SuplementosCultural
Especiales Reformas

Anunciese Directorio
  
El Nuevo Diario
Sábado 27 de Mayo de 2000 | Managua, Nicaragua
_

Menu Portada Archivo Busqueda Escribenos Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos

El pensamiento político de Carlos Cuadra Pasos

Karlos Navarro

El esfuerzo más estructurado y sistemático de síntesis teórica y política; histórica y filosófica respecto al pensamiento conservador en Nicaragua lo ha realizado el doctor Carlos Cuadra Pasos.

Sin embargo, su pensamiento no ha sido lo suficientemente estudiado por el estigma político-ideológico, y su imagen ha sido circunscrita al pacto de 1948. De ahí que algunos sectores intelectuales radicales rechacen a priori sus reflexiones, que desde mi punto de vista -sin ningún tipo de apasionamiento y objetivo político- constituyen un aporte valioso para conocer a profundidad las causas de nuestra desgracia como nación.

El doctor Cuadra Pasos tenía la convicción, y así lo expresó y escribió en sus obras completas, que el poder y la política sin bases morales y religiosas carece de fundamentos sólidos. Consigno también que la cohesión de nuestras sociedades tenía su mayor soporte en la tradición política y cultural española; y que aunque la independencia de España fue justificada, esto no obligaba a una absoluta ruptura con el pasado, ya que España había edificado para estos países una civilización y unas instituciones que tenía como base el municipio.

Sin embargo, después de la independencia, los próceres en vez de unir en un hábil engranaje de municipios todas las ciudades, villas y pueblos, persiguiendo un sistema original de centralización de autoridad, importaron del extranjero un modelo de Constitución, que adoptaron sin adaptar en lo mínimo a nuestras realidades nacionales y a las costumbres sociales.

Pero la Constitución de los Estados Unidos resultó un documento definitivo, en cuanto fue hecho a la medida del cuerpo de su pueblo. «Las nuestras, trajes comprados ya hechos, nunca contentaron al cliente, que al ponérselos las encontraba a veces demasiado flojo y en otros estrecha. De allí que con frecuencia se volverá a recurrir al sastre para que remendara el vestido». El resultado fue la fragmentación, la guerra civil, la desintegración social y la anarquía.

De esta manera, Nicaragua, desde la independencia se ha debatido entre dos abismos: el desgobierno y el desorden público; la demagogia y la dictadura; el mundo imaginario (las leyes) y la realidad.

La ruptura de la tradición y la importancia de modelos constitucionales dejó como consecuencia insana que cada cierto período se den experimentos (reformas) constitucionales, en donde algunas veces se le da mayor fuerza al ejecutivo y otras al legislativo, de ahí el antiguo antagonismo entre estos poderes del Estado.

No obstante, en la mayoría de las veces el triunfo del Poder Ejecutivo sobre el Legislativo ha sido total. «El ha absorbido por entero el principio de autoridad... el resultado ha sido que el Presidente polariza toda la fuerza de la autoridad, produciendo la clásica dictadura. No hemos tenido en el gobierno más que dictaduras, llámese el presidente Vicente Quadra, o se llame José Santos Zelaya. Todos los presidentes han podido hacer y deshacer a su antojo, durante su período de mando». Incluso el presidente despide a los Magistrados y a los jueces como cualquier sirviente, y sustituidos por «magistrados y jueces nuevos uniformados por la divisa de un mismo color».

De ahí, escribe Cuadra Pasos, que el pueblo identifica al Presidente con el gobierno; quedando los otros poderes del Estado oscurecidos y anulados. «No se mueve la hoja de un árbol sin la voluntad del amo en nuestros Congresos».

¿Cómo superar esta trágica herencia?

El doctor Carlos Cuadra Pasos propuso en diferentes ensayos, artículos y conferencias a través de su vida que no hay que destruir el pasado, sino partir de él, para mediante un proceso de evolución, alcanzar algunos cambios positivos para la sociedad.

Partiendo de nuestra trágica experiencia histórica el Dr. Cuadra Pasos sugiere que el Poder Ejecutivo no debe de ser unipersonal, sino que debe residir en el Presidente y en su Gabinete. Además insistió en sus escritos que es necesario darle absoluta independencia al Poder Judicial, «ya que es donde principalmente radica el crédito económico y moral de la nación». Pero no nombrando magistrados vitalicios, porque «Nicaragua no está preparada para ese sistema», sino «dando al pueblo la elección de los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia», a través de elecciones populares igual que las presidenciales, «para que de esta forma sientan la transitoriedad de su poder».

Para evitar el excesivo autoritarios de los gobernantes durante el período que están en el poder el doctor Cuadra Pasos sugirió que sea «moderada la autoridad por su duración restringida a períodos de rigurosa alternabilidad, para evitar el personalismo».

El día de hoy que los partidos políticos parlamentarios de manera excluyente han reformado la Constitución Política de Nicaragua a la medida de sus conveniencias mezquinas, sin tomar en cuenta a la sociedad civil, en estas circunstancias adversas el pensamiento político-filosófico y ético de Carlos Cuadra Pasos, adquiere una vigencia extraordinaria, debido a que enseña que cada vez que se parcha o se cambia la Constitución sin consultas, sin buscar los ejes de articulación entre los diferentes sectores políticos, económicos y sociales de la sociedad se abren abismos que casi siempre conducen a la anarquía, la apatía o a períodos de violencia prolongados.

Por tanto escribió Carlos Cuadra Pasos: «nadie puede negar que se impone la necesidad acuciadora de estructurar de nuevo el estado en una carta Fundamental que sea la síntesis jurídica de la realidad social y política de Nicaragua».

¿Y, cuál es la realidad de la Nicaragua el día de hoy? En la actualidad existen en nuestro país, (a diferencia del siglo XIX) diversos actores sociales aglutinados en lo que se denomina sociedad civil y tienen como uno de los propósitos principales el participar en la construcción de un proyecto de nación pluralista, convergente y participativa. De acuerdo a esta realidad, el quehacer político ya no es asunto exclusivo de los profesionales de la política, sino también de la ciudadanía común y corriente. De ahí que cualquier proyecto de nación se debe promover en una discusión abierta y amplia y no excluyente como pretenden hasta el momento los partidos parlamentarios. Es decir que se debe de incluir a la ciudadanía en la gestión pública, lo que implica abrir espacios para que puedan los ciudadanos expresar libremente sus opiniones y juicios, sus quejas y propuestas, contribuyendo así a configurar una sociedad múltiple, con identidades e intereses diferentes, pero no contradictorios, ni yuxtapuestos.

Sobre la base de la permanencia y el cambio; la renovación y tradición es que realmente podemos reconstruir y refundar una nación para todos los nicaragüenses, pero siempre y cuando no tratemos de alterar la realidad con modas, modelos exóticos o pactos que permuten nuestra realidad e identidad cultural, sugirió el doctor Carlos Cuadra Pasos.



Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web