Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Viernes 19 de Marzo de 2004 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 15.7141
Venta:    
C$ 15.7162

“Si alguien me critica es porque me envidia”
Nacho Vidal, el mejor actor porno del mundo
Nacho Vidal es considerado el mejor actor de cine porno del mundo. Es de Valencia, España, pero creció en un poblado de las afueras de Barcelona. Tiene 30 años y ahora trabaja y dirige películas en España y Estados Unidos.

Victor-M. Amela
La vanguardia/España

Foto
   

¿Es usted el mejor actor de cine porno del mundo?

-- Sí.

¿Y quién imparte ese título?

--El anterior número uno: en mi caso Rocco Siffredi, un mito del cine porno. Me ha señalado como sucesor.

¿Qué hay que tener para ser el rey en esto?

--Tres cosas: una, erecciones naturales; dos, carisma; tres, personalidad.

No entiendo lo de la personalidad y el carisma...

--Mire, si ahora entrase en esta sala Rocco Siffredi, todos levantaríamos la vista. Es eso. Es tener “algo” especial: que se note que pasa algo distinto cuando entras en una escena.

¿Ese “algo” está entre las piernas?

--No. Conozco actores que no consiguen transmitir nada por mucho que tengan lo mismo que yo entre las piernas.

¿Por qué habla de erecciones “naturales”?

--Mire, hoy el 95% de actores porno usa Viagra. ¡Sólo quedamos un 5% de la vieja escuela! Yo soy de una especie en extinción. ¿Y en qué se traduce eso de ser el mejor?

--Que cuando yo doy una opinión sobre este oficio, todos callan y escuchan. Antes cobraba una tontería por escena y ahora obtengo ya los derechos de mis películas para España e Italia (viene a ser unos 5.000 y 4.000 euros, por ejemplo).

¿Y cuántas películas lleva hechas?

--Unas 1.500, quizá más... Llevo nueve años en esto. Algunos días rodaba una escena en un plató y luego iba a otro y rodaba otra escena, y luego otra y otra, cada una para una película distinta. ¡Al acabar el día había actuado en cinco películas!

Buf... ¿Y qué come usted para lograrlo?

--Lo que me apetece. No sigo dietas.

¿Con cuántas mujeres ha rodado?

--Con más de 2.500, calculo.

Tanta rutina laboral... ¿no le aburre?

--No, porque sólo ruedo con chicas que me gustan. Y pongo todos los sentidos; y consigo que ellas se sientan a gusto conmigo.

¿No le parece un trabajo degradante?

--Degradante es trabajar en lo que no te gusta, vivir esclavizado a unos horarios y que abusen de ti y te paguen una mierda. Yo soy feliz con mi vida, y los que nos dedicamos a esto lo hacemos porque nos da la gana.

Pero venden ustedes su parte más íntima.

--No, no vendemos nuestros pensamientos y sentimientos. Yo no soy un pene con patas. Yo tengo familia, amores y amigos.

Pero el cine porno no es edificante.

-- Dice eso quien me envidia y querría vivir la vida que yo vivo y no puede.

O quien tiene otros criterios morales...

--¿Y que mira películas sangrientas y violentas? Eso es peor. ¡En cambio, yo hago feliz a mucha gente con mis películas!

¿A qué gente?

--¡A millones en el mundo! Personas que no pueden mantener una relación sexual por un defecto físico, una enfermedad... ¡Recibo tantas cartas de gratitud!

¿Se metió en esto para hacer el bien?

-- No, para ser feliz. ¡No me gusta trabajar! ¡Estamos vivos para ser felices y hacer lo que nos llene! Con esto descubrí que disfrutaba, ganaba dinero y podía ayudar a mi madre.

¡Rueda porno para ayudar a su madre!

-- Mi padre había tenido fábricas textiles, éramos millonarios, con una casa en Valencia con río, animales, tierras sin fin...

¿Y qué pasó con todo eso?

--Nos arruinamos. A los 14 años preferí trabajar a estudiar, y que mi madre no cargase con todo. También boxeé, me alisté en la Legión... Me apunté a algo macho. Y al volver, una novia prostituta me llevó a trabajar juntos en la Sala Bagdad (Barcelona), y empecé. Tenía 21 años.

Y encontró usted su lugar en el mundo.

--Al principio al ver a la gente no funcionaba. Pero un día se me levantó... y ya nunca ha vuelto a bajar.

¿Tiene usted novia?

--Siempre he tenido novia. Y la tenía... hasta hace unos días. Ahora estoy sin pareja.

Lo dice como si le pesara la soltería...

--Sí, porque yo creo en el amor: necesito despertarme al lado de mi chica, darle un beso, mimarla, cenar juntos, compartir.

Pero... ¿entendían sus novias su trabajo?

--A veces ellas se dedicaban a esto también: hay que saber separar cada cosa. Ahora he cumplido 30 años y he recapacitado: me he jurado no volver a tener pareja.

¿No? ¿Por qué?

--Ahora veo claro que soy un perro infiel y ya no quiero arruinar más vidas de chicas.

Pero, ¿y el amor? ¿No decía creer en él?

--Sí, ¡y por eso esta decisión es un enorme sacrificio para mí! Pero me aguantaré.

-Por cierto, ¿no tiene miedo al sida?

--Trabajando no porque uso preservativo. Y no puedes rodar si no presentas tu test del sida.

¿Qué dice su madre de esta vida suya?

--Hoy ella lleva mis asuntos. Está orgullosa de mí. Y yo la adoro. Soy feliz porque he podido ayudarla y a mi familia.

Y si un hijo quiere seguir sus pasos, ¿qué?

--¡Le ayudaría! Es mucho mejor vivir como yo que trabajar por nada en una oficina. ---------- Notas sueltas del autor de la entrevista

El cine porno mueve millones de dólares. Este catalán es hoy su máxima estrella: he ido a entrevistarlo, no a juzgarlo. Choca su pasmosa naturalidad cuando habla de lo que hace, lejos de toda sacralidad en torno al sexo: labora con su cuerpo igual que un atleta, un albañil o un actor.

Recién publicó un libro: “Nacho Vidal. Confesiones de una estrella del porno”. Los derechos de su libro los donará a la Coordinadora Estatal de VIH-Sida: “Ayuda a pagar medicamentos a enfermos de sida sin recursos”.





  SuplementosEllasMundo OcultoSalud y SexualidadEl AlacranCultural

Especiales


Anunciese
Directorio
Subscribase



 
Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web