Portada
Archivo
Busqueda
Escríbenos
  El Nuevo Diario
  Jueves 13 de Enero de 2000 | Managua, Nicaragua
_
     
Menu
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Cultural Esta Semana

 
Telefonema con Hernández, sin saber que estaba preso
Pastora admitió que “Cadena está muerto”
* Córdobas de bolso equivalen a 58 mil dólares
* Operativo peliculesco en empalme San Isidro


ELOISA IBARRA
Managua

Fueron 58 mil dólares equivalentes a 711 mil 560 córdobas los que ocupó la Policía Nacional al secuestrador encargado de recibir el dinero enviado por la familia del ganadero hondureño Adalberto Cadena, afirmó ayer el capital Efráin Lúquez González, quien estuvo presente al momento en que el procesado Antonio Hernández recibió el botín.

Lúquez, quien dirigió el operativo realizado en el empalme de San Isidro en el que fueron capturados “in fraganti” dos de los secuestradores al momento de recibir el dinero, dijo no saber por qué habían sólo 58 mil dólares y no 60 mil como asegura la familia haber enviado.

Sin embargo explicó que la familia de Cadena hace referencia de 60 mil dólares que iban a ser cambiados en córdobas nicaragüenses y que se le entregaron a uno de los secuestradores. Pero que al ser contabilizados en el banco fueron el equivalente de 58 mil dólares que fue lo que se cambió en córdobas.

“No sé por qué habían sólo 58 mil dólares y no 60 mil dólares como dijo la familia de Cadena, no sé si fue que contaron mal o por el tipo de cambio de ese día”, dijo Lúquez.

La esposa y la hermana de Cadena, Luz Marina Izaguirre y Evangelina Meléndez, respectivamente, afirmaron que enviaron 60 mil dólares a los secuestradores a cambio de que entregaran a su familiar, quien se encuentra desaparecido desde el pasado 20 de diciembre.

En el conclusivo policial enviado por la Dirección de Investigaciones Criminales (DIC) a la juez Primero de Distrito del Crimen, Martha Quezada, no aparece claro el total del dinero recuperado, pero en un recibo de ocupación que adjuntaron al expediente, se dice que se ocuparon 711 mil 560 córdobas.

Durante su declaración testifical, Lúquez detalló la participación que tuvo cada uno de los siete procesados en el plagio del ganadero hondureño, Adalberto Cadena Rivera.

UNA LLAMADA CONTROLADA

Los procesados son: Héctor Escorcia Pérez y Claudia Valle Vargas (ambos sin detener), Elvis Obando Zeledón, Antonio Hernández, José Cerro Hernández, el médico Aristides Pastora Dávila y Dora Rodríguez, esposa del primero.

El testigo señaló que Cadena y Escorcia son socios en el negocio de ganado y Escorcia tiene relación con Pastora que tiene amistad con Hernández con quien hace tratos.

Lúquez explicó que después de detener a Hernández y encontrarle varios teléfonos entre ellos el de Pastora, le orientó que lo llamara para saber qué relación tenían.

En esa conversación Pastora le preguntó si ya tenían el dinero y de ser así cuánto le había dado a Cerros, a lo que Hernández le respondió que ya lo tenía y que le había entregado cien a Cerros.

Pastora, según Lúquez, prosiguió diciéndole que le enviara unos diez mil porque tenían unos gastos pendientes del operativo.

NO GRABARON CONVERSACION

Hernández le preguntó que dónde estaba Cadena y Pastora le respondió: “Vos sabes que muerto”, dijo Lúquez, tras afirmar que no grabó la conversación pero que está de testigo el jefe de Policía de Estelí.

Fue debido a lo anterior y a los señalamientos que según Lúquez hizo Hernández contra Pastora, que procedieron a su captura. Pastora, según la Policía, era quien tenía el contacto con los secuestradores y con Hernández y Obando.

En el caso de Dora Rodríguez indicó que la detuvieron por haberle dado los teléfonos de Choluteca a Obando. Rodríguez, en su declaración de procesada, dijo: “Aunque mi esposo hubiese secuestrado a ese señor (Cadena) no tienen por qué detenerme a mí, porque no tengo nada que ver”.

El oficial confirmó que Hernández fue quien se encargó de realizar las llamadas a la familia de Cadena y después llegó a San Isidro junto a Cerro a recibir el dinero que enviaba la familia de la víctima.

OFICIOS A BELL SOUTH Y PUBLITEL

Para ayer estaban programadas las declaraciones de Thelma Francisca y Virgilio Ayestas, quienes se encargaron de entregar el dinero a Hernández, pero las testificales serán evacuadas hoy a lo largo de todo el día.

Se espera que los procesados sean llevados hoy a reconocimiento de reo de parte de los testigos principales.

Mientras tanto la doctora Quezada solicitó a Bell South que le informen de todas las llamadas que hizo y recibió en el mes de diciembre Obando a su celular 088-55165.

Igual petición hizo a la empresa Publitel para que le informe a los teléfonos a que se hicieron llamadas con el tarjeta 0000- 236880 que portaba Hernández al momento de la captura.

Además se envió citatorio para que declare Alcides Escorcia, hermano de Héctor, quien reside en Estelí, y remitió un exhorto a la juez del crimen de ese departamento para que efectúe inspección ocular en el Hotel y Restaurante Chico y Compañía Limitada, donde se presume se reunieron los siete implicados en el plagio.


Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web