Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Domingo 1 de Diciembre de 2002 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 14.5988
Venta:    
C$ 14.6011

SOS de mujeres que no reciben visita conyugal en SPN
Sexo, cárcel y machismo
* Denuncian acoso y lesbianismo obligado
* Directores explican que casos pueden ser aislados pero se han recibido varias cartas de reclusas
* Admiten que los hombres tienen 16 habitaciones para visita conyugal y que las mujeres de 125 sólo 24 la reciben y en dos habitaciones
* La práctica forzada de lesbianismo origina enfrentamientos peligrosos por celos o rechazos violentos de las heterosexuales


LUIS GALEANO
Managua

Foto
  La capitán Clara Marcia, directora de la cárcel de mujeres «La Esperanza», dijo que existen casos de reclusas que practican el lesbianismo, pero negó que el fenómeno esté proliferando. (Foto: Róger Mejía).  

Cuando leí la primera carta me sorprendió por el relato que contenía, pero pensé que era un caso aislado de esos que se dan muy pocas veces y no le presté atención. Al poco tiempo llegó otra misiva cuyo contenido era muy similar al de la primera, pero era otra letra y las descripciones que hacía el remitente eran muy singulares, distintas en cuanto a la forma, pero el asunto era igual en el fondo.

«Soy madre soltera, tengo varios meses de estar presa en la cárcel La Esperanza por un asunto de drogas, pero no es ese mi problema, pues estoy consciente de mi falla y tengo que pagar mi pena», comienza el escrito.

NO GUSTA DE LESBIANISMO

«Mi problema y el de muchas de las que estamos aquí es que no hemos tenido relaciones sexuales porque no hay visitas conyugales y aquí adentro la única opción es tener relaciones con las demás (reclusas) algo que desde mi punto de vista no es correcto porque a mí me gustan los hombres», relata la primera carta enviada por una convicta a quien llamaremos «Lorna».

«Tengo miedo -agrega Lorna- de caer en una de tantas, porque a mí y otras presas ya nos han hecho propuestas algunas de las compañeras que tienen esas prácticas, y la verdad es que sí siento la necesidad de tener relaciones, pero también me da miedo que me hagan algo las que ya son parejas porque se celan entre sí y hasta han llegado a sentenciarme diciéndome que cuidado si me enredo con algo ajeno. ¿Será que alguien nos puede ayudar con este problema?».

La otra carta que envió una mujer que llamaremos «Sandra», es más corta, pero relata que «tengo ya un buen tiempo de estar detenida y me ha acostumbrado poco a poco a la vida del penal, pero a lo que no me acostumbro es a tener relaciones (sexuales) con mujeres, ya que ante la falta de hombres y de visitas conyugales, no me ha quedado como a otras aquí adentro más opción que satisfacer mis necesidades con algunas de las compañeras».

¿POR QUE A LOS HOMBRES?

«Esto es incómodo, porque siempre una piensa en los hombres y además como es una práctica muy general en el penal, existe una especie de ‘pirateo’ de parejas y ha habido problemas por celos entre algunas compañeras aquí adentro. Le envío esta carta para ver qué se puede hacer porque la verdad es que siento que el hecho de no poder tener relaciones con hombres, es una violación a mis derechos como mujer tomando en cuenta que en La Modelo hay hasta 16 cuartos para visitas conyugales ¿por qué esa diferencia?, ¿será que los hombres tienen más necesidades que las mujeres?», concluye la misiva.

AUTORIDADES DEL PENITENCIARIO: «SON CASOS AISLADOS»

La exposición de las dos convictas me llevó a preguntar a las autoridades del Sistema Penitenciario, sobre el asunto y tanto el Comandante Carlos Sobalvarro, director general del penal de La Modelo, como la Capitán Clara Marcia, directora de la cárcel de mujeres La Esperanza, negaron que exista tal fenómeno en el interior de las galerías que privan de libertad a decenas de reos.

«Hechos como los que me mencionás de acoso de parte de internas lésbicas no tenemos en el penal, hay internas que son lesbianas que desde que ingresan llegan con esa opción, pero realmente en el centro no generan conflictos a nivel de hostigamiento o acoso hacia otras internas», aseguró la capitán Marcia al conversar con END.

En el centro La Esperanza de acuerdo a la oficial se encuentra una población de 125 internas y cada una de ellas participan y asisten a cada una de las actividades que se programan cumpliendo la línea del sistema penitenciario.

SOLO 24 RECIBEN VISITA CONYUGAL

Pero además Marcia negó enfáticamente que exista discriminación con las mujeres privadas de libertad, pues de las 125 que se encuentran detenidas un total de 24 reciben visitas conyugales, «las otras no porque son madres solteras y no tienen quien las visite».

«En el caso de las mujeres sí existen visitas conyugales tenemos dos cuartos y tienen una programación de tres horas, las visitas son cada 15 días y hay 24 mujeres que reciben visitas y las que no es porque no tienen maridos, son madres solteras que tienen únicamente a sus hijos», añadió.

Asimismo dijo que dentro del marco del respeto a los derechos humanos a las reclusas se les respeta sus opciones y se les trata igual que al resto de la población.

«Sí hay internas lésbicas, no hay discriminación ni separación física del resto de sus compañeras y les decimos cómo debe ser su comportamiento en ese particular, porque incluso hay atención de sicólogas para estos casos y hay ayuda de iglesias cristianas», dijo Marcia.

En ese sentido explicó que cuentan con un equipo de trabajo en el área de educación y orden interior que está integrado por 22 funcionarios abocados de manera directa a todas las actividades que se realizan con las internas en el área de la conducta y la disciplina.

SOBALVARRO: «SI HAY ACOSO QUE LO DENUNCIEN»
Foto
  El Comandante Carlos Sobalvarro dijo que si existen algunas mujeres privadas de libertad que se sienten acosadas sexualmente por sus compañeras, que lo denuncien para que se le respete su derecho. (Foto: Róger Mejía).  

Por su parte, el Comandante Sobalvarro dijo sentirse preocupado por la exposición que hicieron Sandra y Lorna a este medio, pues considera que si en realidad está ocurriendo un fenómeno de este tipo lo más viable es denunciarlo a las autoridades del penal de mujeres.

«En realidad nos preocupa que te estén enviando este tipo de cartas, pero yo creo que lo más viable es que esta gente tiene su derecho independientemente de que estén privados de libertad y si se sienten acosadas lo más viable es que lo denuncien porque eso lo contempla la ley para que le respeten sus derechos», dijo Sobalvarro.

Agregó que «no podemos descartar el hecho porque podría darse algún caso aislado de alguna persona que en un determinado momento abuse, pero si se da este tipo de casos lo mejor es denunciarlo», recalcó.

Informó que en el caso de los varones privados de libertad existe el programa de visitas conyugales, los cuales son visitados cada 15 días de acuerdo a un rol por sus compañeras para tener sus encuentros.

«No hay discriminación alguna, respetamos a todos los reos y no es nuestra política hacer diferencias entre varones y mujeres porque todos tiene iguales derechos, lo que pasa es que a veces no se puede hacer todo lo que ellos quieren», dijo el titular del penitenciario.

Como parte de la atención médica indicaron ambos funcionarios, una de las primeras situaciones antes de entrar a una relación sexual en el caso de las tienen que hacerse un chequeo ginecológico y se le brindan algunas medidas de prevención como preservativos para evitar los embarazos o algún método que ellas quieran utilizar.





  SuplementosSalud y SexualidadEl AlacranCulturalPlaneta CaricaturaEllas

Especiales


Anunciese
Directorio
Subscribase



 
Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web