[an error occurred while processing this directive]   [an error occurred while processing this directive]
Domingo 28 de Septiembre de 2003 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
[an error occurred while processing this directive]
 

CURACION por medio de las MANOS

Anielka Rodríguez

Foto
   

En un mundo donde abundan las terapias alternativas, la Sanación pránica es una variedad de curación con las manos, desarrollada por el ingeniero químico Choa Kok Sui, quien sostiene que las enfermedades son manifestaciones por falta de energía o acumulación de la misma, pero sucia.

El arte antiguo de la sanación a través de las manos, utilizando la energía vital o prana y el reconocimiento de la existencia de esta energía, viene de disciplinas ancestrales y ha sido trabajada por múltiples culturas alrededor de todo el mundo.

Aquí en nuestro país esta técnica se empezó a practicar hace cinco años en el Centro de Sanación Pránica de Nicaragua. Una de las instructoras de la terapia, Lola Ocón, habló con MUNDO CULTO y nos explicó su significado; para qué sirve; quiénes la pueden usar y todas las interioridades sobre el tema que se encuentra aún en pañales.

Ocón nos enfatizó que los pacientes que asisten a la clínica únicamente tienen que vestirse con ropa de algodón, no sintética; quitarse las prendas que lleven piedras, metales, reloj y poner su lengua en el paladar, porque ahí se cierran conexiones energéticas de dos canales principales de energía. Y mostrar tranquilidad.

¿QUE ES SANACION PRANICA?

Es una aplicación para aprovechar el prana, especialmente el que está presente en el aire, para manejarlo por medio de técnicas como la limpieza (retirar bloqueos y congestiones de energía enferma); y la transferencia de energía sana y limpia para facilitar que los procesos de recuperación sean más rápidos y eficaces, evitando muchas problemáticas que pueden complicar tales procesos o dificultar que el organismo sane.

De aquí el concepto de aura, que es una forma de interpretar el cuerpo físico.

«El aura es un campo energético que está formado por un entramado de canales de energía que se interconectan y forman centros de energía llamados chakras, que son los principales puntos por donde esta energía va a entrar y salir del sistema, manejando la energía que influencia los órganos y sus funciones», apuntó Lola.

Uno de los temas de entrada para la instructora Ocón, es ratificar que la técnica es una alternativa, y que luego que examinan a un paciente le dicen que asista al médico especialista para conocer y tratarse sus padecimientos.

«Aquí tratamos pacientes con cáncer, leucemia, esquizofrenia, glucosa, circulación, presión alta, estrés y otras, pero en coordinación médica segura.

Sería un grave error asegurar que la sanación pránica es la única y mejor forma de curar reemplazando a la medicina científica», aclaró Lola.

COMO SE INICIA LA SESION

Cuando se entra en la sala de sesión, los pacientes escriben su historial médico y sus datos generales. Posteriormente el instructor invoca guía o protección divina de Dios, los maestros guías de cada persona, como ángeles y ministros de sanación, para hacer un canal de energía divina. En conjunto, la ambientación de música clásica relajante.

Luego se toma la medida del paciente, a través de la energía y el aura interna. Y más adelante la medida de cada centro energético. «Cada centro energético absorbe energía, como la nariz, el sol, los alimentos y las chakras, que cabe decir tenemos miles, pero nosotros trabajamos con once y su función es absorber, procesar, distribuir y sacar el exceso de energía», detalló Lola.

EN LA CURACION

Lo que hacen los instructores es medir cada uno de los chakras, su tamaño y profundidad, pues cada persona tiene diferente energía. Cuando hay demasiada energía hay congestión, y se traduce en una debilidad energética.

Luego limpian los chakras dando movimientos hacia la izquierda, contra las manecillas del reloj. Todo este proceso se hace por cada chakra que nos encuentren mal, ya sea en la garganta, peroné, estómago, la espalda y otros.

A la vez, los instructores se autolimpian con lavanda y vodka. «La limpieza no es sólo del paciente sino de nosotros, a la orilla del paciente ubicamos una pana con agua en donde dejamos caer la energía sucia y que escaneamos de cada chakra en mal estado», apuntó la instructora.

Cuando se tiene un problema de salud es que algún chakra está atorado y no cumple su función; entonces, hay que energizarlo para que recupere su función de procesar y expeler energía. Luego hay que estabilizarlo.

TODOS LO PODEMOS EMPLEAR

Tantos mitos, creencias e historias sobre lo que es la sanación y quiénes la practican o la pueden practicar, pueden hacer pensar que se trata de algo difícil de lograr, ajeno para muchos y alcanzable solamente para unos pocos estudiosos o poseedores del «don».

A muchos les ha llamado la atención la idea de poder sanar múltiples dolencias, malestares o enfermedades; o en sentido más amplio, sanar nuestra vida de miedos, depresiones, estrés, angustias, sufrimientos innecesarios o ayudar a otros a lograr esto mismo.

Pero, según la maestra Lola Ocón, «esta técnica la puede aprender cualquiera, sólo se necesitan las ganas de aprender y perseverar».

HISTORIA PRANICA

El máster Choa Kok Sui, un filipino de ascendencia china, ha redescubierto esta ciencia por medio de la investigación, basado en cientos de experimentos y guiado por la enseñanza del Sagrado Maestro Mei Ling.

Choa ha sintetizado la sanación tradicional con técnicas de meditación en una ciencia y arte racional, puesta a disponibilidad de todos.

Es el presidente y fundador desde 1988 del Instituto para los Estudios Internos en Manila. Este instituto es responsable de enseñar sanación pranica en más de 45 países.

El maestro Choa desarrolló esta técnica con el objetivo de que fuera una herramienta de compasión y misericordia para aliviar el sufrimiento de toda la gente, sin buscar reemplazar la medicina tradicional, sino complementarla.

La palabra base de esta técnica es Prana, que en sánscrito significa energía vital. Es el mismo concepto que los chinos denominan Chi (qui) o los japoneses Ki, el pneuma del que hablan los griegos, el Rhua de los hebreos y el «soplo de vida» del que hablaba Galeno, el padre de la medicina natural; así como también el bioplasma o éter que estudian actualmente los científicos.

Todos estos conceptos se refieren a una energía sutil, no visible o perceptible con los sentidos comunes, pero que se encarga de mantener vivo a cualquier organismo, lo fortalece y suministra la fuerza vital necesaria para cualquier actividad.




Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | ArchivoNacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web
  SuplementosEllasMundo OcultoCulturalSalud y SexualidadEl Alacran

Especiales [an error occurred while processing this directive]