Portada
Archivo
Busqueda
Escríbenos
  El Nuevo Diario
  Sábado 24 de Julio de 1999 | Managua, Nicaragua
_
     
Menu
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Cultural Cultural

 
Fondo de drogas en masacre de El Casita
Atrapan a asesinos y salvan 2 rehenes
* Muchachas estaban presas en casa de Poneloya
* Audaz operativo empezó con captura de "novios"
* Jefe de los sicarios vivía en Bello Horizonte
* Varios vehículos y armas también incautadas


Benjamín Chávez y Félix Thomas
CHINANDEGA

Foto
  Estos son parte de detenidos por la muerte de don Fermín Acosta y su yerno Jaime Mendoza, además por el secuestro de dos jóvenes. De izquierda a derecha, Felipe Bayardo Acosta, Anibal Flores (dueño de la camioneta VAN), Víctor Manuel Torres, y Juan Benito Betanco, conductor de la camioneta VAN, que fue usada en el secuestro. (Foto: Félix Thómas)  

En una audaz operación, la policía de esta ciudad junto a la de León, y la Dirección de Investigaciones Criminales de Managua, liberó de una casa abandonada en el balneario Poneloya, a dos jóvenes que habían sido secuestradas desde el 2 de julio por un grupo de narcotraficantes.

Estas muchachas, Darling y Maryuri Maricela Acosta Castellón, son hijas del señor Fermín Mariano Acosta, que la noche del miércoles fue asesinado junto a su yerno Jaime Mendoza, quienes también habían sido secuestrados con las dos jóvenes.

Al inicio todo fue tomado como un secuestro, pues los secuestradores pedían 5 mil dólares por los miembros de la familia Acosta. Posteriores investigaciones de la Policía revelan que de por medio hay unos 500 kilogramos de Cocaína, que supuestamente un hijo de don Fermín, llamado Pedro Joaquín Acosta, les robó a los secuestradores.

Según fuentes de la Policía chinandegana, estos 500 kilos son parte de un quiebre de Cocaína que el 30 de octubre del año pasado (el día del deslave del Volcán Casita), hizo la policía en los esteros de Corinto.

Al parecer, parte de ese cargamento (o bien podría ser otro), le quedó a Pedro Joaquín, quien huyó a El Salvador tras ser absuelto de una causa que se le seguía por la muerte de la señora Andrea Lira, ocurrido el año pasado en la calle del Cementerio de Chinandega.

Para el comisionado Donald Scampini León, jefe de la Policía en esta ciudad, los traficantes trataron de matar a Pedro Joaquín en El Salvador. Al no lograrlo, sus redes las tiraron a Chinandega, donde secuestraron a los cuatro miembros de la familia Acosta, para amedrentar a Pedro Joaquín.

La noche del martes se cumplió el plazo que los traficantes habían dado a los Acosta para que señalaran donde estaba la droga. Para demostrar que "no estaban jugando", mataron a don Fermín y Jaime, cuyos cuerpos fueron localizados (atadas sus manos por delante), por un campesino en la comarca Los Laureles, ubicada a 2 kilómetros al norte de Villa Dolores Cardenal, en Chichigalpa.

Fue una ejecución. El cadáver de don Fermín tenía dos balazos en el cráneo, uno en el hueso frontal sin orificio de salida, y otro en el occipital derecho, con orificio de salida en el cuello. El cuerpo de Jaime tenía un balazo en la sien derecha, y otro en el occipital derecho con salida en el cuello.

Este método también sería aplicado a las jóvenes el mediodía del viernes, lo que fue abortado por las autoridades con un increíble rescate.

LA OPERACION PONELOYA

La caída de los secuestradores inició con el rastreo que hizo la Policía de las llamadas telefónicas de los secuestradores para pedirle los 5 mil dólares a la familia Acosta. Así, a las 10 de la noche del jueves 22, capturaron en la Plaza Juan José Quezada, en León, al sujeto Juan Carlos Díaz Guevara, de 23 años, oriundo del Barrio Batahola Norte, Managua.

Díaz Guevara fue capturado cuando estaba con la joven Virginia Esmeralda Gómez Toruño, de 19 años (también de Managua, y a quien hacía aparecer como su novia para no incitar sospechas). A esa plaza, Díaz Guevara había llegado a recibir los 5 mil dólares que le entregaría la familia Acosta.

Tras la captura de Díaz Guevara (quien confesó donde estaban los plagiados), la policía de León y Chinandega, más un Comando Especial enviado desde Managua, llegaron hasta una casa en el balneario Poneloya, abandonada pero bien ubicada entre las oficinas de ENITEL, y de la Policía Voluntaria.

La policía asaltó espectacularmente la casa. Sometió en pocos segundos a los plagiarios, y liberó a las muchachas. Dentro de la casa estaban los sujetos Víctor Manuel Torres Sánchez, de 33 años, habitante de las cercanías del Colegio Calazans, en León; Guillermo Eloy Ramírez González, de 42 años, alias "El Tuerto", oriundo del Barrio La Ceibita, Managua, y vendedor de Sandías en el Mercado de Chinandega; y Felipe Bayardo Acosta Carvajal, de 38 años, de Posoltega pero residente en el Reparto Monserrat en Chinandega. Este último fue de la Guardia Nacional, miembro de la EEBI.

A estos sujetos se les incautó dos fusiles AK, y sus respectivas dotaciones de proyectiles. La captura de estos sujetos, dio pie a otras indagaciones hechas por la Dirección de Investigaciones Criminales, de la Policía Nacional, que llevaron a la captura, como a las 8 y media de la mañana de ayer, del jefe de esta banda: Pedro José Díaz Quezada, de 42 años, alias "Pedro el Gordo", vecino de Bello Horizonte, Managua.

En la casa de "Pedro El Gordo" la policía encontró un carro Mazda celeste placa 172-768, y un Chevrolet Cavalier color dorado placa 164-095, carros que habían sido rentados por Juan Carlos Díaz Guevara en AVIS RENT-A-CAR.

La policía también tiene en su poder una camioneta VAN azul, placa 043-092, propiedad del señor Aníbal Pérez Flores, vecino del Reparto Monserrat, en Chinandega. En esta camioneta fue que este grupo ejecutó el secuestro de los cuatro miembros de los Acosta, en el que participó también un sujeto al que apodan "El Chintano". Al parecer en este caso también están involucrados dos colombianos que actualmente están prófugos.


Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web