ahí viene “Fonguito” de nuevo y va a ser el anunciador otros cincuenta años en el cielo”.





  SuplementosMundo OcultoEllasCulturalEl AlacranSalud y Sexualidad

Especiales


Anunciese
Directorio
Subscribase



 
Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web