Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Domingo 11 de Enero de 2004 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 15.5723
Venta:    
C$ 15.5743
 

Significado de la Estrella de David


Foto
   

El Rey David, rey guerrero y conquistador de ciudades, quien legó a su hijo Salomón la tarea de construir en tiempos de paz un templo, representa —según la Cábala, de acuerdo a la estrella de David— el conflicto del hombre en su diario existir.

David, tan sólo el hijo más pequeño de una familia de Belén, se enfrenta a Goliat, el gigante filisteo, el terror de las huestes judías.

David, tan sólo un mancebo sin ninguna preparación bélica, sometía osos y leones equiparables a las pasiones e instintos que acechan al hombre y que éste debe aplicar día con día.

David, quien rechaza la armadura, el casco y la coraza del Rey Saúl, se enfrenta al filisteo de espada, lanza y venablo, en aparente desigual batalla. Y lo vence... le basta una piedra impelida por su honda de hábil defensor de ovejas y la protección divina, su mejor arma. Finalmente, el mancebo corta de tajo la cabeza del enemigo con la espada desenvainada del gigante muerto.

Su estrategia: dar en el blanco, en la vital frente, centro de la energía vital.

Grabada en el anillo del Rey Salomón

Más allá, con el tiempo, David entabla posteriores y decisivas guerras: vencedor de los filisteos, de los amalecitas se apodera de la “fortaleza de Sión, que es la ciudad de David”.

Paradigma del incansable luchador, representa en concreto, al hombre en su diario conflicto.

El Gigante, las ciudades y las fortalezas tomadas simbolizan las conquistas, no fáciles, pero inevitables a que se enfrenta. No por casualidad, su figura está ligada al escudo que lleva su nombre.

Según la tradición, la Estrella de David estaba grabada en el anillo del Rey Salomón, signo de su dominio sobre los demonios. Para muchos, dicho exagrama era el ostentado por el Rey guerrero en su escudo, más no es tal...

Para el Zohar o libro del esplendor, la estrella Davídica simboliza la llave que corta el tajo. Recordemos a Goliat, el conflicto, el derramamiento de sangre, el sufrimiento del hombre propio de su terrenalidad.

Para el Zohar, los misterios de la Estrella de David se habrán de develar en la época de Acuario; entonces, las seis Sefirot, “fuerza o inteligencias que la conforman”, se habrán de manifestar a la humanidad.

Las esferas de Jesed (misericordia), Guevura (juicio) y Tiferet (belleza) representados por los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob, conforman a la tríada superior. Netzaj (victoria), Hod (esplendor) y Yesod (fundamento), conforman a su vez el triángulo inferior y está representado por Moisés, Aarón y José.

Abraham, Isaac y Jacob

David simboliza al reino que representa al eslabón humano en la cadena múltiple y diversa de la conexión cósmica.

La tríada superior nos habla de los patriarcas: de Abraham en el pico derecho de la estrella, símbolo de la misericordia, del agua dadora de la vida. No por casualidad se nos dice qué casa estaba abierta por los cuatro costados, para recibir al necesitado y a los Angeles vaticinadores de su futura paternidad.

Isaac en el pico izquierdo de la estrella, es representado por el fuego que se extiende y acapara y que por lo tanto debe ser controlado para evitar un desastre, Su historia es la del holocausto y de la víctima propiciatoria amarrada, restringida en su poder.

Jacob, el centro de la tríada superior, representa la belleza, el equilibrio a la centralidad, la belleza del alma de quien lucha y vence, al Angel de Dios; propia de quien engendra doce hijos, las futuras tribus de Israel.

La tríada inferior a la derecha, se liga a Netzaj, primero de sí mismo después del Faraón; a Moisés, el primer maestro de Israel, quien otorgó al mundo la energía mística del Pentateuco o Torah.

A Aarón, el hermano de Moisés, a la izquierda se halla ligado a Jod (esplendor), propio de la casta sacerdotal que ostentaba en su pecho, a la manera de un escudo; el Afod con las piedras preciosas atribuidas a las tribus de Israel, a las constelaciones. Porque lo de arriba es lo de abajo...




Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web
  SuplementosSalud y SexualidadCulturalEllasMundo OcultoEl Alacran

Especiales


Anunciese
Directorio
Subscribase