Especiales Reformas

Anunciese Directorio
  
El Nuevo Diario
Lunes 24 de Abril de 2000 | Managua, Nicaragua
_

Menu Portada Archivo Busqueda Escribenos Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Departamentos

La realidad sistemática

Damaris Cortés Pereira *
Managua

Todas las partes, todos los hechos, todas las formas de pensamiento en un momento histórico determinado convergen o conducen a resultados específicos y a efectos inmediatos o tardíos sobre el «todo». Tan cierto es lo anteriormente afirmado, que el mundo entero se ha visto envuelto por la teoría sistémica desde finales del siglo XIX, aplicable este enfoque en todos los campos, ya sea desde una perspectiva micro o macro, considerando el universo como un todo o zonas del mismo y finalmente a nivel particular en un territorio nacional determinado, se trate de un país rico o pobre, enfilado en la ideología capitalista o socialista.

Nuestro país no escapa a esa realidad sistémica, evidenciándose este hecho ante la ocurrencia en los últimos días, de una serie de acontecimientos que simultáneamente o con un regular intervalo, han roto el equilibrio aparente en la vida cotidiana de la sociedad en su conjunto.

Definitivamente que la calidad y/o categoría social heterogénea, tanto de los actores protagónicos involucrados, como las causas y escenarios, son la expresión tácita que indudablemente lo que cruza nuestra vida nacional, en forma oculta o disfrazada, es un «permanente desequilibrio», y que basta la inclusión de una variable o el descobijamiento de comportamientos que en forma y/o fondo no están en armonía, dentro de lo que DE HECHO CONSENSUALMENTE DAMOS POR ACEPTADO, para que en «serie» surjan movimientos sociales que aparentemente no tienen relación, pero que sin embargo forman los eslabones de la intrincada red que nos mantiene atrapados a todos y que de no realizarse una reingeniería en el orden material y social de nuestro país, hace avisorar un estallido de efectos trascendentales.

Si bien es cierto, lo económico, lo político y lo social marchan a la par, sin embargo, cada momento histórico ubica a algna de esas categorías en una posición superior y determinista.

Actualmente en Nicaragua, evidentemente hay un predominio del nivel económico, sobre el político e ideológico. LA HEGEMONÍA DE LOS INTERESES ECONÓMICOS se manifiesta a través de la acción y reacción de los grupos sociales directamente involucrados (afectando o siendo afectados), como de la opinión pública condenando, aceptando, apoyando abierta o encubiertamente situaciones que hieren el corazón de la patria y amenazan con un colapso mortal; una muestra representativa del acontecer nacional actual que ubica a los intereses económicos sobre los ideológicos y políticos, vienen a ser:

r LA CORRUPCIÓN PRÁCTICAMENTE INSTITUCIONALIZADA con sus mayores expresiones en los escandalosos destapes de usos indebidos de los bienes públicos, de realización de negocios particulares, aprovechando posiciones administrativas en el aparato gubernamental, y que da nacimiento a los árboles de corrupción conformados por el actor principal (el tronco) y los actores secundarios (las ramas) que se multiplican por acciones del tronco o procesos espontáneos asentados en el LAISSEZ FAIRE (dejar hacer), la práctica que amenaza con entronizarse en todo el sector público. El mal de la «corrupción», casi sin percibirse va trascendiendo de la esfera pública a la privada, amenazando con inundar el comportamiento global de los nicaragüenses ya que tristemente existe una aliada: LA POBREZA, que lo propicia, disculpándose (individualmente), ciertos actos al margen de la honradez, de la ley, esgrimiendo el escudo de «la necesidad».

Al final estaremos cercados por una alameda de corrupción que con mucha dificultad logrará erradicarse.

rr La tierra constituye dentro del proceso de producción a nivel general, un factor clave y si bien es cierto que se han producido actos reñidos con los acuerdos tanto de parte del gobierno como de los grupos involucrados (los miembros de la Resistencia), es la posesión de la misma considerada como un medio de trabajo para subsistir, lo que movió a un buen número de campesinos organizados en la Resistencia a protagonizar actos de protesta, que al final desembocaron en lamentables hechos que cobraron vidas humanas y lesiones graves entre los miembros de la policía nacional y los campesinos.

rrr El levantamiento de los comerciantes del mercado Huembes, protestando por los efectos negativos que en sus actividades de venta, ha traído el establecimiento de una forma de circulación a semejanza de rotonda, constituye un hecho de carácter netamente económico donde se vieron involucradas personas de diferentes ideologías y donde lo político no tenía peso, pues se trataba de defender su modus vivendis.

* Economista, socióloga. Autora de los textos «Formulación y Evaluación de Proyectos Productivos y Sociales» y «Administración en la Ejecución y Operación de Proyectos» (por publicarse).



Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web