Portada
Archivo
Busqueda
Escríbenos
  El Nuevo Diario
  Viernes 19 de Febrero de 1999 | Managua, Nicaragua
_
     
Menu
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Cultural
 
La educación nicaragüense en las Constituciones
De la constitución autocrática (1905) a la Constitución de 1948

Miguel D'Castilla U.

Hasta 1893, con la Revolución Liberal, la educación nicaragüense, había alcanzado algunos principios fundamentales que anunciaban la futura Declaración Universal de los Derechos Humanos, el triunfo de las ideas libertarias, y su entrada, un siglo después, a la modernidad. Estos eran: el laicismo, la libertad de enseñanza, la gratuidad y obligatoriedad de la educación para todos y la responsabilidad del Estado respecto a la educación.

Estos principios se verán ratificados en las Constituciones Políticas de la República de Nicaragua de 1905, 1911, 1939 y 1948.

El texto de las mismas es el siguiente:

1)LA EDUCACIÓN EN LA CONSTITUCIÓN DE 1905 (LA AUTOCRÁTICA, SEGUNDA DE LA REVOLUCIÓN LIBERAL).

«Art. 32. El Estado no tiene ni protege religión alguna, pero permite todos los cultos en el interior de los templos. Art. 34 La enseñanza es laica; la primaria es obligatoria y gratuita la costeada por el Estado. Art. 60. Los diputados no podrán obtener empleos del Poder Ejecutivo, durante el período de sesiones, salvo los de Agentes Diplomáticos, Ministros de Estado y Profesores de enseñanza. Pierden su carácter por la aceptación de los de Agentes Diplomáticos o Ministros de Estado, pero no por el de Profesor».

2)LA EDUCACIÓN EN LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DE 1911.

Título IV: De la Enseñanza.

Art. 6 Es libre la enseñanza de toda industria, oficio o profesión lícitos. La primaria será obligatoria, y la costeada por el Estado además gratuita; y en cuanto a la profesional, la ley determinará qué profesiones necesitan título previo para su ejercicio y las formalidades para obtenerlo.

3)LA EDUCACIÓN EN LA CONSTITUCIÓN DE 1939 (PRIMERA DE LA DINASTÍA SOMOCISTA)

«Art. 86. La educación pública es de atención preferente del Estado. Art. 87. El régimen de la enseñanza queda bajo la inspección técnica del Estado. Art. 88. La enseñanza primaria es obligatoria y la costeada por el Estado y las corporaciones públicas, gratuita y laica. Art. 89. El Estado promueve la enseñanza en sus grados secundarios y superiores. Art. 90. La Ley reglamentará la enseñanza profesional determinando las profesiones que necesitan título previo para su ejercicio y las formalidades para obtenerlo. Art. 91. El Estado promueve la enseñanza técnica de los obreros y las escuelas de orientación agrícola e industrial. Art. 92. En todas las escuelas se atenderá a la educación moral del niño y se procurará desarrollar en él los sentimientos cívicos y el valor personal y profesional. Art. 93. El profesorado de enseñanza oficial es carrera pública y da derecho a los goces y prerrogativas que da la ley. Art. 133. El Estado garantiza la libertad de cátedra. Art. 134. La ciencia, las letras y el arte, así como su enseñanza son libres en cuanto no sean contrarias a la moral y al orden público.

4) LA EDUCACIÓN EN LA CONSTITUCIÓN DE 1948 (LA DEL PACTO SOMOZA-CUADRA PASOS).

«Art. 86. El régimen de la enseñanza primaria, intermediaria y profesional, queda bajo la inspección técnica del Estado. Art. 87. La educación primaria es obligatoria y la costeada por el Estado y las corporaciones públicas, gratuita y laica. Art. 88. El profesorado de la enseñanza oficial es carrera pública y da derecho a los beneficios que fija la ley. Art. 89. La expedición de títulos académicos y profesionales corresponde exclusivamente al Estado, quien establecerá las profesiones que necesiten título previo a su ejercicio, y las pruebas y requisitos necesarios para obtenerlos. Los títulos para el ejercicio profesional no podrán extenderse mientras no se justifique la aprobación académica de los cursos correspondientes. Art. 90. Las empresas agrícolas o industriales donde hubiera más de treinta niños en edad escolar, estarán obligadas a mantener una escuela elemental. Arto. 91. Se garantiza la libertad de Cátedra, siempre que no se contravenga a las buenas costumbres y al orden público. Arto. 92. No serán otorgados más títulos que los que corresponden a una función, profesión o grado universitario.

5) EL MAGISTERIO, LOS TÍTULOS Y LAS PROFESIONES.

Exceptuando la Constitución de 1911, (que excluye al laicismo), las Constituciones del 1905; 1939 y 1948, a la vez que ratifican los principios ganados con la Constitución de 1893, agregaron nuevos componentes que expresaban el avance de las ideas en el campo educativo y el desarrollo de las fuerzas productivas de la sociedad y de la división social y técnica del trabajo, éstos fueron, el reconocimiento a los actores fundamentales del proceso educativo como son los maestros, a quienes se les reconoce que su profesión es «carrera pública y da derecho a los beneficios que fija la Ley» y la preocupación referida a las profesiones y a la expedición de títulos.


Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web