Portada
Archivo
Busqueda
Escríbenos
  El Nuevo Diario
  Lunes 31 de Enero de 2000 | Managua, Nicaragua
_
     
Menu
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Cultural
 
Nueva edición de valiosa obra de Pedro Joaquín Chamorro Zelaya
«Límites de Nicaragua»

EDWIN SÁNCHEZ
Managua

Foto
  Portada del libro de Pedro Joaquín Chamorro Zelaya, que nos ofrece el génesis de nuestra nación y sus antiguos límites reales.  

En una edición limitada y sin fines de lucro, circula el valioso libro del autor Pedro Joaquín Chamorro Zelaya, «Límites de Nicaragua», publicado por primera vez en 1938.

Cargado de informaciones históricas y geográficas, y narrado en un estilo ameno, el libro del doctor Chamorro Zelaya hace un pormenorizado recuento del génesis de la conformación de nuestra nación territorial.

Acudiendo a fuentes inobjetables para precisar las bases de nuestra geografía política, el finado jurista, lega a las nuevas generaciones nicaragüenses todo un material para poder argumentar sobre la legalidad que asiste a Nicaragua en cuanto a su extensión y dominio territorial.

La obra se vuelve de actualidad, en virtud de la maniobra hondureña en conjunto con el gobierno colombiano, para despojar a nuestro país de 130 mil kilómetros cuadrados de nuestra plataforma continental.

El doctor Chamorro parte de un concepto del derecho internacional para darle cuerpo jurídico a los límites que demarcan nuestra nación en Centroamérica y El Caribe:

«Para establecer un límite justo y bien fundado, es indispensable atenerse al UTI POSSIDETIS JURIS (un definición diplomática que se emplea a propósito de convenios fundados en las posesiones territoriales actuales de los beligerantes), de los estados hispanoamericanos al tiempo de su independencia.

A través de estas páginas, el lector logra conocer cómo nuestro país ha perdido tanto territorio que proporcionalmente podría ser lo mismo que México en el siglo pasado.

La Nicaragua de Contreras (el yerno del primer dictador de este país, Pedrarias Dávila) se extendía desde un poco arriba del Golfo de Fonseca hasta el Cabo de Honduras, casi la mitad del territorio catracho. Rodrigo de Contreras, sin embargo, no contó con la audacia y la temeridad de su suegro que mantuvo los límites que la real corona española le había concedido. Y fue así, desde 1534 que nuestro Estado comenzó ese proceso de encogimiento, lento pero efectivo.

En cinco siglos Nicaragua ha perdido seguramente el doble de sus 130 mil kilómetros. La pregunta es, ¿seguirá, en el devenir del tiempo achicándose el país?.

ALGUNOS PUNTOS Y MUCHO OJO:

*La conquista y colonización de Pedrarias Dávila, primer gobernador de Nicaragua, llegaron a Olancho; y los límites de la Provincia de Nicaragua hasta el Lempa por el Pacífico y hasta el Cabo de Honduras o Punta Caxinas por el Atlántico.

*La Gobernación de Honduras pide a Su Majestad que se le dé por límites en el mar del Norte hasta el puerto de Caxines, o Cabo de Honduras.

*Por Cédula Real del 9 de mayo de 1545 el monarca español extiende la jurisdicción del Obispado de Nicaragua a la Provincia de Cartago de Diego Gutiérrez, disposición que confirmó por Real Cédula del seis de julio de 1565.

La reedición de la obra del doctor Chamorro Zelaya, que financió su hijo el ingeniero Xavier Chamorro Cardenal, es, pues, de gran vigencia, y el propósito de la misma es para que los estudiosos del tema, puedan contar con esta ineludible fuente de consulta.

El escritor fue abogado, periodista e historiador. Nació en Granada en 1891 y falleció en 1952. Sus hijos son: Pedro Joaquín Chamorro, Mártir de las Libertades Públicas, Ana María, Ligia, Francisco Xavier y Jaime.


Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web