Portada
Archivo
Busqueda
Escríbenos
  El Nuevo Diario
  Miércoles 19 de Enero de 2000 | Managua, Nicaragua
_
     
Menu
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Cultural
 
Decreta Contraloría
Auditoría «exhaustiva» para el Banco Popular
* Nombran equipo pesado para revisar las cuentas


El Banco de Crédito Popular, cerrado recientemente por la Superintendencia de Bancos, será sometido a una exhaustiva auditoría por parte de la Contraloría General de la República, entidad que en primera instancia publicó un informe en el cual deja ver que la institución financiera fue llevada a la quiebra por una serie de decisiones tomadas por su misma dirección.

Un comunicado de la Contraloría, dado a conocer ayer, revela que el organismo fiscalizador del estado designó para este trabajo a los licenciados Mario Alegría Castillo y a Adrián Medina Castro, Director General y Coordinador de Auditoría y de Estudios Económicos, así como a Enrique Delgado Pineda, Director de Auditoría del Sector Financiero.

También formarán parte del equipo Miriam López Pavón, Nela Machado Meléndez, Jockey Tamariz Narváez, Douglas Terán Rivera, Marlon Chavarría Rayo, Betty Ruth Sánchez y Claudia Salgado Obando, auditores, además de Iraida Lindo Alemán, asesora legal.

AUDITORIA SERA EXHAUSTIVA

Todo el grupo, de acuerdo con la Contraloría, realizarán su auditoría financiera en las áreas de cartera de créditos, inversiones, bienes de uso, bienes adjudicados, obligaciones con el público y con instituciones financieras en el período comprendido entre enero de 1998 y diciembre de 1999.

Un informe preliminar de la Contraloría, dado a conocer recientemente, revela que la institución no solo llegó a un estado de virtual quiebra por entrega de créditos mal otorgados, sino además porque parte importante de su cartera, considerada como «A», o sea de clientes excelentes fue reclasificada, aumentando las categorías B, C, D y E y alrededor de ocho millones de córdobas fueron lanzados a pérdidas.

BANCO ERA RECUPERABLE

El mismo documento señala que la institución, si bien no estaba en una buena situación, no estaba tampoco en vías de quiebra y podía recuperarse, como lo demostraron realizando comparaciones con bancos del sector privado que estaban en condiciones similares.

Además la Contraloría planteó que aparte de lanzar a pérdidas una cifra millonaria en créditos, es decir que no se hizo el esfuerzo necesario por recuperarlos, a la vez se incrementó el gasto administrativo, ejerciendo mas presión sobre el patrimonio del banco.

Es tipo de decisiones deprimieron el patrimonio del banco hasta que ya la situación, de acuerdo al informe, se volvió irreversible, y entonces las autoridades de la Superintendencia, con informe de los mismos directivos del Banco de Crédito Popular, decidieron cerrar operaciones en la institución.


Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web