Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Sexualidad El Nuevo Diario
Viernes 8 de Febrero de 2002 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 13.9250
Venta:    
C$ 13.9272
 

Los beneficios de las vacunas


La inmunización protege a los niños contra algunas de las enfermedades más peligrosas de la infancia. Un niño puede ser inmunizado mediante vacunas inyectables o administradas por vía oral.

Las vacunas actúan reforzado las defensas del niño. Si la enfermedad ataca al niño antes de que haya sido vacunado, la inmunización llegará demasiado tarde.

* Un niño que no haya sido vacunado tiene muchas probabilidades de contraer el sarampión o la tosferina. Estas enfermedades pueden ser mortales, e incluso los niños que sobrevivan a ella quedan debilitados y su desarrollo puede ser deficiente. Además estos niños pueden morir más adelante a consecuencia de las desnutrición o de otras enfermedades.

* El sarampión también es una causa importante de desnutrición, retraso mental y ceguera.

* Casi con toda seguridad, un niño no vacunado será infectado por el virus de la poliomielitis. Y de cada 200 niños afectados, uno quedará incapacitado para el resto de su vida.

TODAS SON VITALES

* Los gérmenes del tétano crecen en las heridas sucias y causan la muerte de la mayoría de las personas contagiadas que no ha sido vacunadas.

* La lactancia materna proporciona inmunización natural contra varias enfermedades. La madre transmite al niño parte de sus defensas contra le enfermedad a través de su leche, y muy especialmente a través de la leche amarilla y espesa (calostro) que produce durante los primeros días después del parto.

Es de vital importancia vacunar a los niños durante los primeros meses de vida. La mitad de todas las muertes provocadas por la tosferina, una tercera parte de todos los casos de polio y una cuarta parte de todas las muertes por sarampión, se producen dentro del primer año de vida.

* Es de vital importancia que cada niño reciba la serie completa de vacunas, pues de lo contrario éstas podrían no surtir efecto. Algunas vacunas deben administrarse en tres etapas, con un intervalo de al menos cuatro semanas en cuatro dosis.

* Lo fundamental es que los padres sepan que deben llevar a vacunar al niño en cinco ocasiones distintas durante su primer año de vida.

* Los recién nacidos deben recibir la vacuna contra la tuberculosis inmediatamente después de nacer o en el plazo más breve posible. LA TRIVALENTE

* A las seis semanas, los padres deben llevar a los lactantes a recibir su primera vacuna contra la difteria, la tos ferina y los tétanos.

Estas tres vacunas se administran conjuntamente mediante una inyección llamada vacuna trivalente o DPT. Al mismo tiempo también debe administrarse la primera de las tres dosis de la vacuna contra la poliomielitis.

* A las 10 y nuevamente a las 14 semanas, los padres deben volver a llevar a vacunar a sus hijos para completar toda la serie de inyecciones de la vacuna trivalente o DPT y de vacunaciones contra la poliomielitis.

* Cuando el niño cumpla los nueve meses, los padres deberán llevarlo a vacunar contra el sarampión lo más pronto posible.

* El sarampión es una las enfermedades más peligrosas que afectan a la infancia. Durante los primeros meses de vida, el niño goza de una cierta protección natural. Esta protección natural ha desaparecido. A partir de ese momento, el niño está expuesto a contraer el sarampión y debe ser vacunado.




Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web
  SuplementosSalud y Sexualidad

Anunciese
Directorio