Portada
Archivo
Busqueda
Escríbenos
  El Nuevo Diario
  Jueves 13 de Enero de 2000 | Managua, Nicaragua
_
     
Menu
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Cultural Esta Semana

 
Regresar al cauce revolucionario
Disidentes del FSLN unifican criterios
* Dicen que la cúpula se ha derechizado

ESTEBAN SOLIS R.
Managua

La disidencia sandinista que cuestiona la línea oficial del partido, denunció ayer, tras varias horas de análisis y debate sobre el futuro de ese amplio sector, que el FSLN se ha “derechizado” y el pacto con los liberales, es un reflejo de esa tendencia.

Mónica Baltodano dijo a EL NUEVO DIARIO que uno de los acuerdos de consenso a que llegó la representación de la disidencia, integrada por unos 40 militantes activos, es la de trabajar a lo interno, incluso desde las estructuras de dirección, para que el FSLN vuelva a ser un partido revolucionario.

La diputada sandinista manifestó que otro consenso está ligado a un replanteamiento del trabajo de los distintos grupos de cara a las luchas sociales, denunciar los actos de corrupción del gobierno y la necesidad de articular a todas las expresiones que cuestionan al oficialismo partidario.

“Perseguimos la unidad del movimiento sandinista”, dijo Baltodano que junto a su esposo, Julio López, integran a uno de los sectores disidentes denominado “izquierda democrática”.

Entre los asistentes al evento además de Baltodano y López, estaban los legisladores Carlos Fonseca Terán, Angela Ríos y José González, así como Irving Dávila, Vilma Núñez, Orlando Núñez, Mario Malespín y Bayardo Altamirano.

Se creó una comisión de trabajo que será la encargada de organizar otros encuentros. Según Mónica, la primera reunión de los grupos disidentes fue todo un éxito debido a que las expectativas fueron superadas en cuanto al número de asistentes previstos originalmente. La derechización del FSLN también está reflejada en la confiscación de Radio Ya y la división de Managua, ésta última con la complicidad de los liberales en la Asamblea Nacional.

La diputada expresó que lo que une a la disidencia no es precisamente el “antipacto” sino el proceso de derechización que acompaña a la cúpula del FSLN que prácticamente tiene de rehén al partido.

Destacó Baltodano que una de las características de los grupos disidentes es que todos sus integrantes están activos dentro del FSLN, por eso uno de los puntos de consenso apunta hacia la unidad del partido dentro de la institución.

Otro de los aspectos acordados es que se debe trabajar en el marco del respeto a los diversos criterios de los grupos que a fin de cuentas todos tienen como objetivo final, la unidad del FSLN para que vuelva por sus fueros.


Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web