Portada
Archivo
Busqueda
Escríbenos
  El Nuevo Diario
  Viernes 18 de Junio de 1999 | Managua, Nicaragua
_
     
Menu
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Cultural
 
Qué es un referendum?

Gustavo-Adolfo Vargas *
Managua

El referéndum es un procedimiento jurídico por el que se someten voto popular leyes para que sean ratificadas por el pueblo. El referéndum es considerado como una votación popular que se diferencia del plebiscito por ser objeto de disciplina constitucional. Es una manifestación de la democracia constitucional, en la cual la totalidad del pueblo organizado en cuerpo electoral participa en el proceso del poder, lo que hace indirectamente al elegir a sus representantes y directamente por medio del referéndum y el plebiscito.

El referéndum es considerado como el principal instrumento de democracia directa, puesto que mediante tal institución, el pueblo o más exactamente el cuerpo electoral, participa por vía consultiva o deliberativa, en el proceso de decisión. Es natural, por lo tanto, que el destino del referéndum haya estado estrechamente ligado a las vicisitudes de la democracia directa. Tiene parentesco histórico con el plebiscito, con el cual muchas veces se confunde. La diferencia esencial consiste en que éste no afecta a actos de naturaleza normativa, se refiere a cuestiones de hecho, actos políticos y medidas de gobierno. Especialmente afecta a cuestiones de carácter territorial y a materias relativas a la forma de gobierno.

El referéndum legislativo tiene en Suiza su mejor ejemplo. Las leyes aprobadas por el parlamento son sometidas a votación popular; y además, se pueden presentar proyectos de ley por iniciativa popular, procedimiento que se utiliza con frecuencia y constituye un buen ejemplo de gobierno semidirecto con una integración del electorado en la toma de decisiones. Se discute la naturaleza jurídica de esta participación popular en la formación de la ley y se considera un acto de ratificación, aprobación o decisión, inclinándose la doctrina por considerarlo como un acto decisorio autónomo, que al sumarse al de los representantes da origen a la disposición legal, la cual sólo adquiere validez cuando ha sido sometida a la votación popular y aprobada por ella. Los representantes formulan la ley, pero ad referéndum, es decir, a reserva de lo que el cuerpo electoral resuelva, constituyéndose el voto popular en condición suspensiva a que se somete la validez y eficacia de la ley.

Cuando el electorado participa en la función constituyente se da el referéndum constitucional, el que puede tener dos manifestaciones; primero: decisión sobre la futura forma de Estado, lo que ocurrió en Italia el 2 de julio de 1946 y en Bulgaria el 8 de septiembre de 1946, en los cuales se decidió sobre la monarquía o la república; segundo: decisión sobre un documento constitucional aprobado por una asamblea constituyente. El primer documento constitucional sometido a la aprobación del cuerpo electoral fue la Constitución francesa del 4 de junio de 1793, lo que se hizo con fundamento en la concepción roussoniana de la aceptación del contrato social consensualmente.

En el siglo XIX la popularidad de referéndum decreció, seguramente por su desprestigio al ser usado por fuerzas dictatoriales, con excepción de Suiza donde su crédito es permanente, y donde fue utilizado para aprobar la Constitución de 1848 y su revisión completa de 1874. De nuevo, después de la Primera Guerra Mundial es adoptado en varios países, entre ellos dos latinoamericanos: Chile en 1925 y Uruguay en 1942 y 1952. Después de la Segunda Guerra Mundial, es utilizado por varios países, especialmente por el General De Gaulle en Francia para legitimar la Constitución de 1958 que no fue aprobada por la Asamblea.

La institución no se inserta en nuestra tradición hasta reciente data, con la Ley Electoral (Ley N 211), que es considerada como constitucional por el Arto. 184 de la Constitución Política. Sin embargo, en nuestra opinión, esto debería haber sido parte de los derechos políticos de los nicaragüenses y objeto de un artículo en nuestra Constitución.

El artículo 140 de la Ley Electoral, define el referéndum, como "el acto de someter directamente ante el pueblo leyes o reformas, de carácter ordinario o constitucional, para su ratificación". Y el artículo 139, considera al plebiscito, como "la consulta directa que se hace al pueblo sobre decisiones que dentro de sus facultades dicte el Poder Ejecutivo y cuya trascendencia incida en los intereses fundamentales de la nación". La iniciativa del referéndum le corresponde al Poder Legislativo; y la del plebiscito al Ejecutivo; pero en ambos casos puede ser solicitada directamente por el pueblo (Artos. 141 y 142 L.E.). La realización le corresponde al Poder Electoral (Arto. 143).

Aunque el referéndum es una manifestación de soberanía popular sobre un problema, en la realidad asume un significado y una eficacia diversa según el efecto diferente ante el sistema político. De hecho, diverso puede ser el papel efectivo del pueblo en decidir la cuestión; igualmente diferenciado puede ser el papel de los demás sujetos políticos ante la votación popular.

En lo que respecta al pueblo, puede incidir en medida más o menos intensa el grado de preparación política; el interés popular puede variar por la diversa importancia de la cuestión y de la puesta en juego. La preparación política y la capacidad de tomar posición sobre un problema, varían sobre la base del nivel cultural de las diversas comunidades, y esto si hace que sea diverso el papel decisorio del pueblo, porque una cosa es decidir de acuerdo con mensajes emocionales o simpatía por los apologetas de las soluciones en discusión; y otro es entresacar y decidir después de una reflexión sobre el problema. Por lo que hace a los demás sujetos políticos, el referéndum asume una fisonomía distinta según el sistema político en el que viene a injertar. No es lo mismo en una democracia, que en una dictadura.

Gustavo-Adolfo Vargas. Jurista y politólogo. Ex embajador representante permanente de Nicaragua ante la Organización de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales en Ginebra (Suiza) y Viena (Austria) entre 1980-1990.


Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web