Martes
Portada
Archivo
Busqueda
Escríbenos
  El Nuevo Diario
  Martes 18 de Enero de 2000 | Managua, Nicaragua
_
     
Menu
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Cultural Martes

 
Sus orígenes y atributos
Marte, el dios de la guerra


Foto
   

Sus padres eran Zeus y Hera. Una leyenda afirma que su madre fue simplemente Hera, del mismo modo que Zeus había podido tener a Atenea por sí solo. Al parecer Hera huyó del Olimpo ante la envidia del nacimiento de la diosa de la sabiduría, y se adentró en un templo consagrado a Cloris, diosa de las flores y de los jardines.

Allí esta diosa aconsejó a Hera que cogiese una flor que se hallaba en los campos de Oleno. La diosa de las diosas se quedó prendada de la belleza de esa flor y al cogerla en su regazo, nació, según esta teoría, el dios de la guerra Ares. Fue educado por uno de los titanes en las artes del ejercicio corporal y de la danza.

El nacimiento de Ares supuso la alteración de las normas de guerra en el mundo, pues se empezó a utilizar el hierro para crear espadas y escudos, y se determinaron normas precisas para el ataque y la defensa.

Su vida estuvo marcada por su lucha contra los gigantes, pues, a pesar de su bravura, estuvo apresado durante quince meses por los hijos de Aloos, Oto y Efialtes, que le tuvieron encerrado en una vasija de bronce durante trece meses hasta que Hermes le liberó. PARTICULARIDADES ROMANAS

Ares poseía un carácter sumamente brutal y poco cortés y amaba lo sangriento, el dolor ajeno. Por eso, no se le practicaba mucho culto en Grecia, pues este pueblo prefería más la cordura y la armonía que la violencia.

También por esta misma razón, los mitos griegos mostraban a menudo a un Ares que perdía importantes batallas con todo aquel que le superase en tamaño. Uno de los personajes que le venció fue Atenea, quien le derrotó en más de una vez como modo simbólico empleado por los griegos para indicar que la razón siempre triunfa sobre la brutalidad.

La versión romana de Ares, Marte, era menos sangrienta y combativa. Aunque también era la deidad de la guerra, -ya existiendo en Roma antes de su asimilación con Grecia con el nombre de Mars, Mauor o Marspiter- se consideró también un dios de la vegetación.

Además, se le consideró, junto con Hera, padre de Rómulo y Remo, los fundadores de Roma según la mitología clásica. VIDA AMOROSA Y DESCENDENCIA

Cuando llegó al Olimpo, Afrodita quedó prendada de su belleza y coraje, y su ego se veía crecido cuando el gran dios de la lucha y la valentía se postraba a sus pies. Sin embargo, Hefesto, esposo de Afrodita, se quejó a Zeus y Ares tuvo que marcharse del Olimpo.

Tras su separación de Afrodita, Ares tuvo montones de amantes, aunque la mayoría de ellas las tuvo por la fuerza, debido a que era sumamente despreciado por su rudeza. Entre sus concubinas, con las que engendró a otros tantos hijos, algunos de una enorme bestialidad, estuvieron Aglauro, Altea, la ninfa Harmonía, Harpina, Demonice, Protogenia, Dotis, Filónome, Pirene, Estilba, Egina...

Ares protagonizó diversas hazañas por el mundo de los mortales como en la Guerra de Troya o cuando asesinó a Alirrocio, hijo de Poseidón, porque sometía a duros ultrajes a Alcipa, hija de Ares. Poseidón le hizo comparecer ante un tribunal ateniense por este hecho, pero su elocuencia y sencillez le dio la inocencia y Ares volvió al Olimpo. Desde entonces dicho tribunal fue llamado Aerópago. ASPECTO

Ares era representado como un hombre joven y fuerte montado en un gran carro con fogosos corceles y con una lanza y un escudo en sus manos, además de un gallo a sus pies. Entre sus compañeras habituales estaban su hermana Enio y la diosa de la discordia Eris.

A menudo también le acompañaban Deimo y Fobo, dioses que representan el miedo y el terror. Se le consagraron el perro y el buitre y se le hacían sacrificios de estos animales, junto con gallos y toros. Junto con todos ellos, solía viajar a menudo, Niké, la diosa de la victoria.

En Roma, los doce sacerdotes de Marte, llamados salios palatinos llevaban a cabo en su honor diferentes danzas con escudos. Estas fiestas se llevaban a cabo en marzo, mes dedicado a Marte, junto con otras como las de Quinquatrus, el Tubilistrium y los Equirria, que consistían en una serie de desfiles de caballos y carreras de carros de guerra.


Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web