SuplementosCultural
Especiales Grave violencia
Violencia
Wong: dice
Anunciese Directorio
  
El Nuevo Diario
Sábado 30 de Septiembre de 2000 | Managua, Nicaragua
_

Menu Portada Archivo Busqueda Escribenos Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos

Hoy puede volverse huracán frente a Honduras
"Keith" amenaza con inundarnos
* Vienen tres días de aguaceros fuertes
* Hay daños de agua y cosechas perdidas
* Reactivan varios comités de emergencia
* "Joyce" pierde fuerza pero es peligro


Joaquín Tórrez A.

Poco más de medio centenar de comunidades aisladas, más de una docena de ríos desbordados, centenares de familias evacuadas, miles de manzanas de cultivos anegados de agua y el fantasma del huracán Mitch flotando en el ambiente, es el resultado de las primeras lluvias que desde el miércoles se han sucedido en el país.

Estas lluvias son producto de una tormenta tropical llamada Keith, que se ha estacionado al noreste de Cabo Gracias a Dios, y que según los reportes metereológicos, provocará lluvias en todo el país en los próximos tres días.

Esta tormenta tropical, que podría convertirse en huracán hoy en la tarde, es la misma que hace dos días fue reportada como Depresión Tropical No.15. Anoche tomó fuerzas y se localizaba a 299 kilómetros del poblado de La Ceiba, en Honduras, cercana a Cabo Gracias a Dios, ocasionando vientos de hasta 85 kilómetros por hora (y rachas de 100 kilómetros por hora) y alimentada por una zona de lluvias que sube desde las costas del Océano Pacífico. Esto significa que tenemos mal tiempo para rato.

Los Comités de Emergencia se han activado en buena parte del país, pero más en la zona de San Rafael del Sur, Rivas y Occidente, sobre todo en Corinto, León y Chinandega, municipios que la Defensa Civil reporta como los más afectados hasta el momento. En Occidente y en el Sur del país declararon la Alerta Amarilla por los muchos daños ocasionados, mientras que en el norte y centro del país existe alerta verde, es decir, están organizando los Comités de Emergencia.

En Chinandega las lluvias no han cesado desde el pasado lunes. Unas 300 familias de cinco comunidades del municipio de Villanueva (que además fueron afectados por el huracán Mitch), perdieron por completo sus cultivos de maíz, frijoles y plátanos. Entre las comunidades afectadas se mencionan Las Sepas, Sacromonte, Las Huertas, Matapalos y Las Pozas.

Los datos sobre las comunidades y las manzanas de cultivos afectadas son preliminares, porque aún hay lugares a los que no se puede entrar producto de las inundaciones. Uno de estos lugares es el reparto Jerusalén, en Villanueva. Por ahora, los ríos que se han desbordado son los ríos Gallo, Negro, Guasaule y Estero Real.

En Corinto el panorama es igual, sólo que las inundaciones han sido en plena ciudad en los barrios El Playón, Camilo Ortega, Azarías H. Pallais, Omar Torrijos, El Chorizo, San Martín, Los Robles y Nueva Esperanza. De este último barrio, la Defensa Civil evacuó a 9 familias hacia la Escuela Antonia Lara.

En el balneario El Tránsito, cerca de Puerto Sandino, hasta la tarde de ayer, 15 familias de varias comunidades aledañas, entre ellas la comunidad San Pablo, fueron evacuadas debido al desbordamiento del río El Contrabando. En el balneario de Salinas Grandes, otras 18 casas de la comarca Omar Torrijos, fueron afectadas.

Asimismo, la Defensa Civil informó que varias comunidades entre ellas, Ramírez Goyena Norte y Sur y La Gallina, se encuentran incomunicadas porque los puentes peatonales fueron arrasados con las crecidas de varias quebradas. Una de estas vías está sobre la Carretera a Poneloya. La Defensa Civil de Occidente permanece en constante vigilancia de las comunidades San Cristóbal, Rancherías, ante la posibilidad de derrumbes en las laderas de sus cerros.

En tanto en la comunidad de Troilo, unas 52 personas fueron evacuadas y refugiadas en el Asentamiento Nuevo Amanecer, debido a la inundación de por lo menos 11 casas, mientras, en Poneloya, en el Barrio Nuevo, 20 familias se trasladaron por sí solas a casas de sus vecinos y familiares porque sus casas quedaron anegadas de agua.

Hasta ayer, sólo se conocía de una vivienda desplomada en la comunidad Los Angeles, cerca del sector de Chacaraseca. Esta casa fue la finca del señor Antonio Hernández. Afortunadamente los diez habitantes de esa casa salieron ilesos.

Producto de las lluvias y estos daños reportados, ayer mismo se reactivó el Comité de Emergencia, y disponiendo de todos los recursos posibles, tanto humanos como materiales para atender mayores eventualidades. Una de las primeras tareas es la de atender las comunidades afectadas y evitar la propagación de enfermedades como el Dengue.

CARDENAS AISLADA

En Rivas, las lluvias han provocado las crecidas de varios ríos, entre ellos Cañitas, Mena y Cárdenas, los cuales ayer tenían aislado a este municipio fronterizo con Costa Rica. Otros sectores afectados por las lluvias fueron San Juan del Sur, con el crecimiento del caudal del Río Ostional. En el municipio de Tola, hay varias comunidades incomunicadas, sobre todo en la comunidad Las Salinas.

La formación de los Comités de Emergencias, han sido paralelos a las lluvias. Uno de los comités recién formado es el de la Isla de Ometepe, ante el peligro de posibles deslaves en los volcanes Concepción y Maderas. A la vez que se formaron los Comités de Emergencia en Rivas, se formaron grupos de defensa del consumidor, para evitar que los comerciantes alteren los precios de los productos, aprovechándose de la situación de emergencia.

MAS DE 100 FAMILIAS AFECTADAS EN MASACHAPA

Mientras tanto, en el municipio de San Rafael del Sur, las lluvias que se han sucedido desde el jueves, dejaron como saldo inicial, unas 106 familias afectadas, y centenares de manzanas de plantaciones de caña, anegadas de agua.

Parte de las comunidades afectadas, según datos del Comité de Emergencia Municipal, son Quebrada Los Vivas, El Bongo, Villa Kobe, Quisalá, El Aserrío, y los caseríos cercanos al Ingenio Montelimar. Las personas que evacuaron de estas comarcas fueron trasladadas a la Escuela República de Ecuador y a la Casa Comunal de Villa Kobe. Uno de los que más daños ha provocado es el desborde del Río Masachapa, que arrasó con varios puentes peatonales.

Asimismo, producto del desborde de ríos, se cuentan varias comunidades aisladas, entre ellas San Antonio, Pochomil, El Madroñal, Pochomil Viejo, Miramar, Loma Alegre, San Pedro, Los Navarrete y Los Gaguitos. Aparte del desbordamiento de ríos, algunas de estas comunidades también han sido afectadas por el derrumbe de las laderas de cerros. Uno de estos derrumbes ocurrió en la carretera que va de El Crucero hacia Masachapa, justo en el sector conocido como Vuelta Los Cabros.

Si los daños a los caseríos son muchos, igual lo son en las plantaciones, como en los cañaverales del Ingenio Montelimar, los que según versiones de campesinos que han podido salir de sus casas, tienen más de 1 metro de agua. Para los que conocen, la carretera adoquinada entre el Ingenio Montelimar y El Carmen, está cortada en el kilómetro 56.

ALERTA EN LAS SEGOVIAS

Según el Mayor Norman Sánchez, de la Defensa Civil Nacional, los poblados de Murra, Jalapa, El Jícaro, Wiwilí, Quilalí, San Juan del Río Coco y Telpaneca, han sido declarados en alerta ante la posibilidad de derrumbes de las laderas de los cerros y el desborde de los ríos. Igual alerta mantienen en Matagalpa y Jinotega, aunque en esta región, hasta ahora, no les han reportado daños.

JOYCE AHORA ES TORMENTA

El hasta ayer huracán Joyce, perdió fuerzas y fue degradado a categoría de tormenta tropical, aunque no deja de significar peligro para nuestro país porque sigue su ruta en dirección noroeste, es decir hacia el Atlántico Central. Esta tormenta podría afectar las costas de Colombia y Venezuela.

Ayer, Joyce se encontraba a 605 kilómetros de Barbados, con dirección oeste, moviéndose a 26 kilómetros por hora. Sus vientos más fuertes eran de casi 92 kilómetros por hora. Pronosticadores del Centro Nacional de Huracanes, informaron que esa ruta no la cambiará en las siguientes 24 horas.

Algo que no descartaron es que, cuando Joyce, toque tierras en las Antillas Menores (tal vez este fin de semana), podría tomar fuerzas y retomar su estatus de huracán. Su hermano, el huracán Isaac, siguió su rumbo hacia el Atlántico Norte.

En cambio, la Tormenta Keith (la culpable de las lluvias de los últimos días), sigue estacionada al noreste de Cabo Gracias a Dios, moviéndose lentamente a 55 kilómetros por hora y con vientos de 85 kilómetros por hora. Esa misma posición tendrá en los días siguientes. Las posibilidades de que se convierta en huracán son fuertes. (Colaboraron con esta nota los corresponsales Erick Hurtado, Marianela Flores, Flor de María Palma y Melba Sánchez)



Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web