Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Miércoles 3 de Abril de 2002 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 14.0456
Venta:    
C$ 14.0478

Segunda entrega/parte final
Sor María Romero, la primera Santa Nicaragüense

HUGO HERNANDEZ OVIEDO*
Managua

Foto
  En plena juventud, María Romero Meneses a los 16 años de edad.  

El pueblo católico de Nicaragua y Centro América está pendiente del acontecimiento histórico el próximo 14 de abril, fecha en la cual desde el Vaticano su Santidad Juan Pablo II, procederá a la Beatificación de la sierva de Dios, Sor María Romero, quien realizó en vida muchas obras espirituales y materiales en favor de los más necesitados. Ya están listos para viajar y estar presentes en la Basílica San Pedro, en Roma; Dignos representantes de la alta jerarquía católica, delegaciones religiosas y hasta el ciudadano Presidente de Nicaragua Ingeniero Enrique Bolaños, La Primera Dama Señora Lila T. de Bolaños; también delegaciones religiosas de Costa Rica y de Centro América; Periodistas de televisión estarán cubriendo este acto entre ellos Canal 12 de Nicaragua, transmitirá desde el Vaticano para lanzar las imágenes al mundo; en Nicaragua se realizará una Misa en el Estadio de Granada en tan importante fecha, a las diez de la mañana; para conmemorar la Beatificación de la venerable religiosa, el 10 de abril se realizará el lanzamiento a nivel mundial de un disco compacto en honor a Sor María Romero, trabajo discográfico con la debida licencia eclesiástica de la Curia Arzobispal de Nicaragua, cuya producción está bajo la Dirección General del Reverendo Padre Rolando Alvarez, actual director de Radio Católica, Lic. Gerardo Ruiz, el Sr. Jacinto Acosta, el disco de colección contiene: Canción a Sor María Romero, letra, música y arreglos del maestro César Prado, interpreta su hija Vanessa Alexandra Prado Baltodano; biografía de Sor María Romero, con la adaptación y la voz de quien escribe estos datos; palabras de su Eminencia Cardenal Miguel Obando y Bravo, agradeciendo al Santo Padre Juan Pablo II por la Beatificación de la primera Santa de Nicaragua. Los temas musicales: «Bienvenido Juan Pablo II a esta Tierra» y «Hoy te recibimos a Juan Pablo II», finalizando con el Instrumental «Canción a Sor María Romero». Es un disco que debe estar en todos los hogares católicos.

SOR MARIA FUNDO ORATORIOS Y MUCHAS OBRAS SOCIALES

En 1958 se inicia la construcción de una escuela de Párvulos en el Cafetal, lugar en el que se instala Sor María el 31 de enero de 1959, después logra levantar un segundo piso para los Oratorios y para los pobres, la edificación recibe el nombre «La Casa de María Auxiliadora, Obras Sociales»; se inician los cursos profesionales y artesanales para jovencitas pobres, las catequesis para los pobres y la escuela de alfabetización; Sor María impartía clases de piano y pintura; por las tardes sumergida en sus oraciones: «... Señor haz que pueda sonreír a los tristes y angustiados, dar serenidad a los atribulados, unir los corazones distanciados y apasiguar todos los enconos y violencia; haz que pueda dar siquiera un pedazo de pan a todos los hambrientos que me pidan... un vaso de agua a los sedientos; un retazo de lienzo a todos los desnudos y un albergue en mi alma, siquiera a todos los peregrinos»... El 11 de octubre de 1963, se coloca la primera piedra para la construcción de la Capilla, cuyo costo económico era procedente de donaciones y el 5 de junio de 1964, se realiza la bendición de la Capilla. Se comienza los Sábados de María Auxiliadora, con misas vespertinas y procesión; la novena de Navidad para los niños, para febrero de 1965, inician las tandas de Ejercicios Espirituales.

ERA INCANSABLE EN SU APOSTOLADO

El 8 de diciembre de 1966 se coloca la primera piedra para la construcción del Dispensario; el 6 de junio de 1967 da comienzo el servicio de los pobres en el Ambulatorio, en ese mismo año el 14 de septiembre inicia la Escuela de Orientación Social; siendo su fuente inspiradora la comunión con Dios y la Virgen a quienes les decía: «... Mi Rey y mi Reyna haz que pueda dar un rayo de luz a todos los que andan en tinieblas; encaminar hacia el bien a todos los que andan extraviados; dar la mano de la caridad a todos los que están a punto de caer y, levantar con delicadeza a todos los caídos».... Haz que pueda arrancar las espinas de todos los corazones oprimidos, devolver la paz a todos los que la han perdido; cubrir con el manto de la caridad a todos los pobres pecadores, y derramar por doquiera... refrigerio, descanso, bienestar y calma»....

VIAJA A ITALIA PARA DAR A CONOCER SU OBRA APOSTOLICA

Viaja a Italia el 11 de junio de 1969, primero visita Turín; luego reza ante el sepulcro de San Pedro; fue recibida en audiencia por su Santidad el Papa Pablo VI, muy emocionada -dijo- «Vi en sus ojos la mirada de Jesús», finalizando su visita en Milán, retornando a costa Rica el 14 de octubre de 1969; otro gran logro fue la inauguración del Complejo «Casa Familiar» para jóvenes sin techo, también inauguró las primeras casitas de los pobres de Salitrillo o Ciudadela de María Auxiliadora el 12 de octubre de 1973; todo lo que iniciaba lo llevaba hasta su total realización, pero de donde salía ese dinero? Increíble, -decía- que su Rey y su Reyna se lo enviaba con personas caritativas; esas obras eran el resultado divino que solicitaba en sus oraciones «... Sí Dios mío, concedeme la gracia de poder consolar a todos los que encuentre sufriendo por el camino del calvario y ser instrumento de tu bondad y de tu misericordia. Lléname de mansedumbre, humildad, bondad y dulzura; de comprensión y piedad; y graba en mi alma y en mi corazón tu imagen Santísima, de tal manera que ya no sea a mí a quien vean sino a ti, dulce amor mío»...

EL CLUB ROTARIO DE COSTA RICA LA DECLARA «MUJER DEL AÑO 1976»

Por sus relevantes cualidades como religiosa, fundadora de obras en favor de los pobres el Club Rotario le condecoran con medalla de oro como «La mujer del Año» el 10 de noviembre de 1976; al llegar el momento de la entrega de la condecoración; Sor María muy agradecida -dijo- «Esta medalla es para mi... y, ¿Para los pobres?; siempre tenía en su mente a la gente humilde más necesitada.

PRELUDIO DE SU VIAJE AL CIELO
Foto
  Aquí reposan los restos de Sor María Romero en el cementerio general de San José, Costa Rica; aquí es el lote destinado a las hermanas de la congregación, lugar que ella solicitó para ser sepultada.  

El semblante de Sor María, cada día reflejaba cansancio, razón por la cual la Madre Superiora le dijo que era necesario que se tomara un descanso y para el 2 de julio de 1977, la venerable Sor María Romero parte a su tierra natal Nicaragua, en el aeropuerto de Managua, era esperada por sus dos hermanas y una sobrina; le habían preparado un refugio ideal, (en vista que Sor María había pedido que nadie supiera, que estaba en descanso) era una casita de campo frente al mar, en las Peñitas, al sur de Poneloya, ese refugio lo había alquilado a un médico amigo de la familia; cuando se dirigían a ese lugar, Sor María -dijo- Deseo estar tranquila, estoy muy cansada. Quiero callar: me bastará tener la fortuna de poder pasar una hora por la mañana y una por la tarde, delante de Jesús Sacramentado»... El ambiente era de mucha paz en las Peñitas, admirar cuando se oculta el sol o bien sentir la suave brisa del mar; el calendario indicaba la fecha 7 de julio de 1977, Sor María y la familia paseaba por la playa, a pocos pasos de la casita; cansada Sor María se encamina a sus habitantes, el reloj marcaba las 3:50 de la tarde; habían transcurrido cinco minutos cuando sus hermanas Chila y Pastora llamaron a la puerta de la habitación de Sor María en vista que no contestaba, abrieron y se llevaron tremenda sorpresa, el cuerpo de la reverenda estaba en el suelo; yacía, fría, inerte, había muerto la benefactora de los pobres y de la juventud, había muerto -quien en vida- constantemente estaba en oración con Dios y la Virgen, siempre pidiendo para sus pobres, esa gente humilde a quienes colmó de bondad, dulzura y caridad, ya que los más necesitados fueron la razón de su vida. Sor María de la Congregación de Hijas Auxiliadora o Salecianas de Don Bosco había escrito: Pronto Señor nos veremos/en tu casa solariega/Contadas tienes las horas/y los pasos de mis sendas,/ contadas mis pulsaciones/ las gotas de mis venas.

ATENDIENDO SU DESEO FUE SEPULTADA EN EL CEMENTERIO GENERAL DE SAN JOSE COSTA RICA

El 8 de julio 1977, en la catedral de Granada se ofició misa de cuerpo presente, el alcalde las solicitó para hacerle vela de honor. El 9 de julio, llegó el cadáver al aeropuerto «Tobías Bolaños» Costa Rica, donde la esperaba el pueblo entero. El 10 de julio de 1977, atendiendo uno de sus deseos, fue sepultada en el cementerio general de San José, Costa Rica, en el lote destinado a las hermanas de la congregación. Su paso por este mundo fue para dejar el legado de Santidad; la verdad en el amor al Dios vivo, de carne y hueso representado en los hombres, niños, mujeres y ancianos pobres, en cada uno de ellos palpita Dios.

(*Recopilador de datos biográficos)





  SuplementosSalud y SexualidadCultural

Especiales


Anunciese
Directorio



 
Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web