Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Miércoles 28 de Agosto de 2002 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 14.3791
Venta:    
C$ 14.3814

Reservas internacionales de Nicaragua

Francisco Laínez

Para facilitar el curso del comercio internacional, las actividades de los mercados financieros mundiales y el movimiento neto de capitales, funciona de hecho un Sistema Monetario Internacional, algo así como el sistema monetario nicaragüense, en su marco legal interno.

En su más amplia acepción comprende una extensa red de prácticas comerciales, bancarias y de inversión, alrededor de monedas de países con mayor participación en el comercio mundial, monedas claves, no existe moneda única global. La libra esterlina es la más antigua, el surgimiento del US$ se remonta a la primera guerra mundial, moneda ésta que hoy está ocupando el primer lugar. La liquidez internacional o activos líquidos son todos los recursos disponibles por las autoridades monetarias de cada país para hacer frente a déficits de balanza de pagos.

Comprenden la suma de: oro y divisas extranjeras, facilidades de giro contra el F.M.I., préstamos de otras instituciones internacionales, bancos centrales, gobiernos, otros activos que pueden movilizarse en caso de necesidad. En agosto de 1971 Estados Unidos suspendió la convertibilidad oficial del dólar en oro; las principales monedas pasaron a flotar, abandonando el sistema de paridades fijas acordado en Bretton Woods de 1944, rigió cinco lustros y comenzó a resquebrajarse a fines de los 60.

En Nicaragua, el tema se maneja con extrema superficialidad, asunto de cómo calcular el monto disponible de Reservas Internacionales del país, pura carpintería; y divagaciones sobre dolarización, así de simple. El Sistema Monetario Internacional teórico es un instrumento complejo, y lograr para cada país del mundo un equilibrio adecuado entre objetivos internos y externos, simultáneamente, misión imposible.

Alrededor de la trascendencia de componentes del Sistema Monetario Internacional que repercuten sobre Nicaragua, salta a la vista la necesidad de una revisión profunda en la estrategia de desarrollo, si la hubiere, sobre el rezago de nuestro débil comercio exterior y el crónico déficit de Balanza de Pagos.

Mientras el comercio mundial ha tenido una vigorosa expansión, la participación de Nicaragua se ha reducido; los precios de materias primas y otros primarios siempre inestables, en zig-zag, todo lo contrario ocurre con productos industriales y servicios calificados.

En esas condiciones de comercio exterior, las relaciones entre índices de precios de lo que Nicaragua exporta y los índices de precios de bienes y servicios que importa, son desfavorables, más claro, ¿cuánto puede comprar con sus ingresos por exportaciones?, cada vez menos. Ilustra la exportación de café vs. la importación de insumos y equipos importados.

La paridad del poder adquisitivo del Córdoba con las monedas claves del Sistema Monetario Internacional depende de complejas interrelaciones entre distintos factores económicos que conducen a la tasa de cambio. Factor clave, la dependencia de las alteraciones en los índices de precios internos y externos. El tipo de cambio es el coeficiente que indica la relación entre el valor o poder adquisitivo del córdoba y otra moneda, generalmente, aquella(s) en que cada país denomina sus reservas; ese coeficiente no debe identificarse sólo como multiplicador o divisor de transacciones.

¿Cómo lo definieron en Nicaragua a partir de 1990?, se ignora; la década comenzó con la locurita de C$1 igual a US$1, luego igual a US$20 centavos, y así hasta hoy, cuando C$1 tiene un poder adquisitivo de 7 centavos de US$, cruda verdad.

Nicaragua en su paridad del Córdoba está atado por Convenio a la aprobación del F.M.I. que considera por igual a todos sus miembros, situación inconsistente con las necesidades de Nicaragua, impide la vigencia de políticas cambiarias con objetivos nacionales. País que no cumple lo satanizan o condenan al ostracismo financiero.

El primer gran problema de Nicaragua es producir si quiere salir del atraso, desarrollarse y mejorar las condiciones de vida de los nicaragüenses. Busca tratados de libre comercio y no tiene mucho para vender, especula con turismo y grandes proyectos que están a muchos años de posibles realidades, son puras fantasías, mentiras, que confunden, obstaculizan trabajar las realidades.

Las autoridades nicaragüenses no razonan, patinan y atemorizan con el gastado cuento de devaluaciones e inflación. En estos tiempos, ese rayado disco de extremos, libertad vs. controles o proteccionismo carece de lógica, existe un acordeón de posiciones en el espacio intermedio que depende de estrategias razonables en cada país. Las generalizaciones y teorías son virus que encadenan a los países atrasados.

El sistema monetario internacional aspira a la libre e irrestricta convertibilidad en permanente estabilidad, arma de doble filo al no diferenciar políticas entre países productores de materias primas y países súper industrializados separados por grandes diferencias o rezagos en sus aparatos productores.

Managua, 26 de agosto 2002.





 

Anunciese
Directorio
Subscribase



 
Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web