Martes
Portada
Archivo
Busqueda
Escríbenos
  El Nuevo Diario
  Martes 11 de Enero de 2000 | Managua, Nicaragua
_
     
Menu
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Cultural Martes

 
Carrera de Veterinaria en León
Un templo para los amantes de los animales
Durante muchos años fue un sueño casi inalcanzable en Nicaragua, mientras a nivel mundial, cada día están más en la palestra pública los derechos de los animales, con voceros de la talla de personajes de la farándula como la ex actriz Brigitte Bardot y el ex Beatle Paul McCartney.


Foto
   

La contradicción nadie precisa cómo nació, pero es un hecho que hace varias décadas fue cerrada en nuestro país la carrera de Veterinaria o medicina para animales. Los pocos veterinarios jóvenes que existen actualmente aquí se graduaron en países del bloque socialista en la década de los ochenta, mientras que los de más edad lo hicieron en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua -UNAN-. MAYOR IMPACTO EN LA GANADERIA Al hablar de Veterinaria es casi inevitable pensar en las mascotas que tenemos en nuestras casas, pero quizás la mayor importancia la reviste el impacto en el hato ganadero que esta carrera tendrá cuando egresen los primeros graduados, según el señor Eigil Högjelle, director de Quinvetsa, el único laboratorio nicaragüense de productos veterinarios. Según informaciones que logramos obtener, la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua -UNAN-, de León, es el único centro de estudios superiores público que ofrece la carrera de Veterinaria desde hace un año. Esta facultad fue reabierta gracias al auspicio de la Universidad de Zaragoza, España, la que está también ofreciendo profundizar los conocimientos de los catedráticos, en aras de lograr una mejor profesionalización de los actuales estudiantes. La carrera dura cinco años, pero los estudiantes deben hacer un año básico, por lo que la realidad es que son seis años de estudios. VARIAS OPCIONES Hay una variante de esta carrera, en la Universidad Centroamericana, que se llama Ingeniería en Sistemas de Producción, la cual, como su nombre lo indica, también está orientada a la crianza de ejemplares para el consumo. Esta carrera que ofrece la UCA es privada y la mensualidad es de cuarenta dólares, según estudiantes de la misma universidad que fueron consultados. Al parecer, también las universidades meramente privadas han vuelto sus ojos al interés de muchos jóvenes por la salud de los animales, y en León, la Universidad Evangélica ofrece esta carrera, claro está, en un sistema de pago que no está al alcance de todos.

Opina experimentado veterinario

Pequeñas especies son de importancia

El doctor Cristóbal D’demadyz, veterinario con 31 años de experiencia, quien se graduó en la UNAN, cree que hay que estimar el número de estudiantes que ingresen a la carrera, porque no hay un buen mercado de trabajo para los futuros profesionales.

D’demadyz, propietario de la veterinaria La Mascota, señala que en la actualidad, como ocurre con muchas otras carreras, hay cantidad de médicos para animales, graduados en los países socialistas en los años 80, que están sub empleados o que se instalan en las ciudades con un pequeño consultorio que no presta las condiciones, amén de que no están especializados en la salud de las pequeñas especies.

Foto
   

Sobre este punto, el experimentado veterinario refiere que las pequeñas especies -perros, gatos, aves-, que son las mascotas por excelencia, no son profundamente estudiadas en el pensum de la carrera, porque la verdad es que las clases están orientadas a las grandes especies -reses, caballos, cabras, cerdos-, porque estas revisten un significado económico en cuanto a la producción de carne, pieles y sub productos. «Pero la verdad es que la Veterinaria realmente se ejerce en las pequeñas especies, la medicina para animales en este campo compite con la medicina para seres humanos», destaca D’demadyz. REFORMULAR PENSUM ¿Por qué?, sencillamente porque las personas que aman a sus mascotas son capaces de pagar grandes cantidades de dinero para sanarlas o prolongarles la existencia, en caso que padezcan de males incurables, ya que aunque suene extraño, hay perros y gatos diabéticos, el cáncer y las insuficiencias en las funciones de los órganos se presentan en estos animalitos, al igual que en el ser humano. En cambio, cuando se trata de una vaca o toro enfermos, el veterinario sólo recomienda el sacrificio. «No hay ningún valor sentimental en el ganado, sólo el económico, por eso sólo se invierte en el manejo para que su desarrollo sea óptimo hasta el día de su muerte -entiéndase aprovechamiento comercial-. El doctor D’demadyz cree que la carrera recientemente reabierta en León debe contar con maestros muy bien preparados, principalmente fuera del país, los que deben reformular el pensum para abordar también la medicina para las mascotas. También recomienda que el gobierno abra más fuentes de trabajo para los veterinarios, lo que iría de la mano con el crecimiento y mejoramiento del hato ganadero del país.


Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web