Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Jueves 11 de Octubre de 2001 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 13.6608
Venta:    
C$ 13.6630

FENIFUT estricta
No hay justicia

MARTIN RUIZ BORGE

En su último Comunicado, la Federación Nicaragüense de Fútbol ratificó la inaudita sanción de seis meses para el jugador del equipo Parmalat, David Solórzano, independientemente de que el "ofendido", que fue el árbitro Fidel Bonilla, eximió al jugador de toda responsabilidad.

Lo increíble de la decisión de FENIFUT es que hace caso omiso a los últimos acontecimientos y como todo Torquemada, sólo impone su ley. Al jugador se le aplica una sanción de seis meses, prácticamente se le está sacando del Campeonato y por una acción que no existió.

Solórzano fue expulsado en el juego Diriangén-Parmalat el pasado 30 de septiembre, por supuesta agresión contra el árbitro Bonilla, quien debió abandonar el desafío. FENIFUT sancionó con seis meses de suspensión al jugador, aplicándole los artículos 39 inciso 1-B y el 12 del Código de Sanciones, además de la acostumbrada multa de 250 córdobas que se le dan a todos los jugadores castigados.

Inicialmente se había dicho que la pena se daría de acuerdo a los resultados de los exámenes médicos que se practicarían al árbitro Bonilla, mientras tanto, estaba suspendido. Pero resulta que los exámenes indicaron que Bonilla no tiene lesión alguna, sólo golpe muscular producto del choque con el jugador.

Da la impresión de que FENIFUT estaba dispuesta a sancionar y aplicó la ley con todo su rigor. En un Torneo que dura ocho meses, sacar a un jugador durante seis, prácticamente es dejarlo fuera.

Pero surgió la sorpresa. Al conocer la sanción, Bonilla envió una carta a la FENIFUT en la que expone que no hubo mala intención de parte de Solórzano, sino que fue un "accidente", como algunos choques que se dan en cualquier deporte. Ahí, prácticamente exime al jugador de todo intento de agresión.

El equipo Parmalat apeló a la sanción, pero FENIFUT se hizo de la vista gorda y mantiene la sanción. Pero también pende una sanción contra el árbitro Fidel Bonilla, que también podría ser de seis meses de inactividad por retractarse hacia lo justo.

Ahí es donde se observa lo mal que se administra la justicia en nuestro fútbol. Si el árbitro ya dijo que no hubo agresión, ¿por qué insisten en mantener el castigo? ¿Acaso creen que hubo coerción o algún soborno? ¿Qué pruebas tienen?

Lo único que podemos deducir es que hay empeño para afectar al equipo Parmalat y atacar a todos aquellos jugadores que abandonan las filas del Diriangén que, al igual que el Bóer en el béisbol, cuentan con el respaldo federado. Son protegidos.

Mientras perteneció al equipo Diriangén, David Solórzano NUNCA tuvo problemas de disciplina, ni fue expulsado por actos de agresión. Pero lo curioso es, que no más salió del equipo rayado, al igual que le pasó a Livio Bendaña y Chema Bermúdez, los árbitros son implacables y no le perdonan nada, dando la impresión de que se les castiga su salida del famoso club diriambino.

El Parmalat apeló a la sanción y no hubo respuesta. Lo único que queda por hacer es recurrir al Ejecutivo de la Federación, específicamente con el Presidente, el ingeniero Julio Rocha, para que decida, igual a como lo hizo al inicio del Campeonato en que le quitó la fecha de castigo que tenía pendiente la cancha del estadio "Cacique Diriangén", o aprobar la presencia del jugador Armengol González, que estando detenido, se le dio "permiso policial" para jugar con los Caciques.

Si ya dijo el árbitro Fidel Bonilla que no hubo agresión ni ofensa, ¿por qué mantienen la sanción de seis meses para Solórzano?

Hay que ser justos.

David Solórzano está sancionado por FENIFUT con todo y que el árbitro se retractó en su decisión.





 

Anunciese
Directorio



 
Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web