SuplementosSalud y Sexualidad
Especiales Reformas

Anunciese Directorio
  
El Nuevo Diario
Viernes 28 de Abril de 2000 | Managua, Nicaragua
_

Menu Portada Archivo Busqueda Escribenos Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos

Problemas de la educación

Juan Manuel Sequeira Montano *

Cuando la mente directriz de la Educación Nacional sea patrimonio de MAESTROS DE EDUCACION, la suerte de nuestra cultura será diferente al acontecer actual. Y no estoy involucrando a licenciados y doctores en pedagogía. Pero si estos distinguidos educadores privilegiados por las universidad, traen consigo el llamado místico del Magisterio ¡felicidades y luchemos!.

Ya es el momento que NORMALISTAS normen la Educación de Nicaragua. En tiempos de Somoza García, el Ministerio de Educación fue convertido en el comodín de sus políticos peleles y antesala para futuros cargos. Estos desventurados seres remedos de Ministros de Educación, fueron auténticas aves de paso. ¿Qué hicieron por la cultura? ¡Tiempo perdido! Por ese despacho desfilaron: abogados, médicos, farmacéuticos, peritos agrónomos, ingenieros, agricultores y hasta guardias nacionales.

En cierta ocasión, las cuatro autoridades principales de dicho Ministerio, fueron dos médicos y dos farmacéuticos. ¿Cuándo la medicina y la química podrían interesarse por la educación? ¡Cuánto estancamiento y tiempo perdido!.

Laboré como MAESTRO DE ESCUELA quince años a nivel de primaria y treinta y ocho en secundaria. En estas décadas de trabajo DOCENTE DE AULA distribuidas entre: Chinandega, Managua, Bluefields, Proyecto Piloto de Educación Fundamental del Río Coco-Waspán, Estelí, jamás pude observar la supervisión escolar a nivel ministerial. Esta función es complejísima y además vital porque es el único medio de comprobar el genuino rendimiento del educador y el desenvolvimiento de la política educativa estatal de turno.

El problema INGENTE ENDEMICO de la educación ha sido el vitalicio bajísimo presupuesto. La cultura se hace con muchísimo y abundante dinero.

Ante la deficiente economía del Ministerio: no hay suficientes supervisores que atiendan toda la república, faltan bibliotecas adecuadas con abundantes textos escolares adaptados a sus diferentes niveles respectivos, se carece del material didáctico funcional a fin de que los alumnos capten mejor los conocimientos.

Repartir demagógicamente un cuaderno y un lápiz al año, no llena la necesidad ni resuelve el problema, el material didáctico es de uso diario y permanente.

Sin embargo, ante la abundancia de escasez de la mencionada institución, emerge en el aula de clases el Jefe de Area, que por convivir en el centro, a nivel interno realiza la ansiada supervisión que el Ministerio no puede efectuar sistemáticamente en la ciudad capital y mucho menos en las áreas rurales del país.

Y mientras van y vienen ministro sin PIZCA DE PEDAGOGIA, la educación seguirá sin brújula y sin timón. MAESTROS NORMALISTAS deben ocupar las dependencias del Ministerio de Educación.

Las escuelas normales fundadas hace sesenta años y las posteriores, han producido elementos muy valiosos que nunca les dieron oportunidad de sobresalir. Confirmo lo anterior presentando la siguiente nómina de MAESTROS NORMALISTAS con experiencia:

Raúl Quintanilla Jarquín, Tulio Tablada Zepeda, Guillermo Rothschuh Tablada, Julián Corrales Munguía, Miguel de Castilla Urbina, Francisco Guzmán Pasos, Francisco López Collado, Alejandro Granados Cortés, Francisco Chavarría Valenzuela, Ronaldo Montenegro García, Julio Hernández Solórzano, Jenaro Octavio Sánchez Ponce, Agustín Acevedo Larios, Guillermo Ramos Bucardo.

Quiera Dios, que la actualmente directriz del Ministerio de Educación en sus tiempos libres, se nutra de Pedagogía, Organización Escolar, Didáctica y Psicología.

* Profesor.



Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web