Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Martes 6 de Marzo de 2001 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 13.1914
Venta:    
C$ 13.1935

¿Demasiada emoción lo mató?
Falleció en un motel

KARLA CASTILLO
Managua

Un padecimiento cardíaco causó la muerte de un hombre de 32 años, quien ingresó, junto a una joven mujer, a un motel ubicado en el Siete Sur, y a eso de las dos y media de la madrugada de ayer lunes fue encontrado muerto por el camarero que estaba a cargo del establecimiento.

El hecho ocurrió en el motel El Siete Sur y asustó al personal que atiende el mismo, ya que era la primera vez que se presentaba una situación así. La identidad de la víctima fue reservada por la Policía del Distrito, para no afectar emocionalmente a la familia del fallecido.

La persona que denunció el hecho fue el señor Carlos Anastasio Mercado, quien atendió a la pareja, a su llegada al motel, a eso de las siete y media de la noche del domingo.

El hombre, de piel morena que lucía una camisa roja, pantalón azul y botas militares, llegó en compañía de una joven de unos 25 años, que se registró con el nombre de Nidia en el hospedaje. Se desconoce qué nombre proporcionó el futuro difunto.

Nidia usaba una blusa amarilla de tirantes, una falda estampada en tonos amarillo y negro y zapatos de tacón, negros. Ambos entraron al cuarto que les asignaron y las horas empezaron a transcurrir.

Al parecer, el señor Mercado abandonó unos minutos el local, para comprar algo de comida, a eso de las dos y media de la madrugada del lunes, pero de inmediato regresó, al ser avisado de que un hombre estaba tendido, en mal estado de salud, dentro de una habitación.

En efecto, se trataba del hombre que ingresó con Nidia, el cual estaba «boqueando», es decir en agonía. Estaba desnudo y al parecer su compañera lo había abandonado a su suerte, con apenas el pantalón azul sobre sus partes nobles.

Mercado afirma que corrió, para llamar por teléfono a una ambulancia, pero al regresar al cuarto donde estaba el hombre, lo vio quieto. Ya había muerto.

Los empleados del motel no vieron señas de violencia. La Policía retiró el cadáver y lo llevó al Instituto de Medicina Legal, para que lo sometieran a la autopsia que al final aclaró la causa de su muerte.

El subcomisionado Félix Guido, segundo jefe de la Policía del Distrito Tres, informó por la tarde de ayer que la identidad y procedencia de la víctima eran plenamente conocidas y que el caso estaba cerrado, ya que no había motivos para investigar a su acompañante, quien seguramente huyó asustada del lugar. El forense diagnosticó que el afectado sufrió de un efisema en una arteria y que el consumo de licor, previo a la relación sexual, le provocó una fibrilación, que lo condujo a la muerte.





  SuplementosMartes

Anunciese
Directorio



 
Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web