Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Lunes 2 de Diciembre de 2002 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 14.6011
Venta:    
C$ 14.6035

Diputado reacciona ante reportaje de END y relata experiencia de indultado
Abusos en cárceles lo llevaron a la demencia
*** Sufrió violación múltiple y luego reiterado acoso sexual hasta que enloqueció
*** Reos que ingresan al Sistema Penitenciario llegan aterrorizados por lo que les espera
*** Nelson Artola asegura que investigarán a profundidad denuncias, de las que ya manejaban muchos detalles


ROBERTO COLLADO Y RAFAEL LARA
Managua

En el último listado de reclusos que fueron beneficiados por el indulto firmado por la Asamblea Nacional hace dos años, se incluía un reo de 26 años declarado demente por el forense del Sistema Penitenciario Nacional de Tipitapa. La causa: Múltiples violaciones de sus compañeros de celda y un acoso sexual desenfrenado que lo hizo perder la razón.

Lo anterior fue dado a conocer ayer por el diputado Nelson Artola, miembro de la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento, quien se declaró espantado con la angustia de los privados de libertad de «La Modelo» de Tipitapa y las reclusas de «La Esperanza» en carretera a Masaya, ante la proliferación de prácticas lésbicas y homosexuales que amenazan la normalidad de su cautiverio.

El diputado Artola dijo que entonces le parecía un hecho aislado, hasta que este rotativo hizo pública ayer las denuncias de acoso sexual, lo que adelantó, «obliga a esta Comisión a investigar a profundidad el tema. La presión que cae sobre las mujeres víctimas de prácticas lésbicas y los acosos a hombres para caer en prácticas homosexuales es espantosa, y una clara violación a sus derechos humanos», reseñó el legislador.

RECLUSO SALIO DEMENTE TRAS VIOLACIONES MULTIPLES

Artola dijo que el 98 por ciento de la población reclusa, calculada en unos 6 mil, son varones y que el temor a ser violados por los de mayor edad carcelaria es el primero que experimentan los reos que llegan al Sistema Penitenciario Nacional.

«En el caso de las mujeres puede ser menor o será que poco o nada conocemos sobre ellas, pero estamos obligados a investigar». Relató el caso del recluso que indultaron debido a su descontrol mental y a causa de una violación múltiple y acoso sexual. «Ese caso la Comisión de entonces lo analizamos con dramatismo, sobre todo por el dictamen del forense del penal, quien sin tapujos reveló que la causa de la locura fue el ataque sexual de sus compañeros de celda», añadió.

Adelantó que ante sus compañeros de la Comisión parlamentaria mandarán a citar al comandante Carlos Sobalvarro y a la capitana Clara Marcia, el día jueves de esta semana, para que expliquen lo que conocen sobre el tema. «Esto no puede ni debe esperar, como organismo de defensa de derechos humanos estamos obligados a investigar», señaló.

Expresó que están conscientes de que en el Sistema Penitenciario procuran las visitas conyugales, pero el problema es que quienes reciben el beneficio son una minoría. «Es que hay reclusos cuyas compañeras los abandonan en su cautiverio, otros no tenían, y entonces allá el problema se vuelve complejo. Hay que buscar alternativas para ese problema», señaló.

PROCURADORA DE LA MUJER: «ACOSO ES EN TODAS PARTES» La opción sexual es un derecho individual y muy particular que se debe respetar, tanto en la persona lésbica, como aquella a la heterosexual, pero si se da acoso sexual esto no debe verse desde las limitaciones biológicas, sino desde lo cultural y afectivo, expresó la Lic. Patricia Obregón, procuradora Especial para la Mujer, quien ha trabajado el tema de las privadas de libertad.

«El problema del acoso sexual puede ser un fenómeno del homosexualismo y lesbianismo al igual que en los heterosexuales, y si sucede en una cárcel de mujeres, bien puede suceder en el Mercado Oriental o en una oficina», indicó.

Señaló que según la denuncia, en el Sistema Penitenciario de Mujeres La Esperanza, las mujeres a quienes sus compañeras de encierro les han hecho insinuaciones sexuales, y en ningún momento se plantea una relación de poder que las obligue a tener opciones sexuales diferentes y sin temor pueden denunciarlo a las autoridades de la cárcel.

De acuerdo con la información conocida por las autoridades del SPN, sólo hay dos privadas de libertad con opciones sexuales diferentes, y tienen su pareja a lo interno del penal.

Sostuvo que es cierta la gran diferencia entre las visitas conyugales de los sistemas carcelarios de hombres y mujeres, pero La Modelo, en Tipitapa, tiene sólo 16 cuartos para 3 mil recluidos y en La Esperanza para 125 mujeres hay dos cuartos, señalando que en el plan conyugal sólo 24 están activas.

«Una buena parte de las privadas de libertad no tienen visitas conyugales, tal vez no porque sean madres solteras, sino por el machismo de sus compañeros de vida que no son solidarios», dijo la Lic. Obregón, explicando que regularmente el hombre al no tener cerca a la esposa o la compañera, busca a otra pareja, rompiéndose el lazo afectivo familiar e impactando fuertemente en la actitud de la mujer recluida.

Indicó que para enfrentar esto, ellas tienen tanto su respectivo control ginecológico y psicológico, pues ellas son sujetas de derechos y están en un proyecto de rehabilitación social, donde el gobierno les dedica a cada una un presupuesto de 4 córdobas con 50 centavos por día. El resto es sobrevivencia por donaciones y la producción de muñecos de peluche, ropa de cama, uniformes y piñatas, lo cual es parte de su terapia ocupacional.

Sobre la posibilidad de la transmisión de enfermedades sexuales, el Dr. Juan José Amador, director de Epidemiología del Ministerio de Salud (MINSA), comentó que el Sistema Penitenciario tiene sus propios médicos puestos por el Ministerio de Gobernación. «El MINSA tiene un programa de colaboración al Sistema Penitenciario, pero es Gobernación quien pone a médicos militares para atender a las cárceles del país», dijo el Dr. Amador, agregando que a pesar de ello el MINSA hasta el momento no tiene ningún caso de Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida (SIDA) en La Esperanza, además que esta enfermedad no se transmite a través de la relación lésbica.





  SuplementosSalud y SexualidadEl AlacranCulturalPlaneta CaricaturaEllas

Especiales


Anunciese
Directorio
Subscribase



 
Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web