Domingo 4 de Julio de 2004 Hora local [an error occurred while processing this directive] | Managua, Nicaragua


Nacionales
Sucesos
Departamentales
Internacionales
Opinión
Política
Contacto END
Deportes
Especiales
Variedades
Turismo
Especiales
Economía
Emprendedores
Empresas
Sorteo Lotería Nacional
Clasificados
Horóscopo
El Alacrán
Ellas
Mundo Oculto
Salud y Sexualidad
Nuevo Amanecer
Buena Onda
Promociones
Imprenta Comercial
Nuestros Servicios
Tarifas
Suscríbase
Directorio Telefónico
Estadísticas de Visitas
 
 
Variedades

El síndrome de la vejiga llorona
Una vejiga llorona o hiperactiva puede presentarse cuando cualquier parte del sistema urinario no funciona bien. Hombres y mujeres pueden padecer de este problema
Orlando Garita García

Foto  

 
Los problemas del tracto urinario necesitan atención médica inmediata para evitar complicaciones. Las infecciones son más frecuentes en las mujeres que en los varones, debido a que la uretra entre más corta está más expuesta a la contaminación. La mayor parte de estas infecciones son ascendentes por gérmenes que penetran a través de la uretra y algunas, por la vía linfática.

El sistema urinario está compuesto por riñones, ureteres, vejiga urinaria y uretra; en el hombre se incluye la próstata como parte del sistema urinario.

La orina recién expulsada es de color amarillo pálido, ligeramente ámbar, clara y sin sedimentos. La orina concentrada es oscura y mal oliente. En el proceso de envejecimiento ocurre una serie de cambios degenerativos en los riñones: alteración de la circulación, disminución o paralización del funcionamiento de algunas nefronas, proliferación del tejido conectivo fibroso o disminución de los músculos lisos normales, que dan como resultado una alteración en el funcionamiento normal. Estas alteraciones pueden llevar al Síndrome de la vejiga llorona o vejiga hiperactiva.

Los ureteres son 2 tubos angostos que transportan la orina desde los riñones hasta la vejiga urinaria, donde se almacena y se vacía a través de la uretra.

Una vejiga llorona o hiperactiva puede producir sucesos desagradables. Estos son algunos síntomas que pueden indicar que usted es un candidato o que tiene una vejiga hiperactiva o llorona:



1- Humedecimiento accidental.

2- Urgentes deseos de orinar, o bien orinar a menudo.

3- Ardor y picazón en el pene del varón o vagina de la mujer.

4- Ansiedad y depresión.



En la vejiga llorona o vejiga hiperactiva los músculos de la vejiga no funcionan debidamente.



¿Cuándo puede presentarse­?

Una vejiga llorona o hiperactiva puede presentarse cuando cualquier parte del sistema urinario no funciona bien. Hombres y mujeres pueden padecer de este problema. Las mujeres experimentan la pérdida de orina mayormente que los hombres, debido a que la estructura interna de sus órganos es diferente, lo que demanda un diagnóstico temprano y determinar un tratamiento apropiado por su médico o especialista.

Existen diferentes tipos de problemas de control de la vejiga siendo los más comunes: el síndrome de la vejiga llorona o hiperactiva, incontinencia, deseos o necesidad urgentes de orinar, seguida de una pérdida súbita de orina (humedecimiento accidental). Algunas personas pueden perder el control de la vejiga justamente antes de llegar al servicio higiénico. Otros podrían experimentar deseos tan fuertes que sólo tienen una advertencia breve antes de perder el control de la vejiga.



Orinarse sin sentir

Se presenta una urgencia que se acompaña de una necesidad fuerte de orinar de inmediato. También se presenta una frecuencia o necesidad de orinar por lo menos 8 veces en un período de 24 horas, incluso 2 veces o más por la noche con ciertos cambios que no son habituales en sus costumbres diarias.

Otro problema es la incontinencia de esfuerzo. Esta condición puede ocurrir cuando los músculos alrededor de la uretra se debilitan. Hasta pequeños esfuerzos físicos, tales como toser, reírse, estornudar, defecar, hacer ejercicios e incluso caminar rápidamente, pueden producir la pérdida de orina.



No es normal en ninguna edad

Los especialistas han declarado que el síndrome de la vejiga llorona o vejiga hiperactiva no es normal en adultos de ninguna edad. Dictaminan que la vejiga hiperactiva es un problema de salud que afecta a aproximadamente 18 millones de estadounidenses y más de 800 millones en todo el mundo. Sin embargo, una vez que se diagnostica la vejiga llorona o hiperactiva puede ser tratada eficazmente.

Las infecciones de la vías urinarias que se presentan muy a menudo, la diabetes, la ansiedad, el estrés, los problemas ginecológicos y la masturbación, podrían hacer sentir la necesidad de orinar a menudo y se podría experimentar una sensación de ardor al orinar (como que quema o chistata). Las infecciones del sistema urinario pueden llegar a ser serias y deben ser evaluadas lo más rápido posible por su médico especialista.

Los hombres podrían experimentar problemas similares a los de una vejiga hiperactiva como resultado de próstata agrandada, que es una condición diferente. Usted deberá buscar ayuda para que se le diagnostique a tiempo este problema si lo está padeciendo.



Otros problemas que pueden asociarse en este caso son:

- La cistitis o chistata, que produce ardor al orinar, es la inflamación de la vejiga urinaria, causada generalmente por una infección. Este problema se da más a menudo en las mujeres durante la vida sexual activa, ya que la uretra femenina es más corta, se irrita o traumatiza y se contamina con facilidad desde la vagina o el ano. La cistitis en los hombres frecuentemente se desarrolla a partir de una inflamación de la uretra, con trastornos dolorosos al orinar, sensación de quemazón y otras molestias que se producen al orinar frecuentemente y en poca cantidad.



- El examen de laboratorio puede revelar la existencia de sangre, bacterias o glóbulos blancos en poca o gran cantidad en la orina.



Los síntomas si existe infección de vías urinarias son:



- Dolor y/o ardor con sensación de quemazón al orinar.



- Urgencia para orinar.



- Sensación de necesidad de orinar, aunque únicamente pasen pequeñas cantidades de orina.



- Dolor en la parte baja del abdomen.



- La orina puede parecer lechosa o nebulosa, aun rojiza si hay presencia de infección, y orina mal oliente.



- Si la infección ha alcanzado los riñones (pielonefritis) se puede presentar dolor en la espalda y los costados y debajo de las costillas.



Querido lector de su periódico EL NUEVO DIARIO, nuestro cuerpo está sabiamente diseñado para todas sus funciones: los nervios que se encuentran en la vejiga le dicen a su cerebro que ya está llena. Éste ordena a los músculos del esfínter que rodean la uretra, que se relajen y a la vez da señal a los músculos de su vejiga para que se contraigan. Esto permite que la orina fluya. Orinar normalmente produce una sensación agradable, pero la alteración en los hábitos diarios traerá consigo una serie de trastornos que interfieren en nuestra salud y bienestar. Si persiste el problema, vaya al médico.

Cuando se tiene control de la vejiga se puede orinar cuando se desee. Pero ante un problema de salud o cuando la vejiga es hiperactiva, sus músculos pueden contraerse involuntariamente, lo que es incómodo, molesto y fastidioso.

En tales situaciones, es posible experimentar la pérdida de orina antes de llegar al baño.

Si usted tiene este problema no tenga prejuicios. Comuníquelo a su médico. No se automedique. Usted debe preocuparse por prevenir la enfermedad, curarse y eliminar la causa de ella. Ahora usted tiene una guía ¿Orina más de 8 veces en un período de 24 horas?

¿Siente a menudo deseos urgentes y súbitos de orinar?

¿Orina involuntariamente antes de que pueda llegar al servicio higiénico?

¿Se levanta de noche dos o mas veces para orinar?

¿Utiliza alguna tela, toalla sanitaria o papel higiénico porque no puede llegar al baño?

¿Este problema le aqueja desde hace una semana o mucho tiempo?

¿Se ha automedicado últimamente?

¿Algo le impide consultarlo a su médico?

Si experimenta cualquiera de estos síntomas, es posible que tenga el síndrome de la vejiga llorona o hiperactiva. Una crisis puede pasar o desvanecerse, pero la enfermedad persiste mientras las causas sean ignoradas o no se reconozcan.



Usted debe mantener una salud óptima. No se automedique. Consulte a su médico.



Recomendaciones del doctor



* Buscar ayuda médica para el diagnóstico temprano y su tratamiento.

* Usar ropa interior de algodón y evitar el uso de ropa ajustada.

* Limpiar su área genital después de la re-lación sexual y después de orinar.

* Después de la relación limpiarse por cualquier bacteria que pueda estar presente.

* Evitar los productos que irritan el área genital tales como spray, epermicidas, diafragmas y desodorantes.

* Evitar el alcohol, tabaco, las grasas, gaseosas, chocolates y picantes.

* El apoyo de los familiares debe ser constante para ayudar al paciente: en su higiene personal, mejor ambiente en el dormitorio, cambio diario de la ropa de cama, atención en los medicamentos, dosis exacta y hora exacta descanso, etc.

* La dieta juega un papel importante para ayudar en su recuperación, más cuando se asocian infecciones de vías urinarias y riñones. Debe atenderse a cabalidad la prescripción médica, el horario, la higiene en la preparación y la presentación agradable.

* Son muy saludables los baños a temperatura por la mañana y al mediodía, para fortalecer la circulación y el sistema inmunológico.

* Los masajes en las rodillas, en las caderas con fricción profunda, estimulan la función renal.




Compartir:   delicious   digg   meneame
El Nuevo Diario (c) 2004
12745546 visitas desde Septiembre de 1998
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web
Diseñado por Luis Sáenz C