Portada
Archivo
Busqueda
Escríbenos
  El Nuevo Diario
  Domingo 2 de Mayo de 1999 | Managua, Nicaragua
_
     
Menu
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Cultural
 
Consultorio Médico
¿En qué consiste la quinta enfermedad?

Por M.R. Hiller
Managua

ESTIMADO DR. HILLER: El hijo de amigo tiene la quinta enfermedad. Aunque no parece estar enfermo, no lo sacan de casa. ¿En qué consiste la quinta enfermedad?

ESTIMADO LECTOR: La quinta enfermedad se llama así porque fue la última en ser descrita de las cinco enfermedades infantiles que producen sarpullidos. Las otras cuatro son la escarlatina, el sarampión, la rubéola y la roséola.

También llamada eritema infeccioso (EI), la quinta enfermedad es causada por el parvovirus B19 (PV B19) y se contagia principalmente a través de la tos de personas infectadas. Pero también puede ser transmitida por productos sanguíneos, contaminados o puede ser pasada de la madre al feto durante el embarazo. B19 es el único parvovirus que causa enfermedad en los seres humanos y no debe ser confundido con el parvovirus que afecta a los perros.

Como cualquier otra infección, cuando una persona está infectada con el PV B19, se producen anticuerpos que permanecen en el cuerpo para suministrar inmunidad de por vida contra otra infecciones de PV B19.

Síntomas leves

Más del 50% de los adultos son inmunes al PV B19. Ya que los signos y síntomas de la enfermedad pueden no llegar a existir o ser leves, muchos de los que han desarrollado la inmunidad no saben que han tenido la infección del PV B19 puede causar varias formas de enfermedad, las cuales la quinta enfermedad es la más común.

MAS A LOS NIÑOS

La quinta enfermedad puede ocurrir a cualquier edad, pero suele afectar a niños entre las edades de 4 a 10 años. El signo más llamativo de la infección, un sarpullido facial brillante que dura de uno a tres días, le da el aspecto al niño de haber sido abofeteado en ambas mejillas. De uno a cuatro días tras la aparición de este sarpullido como de «mejilla abofeteada», el tronco y las extremidades también pueden aparecer enrojecidas. Este sarpullido aparece y desaparece durante varias semanas. A menudo pica, y la intensidad varía según la temperatura o en respuesta a la luz solar. Aproximadamente un 8% de los niños padecen también de problemas en las articulaciones (artropia) además de las dos fases típicas del sarpullido o en vez de ellas.

ES EL SARPULLIDO

Para cuando aparece el sarpullido de la quinta enfermedad, el niño ya no es contagioso y por tanto no es necesario que sea excluido del colegio o la guardería. Es durante la semana antes de que aparezca el sarpullido que los pacientes son contagiosos, y en retrospectiva algunos recuerdan síntomas leves de fiebre, fatiga, o dolor gastrointestinal durante esa época. Ya que el signo mayor de El ocurre después de que el riesgo de transmisión haya pasado, y ya que no hay actualmente una vacuna, es difícil controlar esta enfermedad.

Afortunadamente, los niños sanos pasan la quinta enfermedad con pocos problemas y sin efectos permanentes.

De 30 a 60% de los adultos con síntomas de infección de PV B19 sufren de dolor en las articulaciones, y cuando aparece el sarpullido, suele ser causado por el PV B19 puede aparecerse al principio de la artritis reumatoide, no causa daño permanente de las articulaciones y normalmente desaparece de una semana a dos meses. En una minoría de casos, la artropía puede durar muchos meses o incluso años. El 20% de las mujeres infectadas experimentan síntomas prolongados.

Cuando el PV B19 es activo (antes del sarpullido o la artropatía), la producción de nuevos glóbulos rojos se detiene. En personas normales esta breve interrupción no es un problema, pero cuando los pacientes padecen con anterioridad de problemas con los glóbulos rojos o sistemas inmunológicos debilitados, o cuando están embarazadas, pueden ocurrir complicaciones graves.

PARVOVIRUS

Cuando la producción de glóbulos rojos es baja, o estos glóbulos son destruidos o se pierden rápidamente por otras enfermedades o hemorragias, la carga añadida de la infección de parvovirus puede causar una falta grave de glóbulos rojos.

Esta anemia, llamada crisis aplástica transitoria (CAT), hace que el paciente se vuelva pálido, débil y letárgico. Puede llegar a ser mortal. Los pacientes con CAT deben estar bajo observación constante hasta que el cuerpo venza la infección y si es necesario pueden recibir transfusiones de sangre para reponer sus almacenamientos de glóbulos rojos. Durante la CAT el paciente debe ser considerado contagioso, pero tras unas pocas semanas, el virus se supera, la fabricación de los glóbulos rojos vuelve a la normalidad, y aunque aparezcan los síntomas más comunes del sarpullido y la artropatía, el paciente deja de ser contagioso. Si el sistema inmunológico está debiliado a causa del SIDA, la leucemia, quimioterapia para combatir el cáncer, drogas anti-rechazo u otras causas, es posible que no sea capaz de librar al cuerpo de la infección, dando como resultado una anemia crónica grave. La terapia de inmunoglobina, es decir, la inyección de proteínas derivadas de la sangre de donantes, la mayoría de los cuales poseen anticuerpos contra el PV B19, puede aumentar los niveles de anticuerpos y mejorar la habilidad de los pacientes inmunodeficientes de superar la infección.

OJO CON EL FETO

Durante el embarazo, las mujeres que se encuentran infectadas con el PV B19 pueden pasar la infección al feto. Ocasionalmente esto da como resultado. Un estudio reciente de 618 mujeres expuestas al PV B19 encontró que la mitad aproximadamente eran inmunes y menos del 17% de las mujeres no inmunes fueron infectadas. Ninguna infección dio como resultado una muerte fetal. Este informe, escrito por el Dr. James Harger de la Universidad de Pittsburgh, fue publicado en el número de marzo de 1998 en la revista médica «Obstretics and Gynecology».

Unos cuantos investigadores también han implicado el virus en el desarrollo de algunos casos en otras enfermedades, incluyendo la artritis reumatoide, el síndrome de fatiga crónica y enfermedad de Kawasaki, pero la evidencia es insuficiente y conflictiva. Se necesita más investigaciones para determinar si el PV B19 tiene un papel en la aparición de estas enfermedades.


Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web