Especiales Grave violencia
Violencia
Wong: dice
Anunciese Directorio
  
El Nuevo Diario
Domingo 1 de Octubre de 2000 | Managua, Nicaragua
_

Menu Portada Archivo Busqueda Escribenos Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos

Joyas del fútbol nicaragüense
Livio Bendaña Espinoza

MILTON CUADRA SERRANO

Foto
   

Uno de los más grandes jugadores que ha producido nuestro fútbol es sin lugar a dudas Livio Bendaña Espinoza. Nació en "la cuna del fútbol nacional": Diriamba, el 22 de septiembre de 1935. Hombre acusioso de firmes y grandes principios que a lo largo de su vida defendió con vehemencia no importando los riesgos.

Livio es parte de esa lista de atletas injustamente dejado de lado.. en el olvido por nuestras autoridades deportivas. Los amantes del fútbol pensamos que LIVIO BENDAÑA E, debe estar desde hace buen rato en nuestro Salón de la Fama del Deporte Nicaragüense porque además de ser un ciudadano ejemplar es un eximio futbolísta nacional que brilló dentro y fuera de nuestro país.

Su vida, extrañamente accidentada transcurrió tranquila y solaz en su infancia con los hermanos de La Salle como maestros, se dedica pronto a jugar fútbol y sus dones naturales le hacen brilla e integrar la selección de primera del IPD conocida por décadas como " La invencible". Por las tardes se les escapaba a los "curas" con su hermano Carlos, para ir a ver los entrenamientos del Diriangén.

Rápidamente se dió cuenta de quienes eran los mejores y no se cansaba de observarlos...ya a los trece años Livio hacía directamente preguntas al DT y capitán de los Caciques. Este maestro le dedicó tiempo al nóvel jugador porque se enteró de las cualidades y deseos por jugar de "Centre Forward" en el Diriangén: El maestro al ver que solo manejeaba la pierna derecha lo envió a jugar al "ala izquierda"; así se le llamaba al extremo que atacaba por ése lado.

Livio era por naturaleza habilidoso con su pierna derecha pero escuálido con la izquierda, lejos de desmoralizarse, Livio dedicó largas horas al adistramiento de su pierda izquierda mientras jugaba en el Excelsior Mayor del IPD. Existe una frase eterna: Todo lo que el hombre sembrase eso también segará... y Livio había sembrado con sacrificios y disciplina una buena semilla... los frutos fueron hermosos.

Cuando cumplió quince años (1950) su maestro lo inscribe en la primera división jugando nada menos que en el Diriangén; el equipo de sus sueños. En tercer año Livio era la admiración del alumnado y "curas" de La Salle. Nunca imaginó Livio, que aquel maestro había dedicado su tiempo y conocimientos con el objetivo de llenar el espacio que dejaría al retirarse del fútbol.

Este maestro por años buscó su reemplazo y cuando lo encontró no perdió tiempo. Por esta razón, aquella gloria de nuestros fútbol y miembro fundador de nuestro Salón de la Fama aseguraba que su mejor alumno era Livio Bendaña. Así el alumno y el maestro cumplieron sus deseos cuando Livio Bendaña se transforma en el centro delantero del Diriangén y de nuestra selección y Manuel "Catarrito" Cuadra dice adiós a nuestro fútbol.

Las puertas se abrieron y Livio Bendala es llamado por don Santiago Bonilla a su primer selección en 1952 con apenas 16 años y meses. De esta forma Livio, siendo casi un niño pasa a codearse con los grandes hasta 1954. Vistiendo la camiseta nacional, viaja a Costa Rica. Era tal la calidad de Bendaña que el DT del Saprissa; "Chano" Ocampo, solicitó a la directiva de los "morados" que contrataran al nica de oro. La noticia entusiasmó a muchos no así a don Julián Bendaña M, padre de Livio quien se decidió por la educación de su hijo y lo envía al Carlisle Military Colege deE Bamberg en Carolina del Sur.. Y es que don Julián pudo ver más allá. Presentía algo ?. Es posible.

Antes de partir a USA Livio fue testigo ocular de un atroz crimen. La tortura y el asesinato de los oficiales y clases de la GN más exiliados y opositores a Somoza García. En una gesta armada conocida como "la del 4 de abril"; fueron capturados y exhibidos públicamente en Diriamba...Quién no recuerda a aquellos hombres; Báez Bone, Pablo Leal, Gustavo Zavala, entre tantos valientes.

Livio regresa fugazmente a Nicaragua en 1956 y viaja a México a continuar sus estudios en la Universidad de Puebla. Es curioso que en Carolina del Sur, Livio practica el béisbol llegando a integrar el equipo "A" del Colege. Mientras que en Puebla es inscrito por el equipo de fútbol de la Universidad y es llamado al fútbol grande de México con el Puebla; equipo de larga trayectoria en el balompié azteca... Aquí tiene usted un jugador nicaragüense en el fútbol internacional (México 1956). De esta hermosa experiencia en México destacamos a un gran amigo de Livio; Marianito González, ex seleccionado mexicano y federado quien se llenó de admiración cuando vio jugar al nica.

Regresa a Nicaragua en 1958 e ingresa a la UNAN de León. Juega poco tiempo con el Diriangén porque se suma a la invasión conocida como la de "Olama y Mollejones" y es encarcelado junto a Pedro J. Chamorro por más de un año. Luego de quedar libre se agrega al "movimiento 11 de noviembe" de 1960 y ésto lo lleva a vivir asilado a Honduras por más de dos años.

No perdió tiempo Livio; es inscrito por el "Gimnástica" y su calidad futbolística era tan notoria, que el "Motagua" lo solicita como refuerzo en sus juegos internacionales. Livio recuerda haber jugado contra el Morelia de México y contra el américa de Colombia alineando con el Motagua.

Los problemas continuaron en Nicaragua y Don Julián conociendo a su hijo lo envía a Guatemala en 1963. Este mismo año Livio regresa a Diriamba y es recibido como un héroe apurándose el Diriangén a inscribirlo como jugador y DT.

Se queda con los Caciques hasta 1966 no sin antes levantar el nivel de los emplumados. En 1966 es llamado por el antiguo ISA , se encarga de la estructuración de un nuevo equipo en un momento de buen fútbol. Livio obtiene el campeonato nacional de 1966 dejando asombrado a moros y cristianos, dejó atrás al Cecilia; cinco veces campeón nacional, al MIlca de Managua y al propio Diriangén. Siperando así a los entrenadores Santiago Berrini, Omar Muraco y Chingolo Rodríguez.

Livio era el entrenados nacional desde su regreso de Guatemala en 1963. En 1966 cuando es nombrado el entrenador del año se le entrega una vez más nuestro equipo nacional y logra conformar la que para muchos es " la mejor selección der todos los tiempos".

Muchos coincidimos porque difícil es conseguir una que se compare hombre por hombre.. difícil es compararla en calidad, técnica y táctica, pero lo más difícil en sus resultados. Las cifras son contundentes. La próxima semana estarenos escribiendo un poco de esta joya de nuestro balompié; la selección que clasificó en el III NORCECA-Honduras 67, producto del trabajo de Livio.

Hasta 1966 Livio era entrenador y jugador de nuestra selección y Diriangén, pero a partir de 1967 se dedicó solamente a la dirección. Al regresar la selección a un torneo centroamericano por El Salvador en 1970, fué llamado por el gerente de ENSA; su lugar de trabajo, y le informó que no habría más permiso para el fútbol. Cosas que pasan en nuestro país donde el deporte y representar a Nicaragua es considerada una vagancia. Livio continúa como DT en el fútbol local hasta 1972. Su retiro?

Su corazón había quedado en el fútbol porque en 1993 lo vimos "engavillado" jugando junto a Chichito, Eduardo Siero, Joaquín Rivas, Vladimir Tapia, René Rivas, Arsenio Herrera y Roberto Abud en un equipo de "veteranísimos" de la papy fut de Diriamba el Brasil-93.

Aún con 58 años perforaba la meta contraria con facilidad y nos recordó su famosa efectividad que le permitiía anotar tres o cuatro veces en un mismo encuentro... nos recordó el torneo de 1966 donde él y Chiqui Calvo anotaron más de 50 goles cada uno; jugando los dos para el ISA. Pero en la Papi, la asperidad de los competidores que no se resignaban a recibir los goles de Livio, atemorizó a nuestra estrella y no le vimos más anotando goles.

Es imposible, por el espacio poder relatar las grandes hazañas y marcas de esta joya de nuestro deporte, que fué reconocido en México y toda Centroamérica, menos en Nicaragua . Creo que no se enciende la lámpara para ponerla bajo del almud.. Se pone en alto para que nos alumbre, así que corresponde a las autoridades del deporte ubicar a esta lumbrera en su lugar para ejemplo de las juventudes venideras.



Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web