Cultural

Macuilmiquiztli

; MOCTEZUMA;

como MACUILMIQUIZTLI;

los dos ellos estaban humillados.;

; A Moctezuma se le ha acabado ahorita el tiempo;

que transcurrió para El 5to. SOL.;

Y Cortés entró con los pasos de Quetzacoalt.;

Lo estaban esperando que llegara y así entró ;

como en su casa;

y los buenos días sobraron. ;

;

A Macuilmiquiztli lo mismo le pasó.;

Estaba asareado ya sabiéndolo todo;;

y dejó pasar para adentro a Gil González que ;

entró por el patio. ;

;

Pasó el Conquistador en la sombra cuando todo ;

lo que se veía en el suelo con la poca luz que había,;

era la espada sembrada.;

;

El Conquistador se ...

Mercedes Gordillo, Una perfecta desconocida

Vine en esta ocasión a Guadalajara no sólo, como otros ańos, desde hace más de diez, para participar en la Feria Internacional del Libro (en donde atiendo asuntos de la casa editorial que me honro en dirigir: Siglo XXI Editores), sino, además, para cumplir con una necesidad, mejor aún, con ...

Universidad Autónoma de Yucatán publica libro del Dr. CARLOS TUNNERMANN B.

Recientemente se celebró, en el Aula Magna de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), el acto de lanzamiento del libro del Dr. Carlos Tünnermann Bernheim “La Universidad ante los retos del siglo XXI”, editado por la Editorial de dicha Universidad.;

El libro fue presentado por el Director Académico de la ...


Los dioses: HADES (Plutón)

Hades es el dios subterráneo por excelencia. Habitaba no en el Olimpo, sino en ; un lugar indefinido y penumbroso donde las almas arrastran un remedo de vida y suspiran por sus días terrestres. El lugar llegó a llamarse Hades y ...

Pequeńa Introducción a la Poesía de IVAN URIARTE

Uno de los grandes románticos ingleses, William Wordsworth, afirmaba que el ; Ťnińo es el padre del hombreť. Baudelaire decía que el genio poético Ťno era más que la infancia intelectualmente formuladať. Frases que evidentemente han contribuido a iluminar la problemática ...

"Vivir para contarla"

Cuando abrí Vivir para contarla el avión ascendía a treinta y cinco mil pies y el miedo me azotaba la sangre. Tan sólo unas páginas después las palabras del García Márquez me habrían bastado para seguir volando si el avión ...