Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Sexualidad El Nuevo Diario
Martes 11 de Febrero de 2003 | Managua, Nicaragua
_
  [an error occurred while processing this directive]
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 14.7676
Venta:    
C$ 14.7699
 

Un avance en anticoncepción humana
MIRENA: sistema anticonceptivo inteligente

VICENTE MALTEZ MONTIEL (*)
Managua

Foto
   

Sobre las mujeres sigue descansando la carga de la planificación familiar. La que no lo hace correctamente, paga las consecuencias, muchas de ellas graves y hasta fatales.

La epidemia de embarazos en adolescentes, el aborto ilegal que mata varios miles de mujeres cada año, anemia crónica y sus consecuencias por gran sangrado ginecológico o intensos dolores, los efectos fallidos de una esterilización femenina, etc., son entre otros los problemas que se derivan de un mal manejo, falta de educación sexual y problemas sociales variados en la salud reproductiva de nuestras mujeres.

Hace más de cuarenta años que la píldora anticonceptiva produjo una verdadera revolución social. Otros recursos anticonceptivos que aparecieron después de la píldora fueron los DIU (Dispositivos intrauterinos) o «T» de cobre, nombre que recibieron por su forma de T y estar formados por cobre, cuya liberación en el útero, más el fenómeno de cuerpo extraño que su presencia significaba dentro de la cavidad uterina, eran los dos principales efectos anticonceptivos.

No tardaron en ser acusados los «DIU» de cobre de que «fallaban», porque algunas damas obtenían sendas barrigas a pesar de poseerlo. Con el nacimiento del bebé salía el dorado «aparatito» de cobre que había fallado. Además se le acusó de producir en las mujeres intensos y prolongados sangrados, dolores pélvicos, especialmente cuando estaban «encarnados», y la inflamación pélvica.

A pesar de los cuestionamientos los DIU no salieron de la escena médica. No hay que olvidar que muchas mujeres no toleran medios químicos en su cuerpo y a pesar de las controversias mencionadas, eran más los aspectos a favor que en contra, en este tipo de pacientes.

Pero las limitaciones y defectos de las «T» de cobre continuaron hasta que en Finlandia, a mediados de los años 70, los científicos idearon una respuesta anticonceptiva que reducía los problemas de las tradicionales T de cobre, en particular el sangrado excesivo.

El nuevo anticonceptivo que lleva el nombre de MIRENA fue introducido a nuestro país a finales del pasado año, con motivo del exitoso Congreso Nacional de Ginecología que fuera presidido por el profesor, doctor Denis Alemán, presidente de los ginecólogos de Nicaragua.

¿EN QUE CONSISTE EL SISTEMA MIRENA?

Se trata de un dispositivo que sigue el mismo principio de un DIU. Es decir, se coloca por su ginecólogo dentro de la cavidad uterina al finalizar la menstruación, pero a diferencia de las T de cobre, este pequeño aparatito está diseñado para permanecer cinco años dentro del cuerpo femenino, con mínimos efectos colaterales.

MIRENA es un sistema intrauterino de levonorgestrel (SIU-LNG), que libera en la parte interna del útero o endometrio 20 microgramos de levonorgestrel cada día, por cinco años, lo cual produce la inhibición de la respuesta de una hormona que se llama estradiol, que facilita el embarazo normal. El efecto que crea es que el endometrio se vuelve inactivo y atrófico y la cantidad de la sangre mensual de la regla se reduce.

Los cambios del endometrio conducen a una menor producción de sustancias llamadas prostaglandinas, que son las causantes de ese fuerte e intenso dolor que acompaña a las menstruaciones, especialmente de las adolescentes y mujeres jóvenes. Son las dismenorreas, causantes de un importante ausentismo laboral.

La mucosa dentro del útero sufre un engrosamiento, especialmente en la zona del cuello uterino, lo que dificulta el paso de los espermatozoides al interior del útero.

Surge la pregunta: ¿en qué momento es que se logran estos cambios? Se sabe que una vez MIRENA ha sido instalado, logra transformar el endometrio en tres meses, por lo cual recomendaría prudencia en esta etapa para evitar aumentos inesperados en el número de la familia.

PREGUNTAS OBLIGADAS

La otra pregunta importante es: ¿Cuándo mi cuerpo vuelve a quedar listo para el embarazo, después que me retiren MIRENA? A los 30 días de haberse retirado el sistema, el endometrio regresa a la normalidad y está listo para albergar un nuevo nicaragüense, preferentemente si sus padres así lo esperan.

Cuando estudiamos cómo funcionan los anticonceptivos o píldoras orales, encontramos un efecto negativo llamado SINDROME POS-PILDORA, que son los efectos anticonceptivos duraderos después de haber dejado de tomar el anticonceptivo y que puede durar hasta un año o más. El sistema MIRENA supera este engorroso accidente.

Recuerdo el caso de una divorciada de 34 años, que había renunciado al amor porque ninguno de sus enamorados quería sentar cabeza, a pesar de su gran belleza física, inteligencia y buena posición económica.

Cuando logró «capturar» un amorcito de los buenos -decidido a casarse- la chica no podía quedar embarazada por el síndrome pos-píldora. Recuerden queridos amigos lectores que a los 35 años, las mujeres entran en la categoría de alto riesgo obstétrico.

La historia de la divorciada culminó feliz, después de 15 meses de espera. Aunque un poquito demorado, logró tener su bebé y aquel «amorcito» nunca más voló de su nido.

BENEFICIOS A LA SALUD DE MIRENA

Publicaciones muy serias han reseñado los beneficios de MIRENA, que van más allá de un anticonceptivo. Entre estos tenemos:

** Reducción del sangrado (en cantidad y días de duración) de las menstruaciones que comienzan al tercer mes, y se cumple en el 97% de los casos al cabo del año. ¡Asombroso!, después de un año hasta un 20% de las usuarias estan completamente libres de sangrado.

** El efecto de reducir embarazos se logra con un fallo reconocido de solamente un 0.2 por cada 100 usuarias, a diferencias de una T de cobre común y corriente que tiene un fallo de 0.5 a 5.3 por cada 100 usuarias.

** Los embarazos fuera de lugar o ectópicos, así como la inflamación pélvica, se producen con una frecuencia diez veces menor, comparando el Sistema de MIRENA con Nova T, lo cual se atribuye a tres factores principales: el engrosamiento del moco del cuello uterino, la supresión del endometrio y la disminución de sangrados.

** El efecto de las hormonas en el cuerpo: Lo que pasa a la sangre y resto del cuerpo de levonorgestrel es muy bajo, por lo que aparece con menos frecuencia e intensidad el dolor de las mamas, la piel y el cabello grasos, el dolor de cabeza y la distensión abdominal.

** Protección endometrial: Los científicos han llegado al acuerdo, de que el producto brinda a la usuaria protección para que no se desarrolle mal funcionamiento como el sangrado disfuncional (antes y después de instalada la menopausia), en las mujeres que reciben terapia de reemplazo hormonal y padecimiento de alta frecuencia en estos casos.

** En casos de dismenorreas graves y en mujeres que no pueden usar medicamentos hormonales o los tienen contraindicados y que como consecuencia desarrollan graves anemias, el uso de MIRENA deberá considerarse por el ginecólogo de la paciente, especialmente si en el caso de sangrados, la paciente no desea ni tiene criterio de operación (extirpación del útero).

He aquí una excelente propuesta para las parejas que desean tener un método de anticoncepción de alta efectividad, y que ahora se convierte en una opción en aquellas personas que no desean operarse para no tener hijos (corte y ligadura de trompas de Falopio en las mujeres o vasectomía en los varones).

(*) Médico Internista y Periodista. Calle Principal de Altamira 80 varas al Sur, #437. Laboratorio. 1:00 a 6:00 PM. Tel: 2780830- 2670251- 08864151.




Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web
  SuplementosSalud y SexualidadEl AlacranCulturalPlaneta CaricaturaEllas

Especiales


Anunciese
Directorio
Subscribase


[an error occurred while processing this directive]