Jueves 2 de Diciembre de 2004 Hora local [an error occurred while processing this directive] | Managua, Nicaragua


Nacionales
Sucesos
Departamentales
Internacionales
Opinión
Política
Contacto END
Deportes
Especiales
Variedades
Turismo
Especiales
Economía
Emprendedores
Empresas
Sorteo Lotería Nacional
Clasificados
Horóscopo
El Alacrán
Ellas
Mundo Oculto
Salud y Sexualidad
Nuevo Amanecer
Buena Onda
Promociones
Imprenta Comercial
Nuestros Servicios
Tarifas
Suscríbase
Directorio Telefónico
Estadísticas de Visitas
 
 
Internacionales

Princesa árabe se aburrió del marine
* Soldado gringo la sacó escondida de su país, disfrazada con gorra de los Yanquis de Nueva York


Esta vez la historia de Romeo y Julieta no ha terminado en suicidio, sino en divorcio.

El matrimonio entre el ex marine Jason Johnson y la joven Meriam Al‑Khalifa, integrante de la familia real de Bahrein, se rompió el pasado 17 de noviembre, pocos días después de que se cumpliera el quinto aniversario del enlace, celebrado en Las Vegas. La historia de amor provocó en su día un gran escándalo e inspiró la serie de televisión La princesa y el marine.

Eran "incompatibles"

Johnson, de 28 años, se enfrentó en su día a un tribunal militar por su relación. Tras la ruptura ha afirmado a Las Vegas Review‑Journal que la ruptura "era lo que ella quería" y ha reconocido que ambos eran "ambos eran incompatibles" para el matrimonio.

La historia comenzó en 1999 cuando el marine, destacado en Bahrein, en el Golfo Pérsico, conoció a Meriam, entonces de 19 años, una de las cinco hijas de Sheik Abdullah bin Al‑Khalifa, pariente lejano del monarca del país, pero miembro de la familia real. Ambos se enamoraron y decidieron casarse, aunque ella era musulmana y él mormón.

Huyó disfrazada

El romance tuvo que enfrentarse a múltiples obstáculos, especialmente los impuestos por la familia de ella, que llegó a amenazar de muerte al militar. Sin embargo, Meriam logró huir a EU en noviembre de 1999 gracias a unos papeles falsificados y un disfraz que incluía una gorra de los Yankees de New York. A su llegada al país de su novio solicitó el asilo político y se casó por la vía rápida en Las Vegas.

Nadie sabe qué hará ahora la princesa. Según CNN no responde a las llamadas a su apartamento. Tampoco está claro si abandonará EU. Jason, por su parte, vive ahora con su madrastra en Las Vegas. Y por lo que ha contado a la cadena televisiva parece que sigue queriendo a su ex mujer. "Disfruté cada minuto que pasé con ella", asegura.


Compartir:   delicious   digg   meneame
El Nuevo Diario (c) 2004
12745546 visitas desde Septiembre de 1998
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web
Diseñado por Luis Sáenz C