[an error occurred while processing this directive]   [an error occurred while processing this directive]
Martes 7 de Octubre de 2003 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
[an error occurred while processing this directive]
 

EL RECETARIO
¿Qué es el “pujo”?

Alberto Cano Esteban
Managua

El “pujo” es otro de los raros padecimiento que sufren los niños durante los primeros meses de vida y al igual que el “calor de vista”, su origen aún es desconocido. Los síntomas son llanto frecuente del bebé, contracciones y quejidos. De allí su nombre: “pujo”.

En su estado avanzado, en la espaldita aparecen tronquitos de pelo, puyas o serullos que es lo que provoca el dolor en el niño. Esto también se cura con baños y masajes con leche materna en la parte afectada. Al frotar, también salen a flote y desaparecen.

El “pujo” lo provoca la mirada de una mujer en período menstrual, y curiosamente debe ser virgen o primeriza para que el niño enferme; en este caso no hay “contra”, más que los baños que el niño debe recibir.

“CAIDA DE MOLLERA” Y “EMPACHO”

La caída de la mollera en los tiernos es igualmente frecuente, se le llama también hundimiento de la mollera y la produce el movimiento brusco al que los tiernos son sometidos, o los que el mismo bebé realiza hacia atrás.

Produce dolor de cabeza, llanto y pérdida del apetito. Las abuelas sugieren poner al niño con la cabeza hacia abajo y darle palmaditas en ambos pies al mismo tiempo, además de introducir el dedo gordo en el cielo de la boca y presionar hasta lograr que la mollera vuelva a su lugar.

En el empacho, en cambio, influyen varias cosas a la vez: puede que la madre esté dando el pecho a su hijo y reciba una emoción fuerte; en este caso es fijo que el bebé presente vómito y diarrea, la deposición es de color verde, por lo que se dice que el niño está “quebrantado”.

El otro caso es por la ingesta de comidas, bien sea por la madre o el tierno. Este raro fenómeno puede confundirse con infecciones gastrointestinales o amebiasis, por lo que siempre es aconsejable visitar al pediatra.

La cura es con base a brebaje o purgante que preparan las personas dedicadas a este tipo de menesteres; también los niños son sobados.

LAS SECUELAS DE LOS ECLIPSES

No todas las embarazadas dan importancia a los efectos de los eclipses, tanto lunares como solares, pese a que a estos caprichos de la naturaleza se les acreditan significativos estragos.

Las embarazadas por ello tienen cuidado de no salir cuando está eclipsando, y si lo hacen se sugiere que porten ropa de color negro.

Pero los que saben de este asunto sugieren que la mujer se abstenga por completo de salir cuando se produce el fenómeno, pues el niño sale “manchado”, y en algunos casos hasta con mal formaciones.




Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | ArchivoNacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web
  [an error occurred while processing this directive]

Anunciese
Directorio
Subscribase


[an error occurred while processing this directive]