Opinión

Territorios de perros y la jungla humana

Los dos hombres, el de Managua y el de Masatepe, continuaron caminando en silencio, hasta que Sherlock Holmes se detuvo, levantó una de sus patas traseras, y orinó discretamente el tronco de un árbol. Hasta el pastor alemán, con sus orejas paradas y una mirada de inteligencia en sus ojos, parecía ir muy interesado en la conversación que sostenían los dos amigos. En eso les tocó pasar al lado del cauce que está al final de la Avenida Altamira, que hace intersección con un boulevard que va hacia la carretera a Masaya. Unas sombras furtivas se bajaron de una lujosa ...

Agresivo fariseísmo

I.- Si “abortistas” son los que vieron justa la solución al drama humano, social y ético de Rosa con el aborto terapéutico, yo me siento “abortista”, y por tal motivo debería darle la bienvenida a la excomunión anunciada por un jerarca de la iglesia católica (23/02/03). Y no ...