Portada
Archivo
 
El Nuevo Diario
Miércoles 12 de Diciembre de 2001 | Managua, Nicaragua
_
 
Busqueda
Escribenos
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos
Clasificados online
$ Cambio  
del Dólar  $
Compra:
C$ 13.7967
Venta:    
C$ 13.7989

Los enjambres de Chiltepe
Taller sobre fallas y amenazas sísmicas

SERGIO AGUIRRE ARAGON
Managua

Foto
  Un taller sobre fallas geológicas y amenazas sísmicas lleva a cabo INETER en el Centro de Convenciones del Hotel Intercontinental. (Manuel Zapata)  

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER) está realizando un taller que culmina el jueves en el Centro de Convenciones del Hotel Intercontinental, donde se exponen diversas conferencias relacionadas con las fallas geológicas y la amenaza sísmica.

Durante su ponencia, Antonio Alvarez Castillo, de la Dirección General de Geofísica del INETER, expuso un estudio de evidencias de fallamiento superficial en las áreas de hojas topográficas en San Isidro de la Cruz Verde y el municipio de Esquipulas.

«La búsqueda de evidencias superficiales que sugieran alguna ocurrencia de fallamiento geológico en un área, es una de las tareas preliminares y necesarias a realizar para su correcta localización. Estas tareas van desde el estudio de información disponible hasta su determinación en el campo, a través de la observación directa en el aforamiento o en las trincheras exploratorias abiertas en el subsuelo», apuntó.

DESCRIPCION DE FALLAS

El experto describe el resultados de los trabajos del reconocimiento geológico, mapeo y documentación de trinchera y cortes de camino, y datos de estudio geológico por fallamiento superficial, realizados por diversos autores dentro del área de las hojas topográficas.

«Fallamientos que muestren desplazamiento de las capas guías de El Retiro/San Judas que datan del holoceno, no se encontraron, sin embargo, el resultado muestra algunas de estas evidencias, en particular diaclasamiento o fracturamiento. Zonas con un marcado y denso fracturamiento fueron encontradas en unidades de edad pleistocénica más antiguas, caso de la secuencia en Villa Fontana», precisó.

Asimismo, dijo que estos rasgos estructurales permiten dar un seguimiento al sur de las fallas geológicas conocidas que atraviesan el área urbana del viejo centro de la ciudad de Managua, igual que al este y sureste. «Estos son los sistemas de fallas de San Judas, Tiscapa-Chico Pelón, Zogaib-Escuela, La Centroamérica, El Mirador-Las Colinas y el Aeropuerto.

LOS ENJAMBRES DE CHILTEPE

En relación al enjambre sísmico ubicado al noreste de Managua, el expositor Francisco Segura explicó que se analizó un total de 489 sismos ocurridos en una actividad tipo enjambre en la península de Chiltepe, localizada en el litoral sur de lago Xolotlán a 15 kilómetros de la ciudad capital.

«En este sitio, el volcán Apoyeque finaliza el segmento de la cadena volcánica que viene desde el volcán Cosigüina al Sur Oeste del litoral del Pacífico de Nicaragua, y aquí sufre una interrupción desplazándose hacia el sur unos 15 kilómetros aproximadamente», señaló.

Esta crisis -prosiguió- empezó el 14 de enero del 2001 y duró alrededor de 17 días, el sismo mayor alcanzó magnitud de 5.0 en la escala Mercali, causando justa alarma en aquellos poblados ubicados en un radio de 30 kilómetros.

Las comarcas y ciudades vecinas a la zona epicentral vivieron 17 días de zozobra debido a los ruidos subterráneos y las sacudidas, que si bien correspondían a sismicidad moderada, los epicentros estaban próximos y a profundidad superficial, en su gran mayoría en los primeros 12 kilómetros de la corteza terrestre. Añadió que la sismicidad, mediante mapas epicentrales, cortes sísmicos y mecanismos focales sugieren que la dinámica local está siendo controlada por fallamiento regional predominando movimientos de rumbo seudo paralelos a la falla de Mateare.

LOS MOVIMIENTOS DE APOYEQUE

Segura indicó que por otro lado, los movimientos en el extremo sur del volcán Apoyeque influencian los sistemas de rupturas del aparato volcánico donde se combinan falla radiales y anulares cuyas manifestaciones, vistas como un todo, oscurecen a primera vista una asociación rápida.

Sin embargo, continuó, es clara la influencia y repercusión que una crisis sísmica tiene sobre todo el sistema de fallas, tanto regional como local. Por ejemplo -citó- al oeste y sur del cráter, algunas soluciones de mecanismos de ruptura sugieren deslizamientos de tipo normal; y al sur y al oeste desplazamientos verticales. No obstante, los movimientos de mayor impacto tienen que ver con los desplazamientos paralelos al litoral del pacífico en respuesta al empuje de la Placa Coco sobre El Caribe.





 

Anunciese
Directorio



 
Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web