Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Jueves 17 de Mayo de 2001 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 13.3439
Venta:    
C$ 13.3461

¿De dónde salieron los 800 mil dólares?
Helicóptero que usa Alemán fue comprado
* ¿Le quedará este aparato a Alemán cuando baje de la silla presidencial?
* Toda la historia de cómo fue adquirido y la intervención y uso de Byron Jerez
* Conserva placa de Guatemala y lo maneja un ex-general del Ejército chapín por evidente desconfianza con el personal nicaragüense
* Contraloría debe investigar origen del dinero y si se quedará como bien del Estado



El señor Gregorio Valdez O’Connell, Director de Aeroservicios Ave, una empresa guatemalteca dedicada a la venta y alquiler de helicópteros, mantiene una estrecha y sólida amistad con el señor Alfredo Caballero, Gerente y propietario de la empresa La Costeña, una de las dos aerolíneas locales que operan en Nicaragua.

Estos dos personajes, fueron contactados en los primeros meses del año pasado por Eduardo Urcuyo, un nicaragüense que vivió algún tiempo en Guatemala, pero que regresó a Nicaragua y en las pasadas elecciones municipales fungió como Jefe de Campaña del derrotado candidato del PLC en Managua, doctor Wilfredo Navarro.

Eduardo Urcuyo, bajo instrucciones directas del ex hombre fuerte de la Dirección General de Ingresos, DGI, Byron Jerez, tenía la misión de adquirir un helicóptero para que se movilizaran el Presidente Arnoldo Alemán y sus allegados, pero también que sirviera como un importante medio para hacer proselitismo político a favor del candidato a la Alcaldía de Managua por el PLC.

LO ADQUIEREN EN 800 MIL DOLARES

Lo anterior es el resultado de algunas pesquisas realizadas por END con el objetivo de que la opinión pública conozca la historia del misterioso helicóptero Bell-407, color rojo con franjas doradas, el cual es piloteado por un Coronel retirado de las fuerzas armadas de Guatemala y que es donde se moviliza el Presidente Arnoldo Alemán y sus más allegados.

Tras realizar una serie de reuniones de negocios e inspeccionar algunos helicópteros, tanto el señor Gregorio Valdez como Alfredo Caballero le recomendaron a Urcuyo la adquisición del Bell-407, que en esos momentos era de color negro.

Luego de algunas negociaciones entre Urcuyo, Valdez y Caballero, se fijó un precio de 800 mil dólares bajo la condición de que fuera pintado en rojo con franjas doradas y que les consiguieron los servicios de un piloto extremadamente confiable.

Así fue que vino ese aparato a Nicaragua. Desde ese momento vino piloteado por el ex Coronel de las Fuerzas Armadas de Guatemala, un ex compañero de armas del piloto personal de Piero Cohen Montealegre, el General retirado del Ejército chapín, José Vidal Campos Bonilla.

Hay que destacar que el primero en sacarle provecho a esa aeronave fue Byron Jerez, quien lo ocupó varias veces -y probablemente lo sigue utilizando- para viajar a la Región Autónoma del Atlántico Norte, concretamente a un sitio ubicado entre Puerto Cabezas y Siuna, donde posee una fábrica de materiales de construcción.

NO LO SACARON EN LA CAMPAÑA

Además de Byron Jerez, esa nave empezó a ser utilizada por el Presidente Alemán en sus constantes viajes a lugares alejados de la capital.

De acuerdo a nuestras indagaciones, el helicóptero no fue utilizado durante la campaña electoral de Wilfredo Navarro, porque ya se había filtrado alguna información de la presencia de esa aeronave; nunca se preocuparon por obtener la debida autorización de Aeronáutica Civil, y porque el Presidente ya lo había escogido para él y prueba de ello es que ordenó la construcción del famoso helipuerto en «El Chile».

La orden del Presidente Alemán de construir el helipuerto resultó tajante. La Empresa Construcciones Nacionales, ECONS-3, bajo la dirección de Javier Alvarado, lo hizo en un tiempo relámpago. Por esa obra y por otros trabajitos, el director de esa empresa del Estado recibió como regalo una camionetona cuatro por cuatro nuevecita, de paquete, en reconocimiento a su eficiente labor.

Es que el Presidente Alemán ya tenía helicóptero, pero no tenía helipuerto. Eso no podía ser. Eso es como que usted tenga vehículo y no tenga garaje. Pero, nuevamente surgen las grandes interrogantes: ¿de dónde salió el dinero para la compra del helicóptero que lo más seguro es que quede en manos del Presidente Alemán cuando entregue su cargo el próximo diez de enero?

LAS RESPUESTAS QUE HEMOS RECIBIDO

En varias ocasiones, cuando se ha consultado al Presidente Alemán sobre la procedencia de ese helicóptero, él ha dicho que es rentado y asegura que es del señor Alfredo Caballero.

Sin embargo, eso no es así. El señor Alfredo Caballero únicamente tiene un helicóptero similar al Bell-407, pero con la enorme diferencia de que ES COLOR AMARILLO.

Además, hay algo donde no nos podemos perder: La placa de la nave confirma su origen. Las placas de las naves nicaragüenses comienzan con las letras YN, mientras que las guatemaltecas inician con TG y ese helicóptero rojo con rayas doradas es un Bell-407, placa TG-NVR. El colmo es que esos códigos todavía los mantiene la nave que cuando no vuela, se encuentra en el hangar de Nica en el aeropuerto Sandino.

ES FULL EXTRA

El helicóptero rojo con dorado es una aeronave Full Extra, lo que en el vocabulario de los pilotos significa que tiene todas las comodidades. Es una nave con ocho plazas, diseñado para ocho pasajeros y cuenta con muchos detalles, es un «fuera de serie».

EL NUEVO DIARIO se comunicó hace días a Guatemala con don Gregorio Valdez O’Connell, director de Aeroservicios Ave, la presunta empresa propietaria del Bell-407 para conocer su versión sobre el asunto. Del otro lado de la línea telefónica, el funcionario pareció perder la calma cuando le mencionamos lo del helicóptero presidencial.

Le preguntamos que si habían alquilado un helicóptero la Presidente Arnoldo Alemán, a lo que respondió que esa era primera noticia que él recibía sobre el asunto.

Cuando insistimos sobre el origen del helicóptero, Valdez, evidentemente enojado perdió la calma y dijo que «no estaba obligado a revelar nada sobre los contratos que la empresa tiene con sus clientes».

Al insistir que si el gobierno de Nicaragua o el Presidente Alemán era su cliente, sobrevinieron unos segundos de silencio. Luego solo se escuchó el «beep... beep... intermitente. El hombre cortó sin confirmar ni desmentir la especie.





  SuplementosEsta Semana

Anunciese
Directorio



 
Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web