Portada
Archivo
Busqueda
Escríbenos
  El Nuevo Diario
  Lunes 11 de Enero de 1999 | Managua, Nicaragua
_
     
Menu
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Cultural
 
Quiénes y porqué disfrutan de la pornografía

Por Ledia Gutiérrez Lanzas

"No puedes caminar a la luz de una lámpara ajena, debes aprender a hacer tu propia lámpara".

Para iniciar considero oportuno describir, qué es Pornografía: Esta consiste en un material evidentemente sexual, material que sólo se refiere al asunto carnal, genital, con ausencia total de las facetas sentimentales afectivas o de relaciones interpersonales de la sexualidad humana; fundamentalmente se trata entonces de un material genitalista mecanicista coital.

Por qué llama tanto la atención la Pornografía?

- Para llenar un vacío emocional.

Atrae en especial a los hombres, aunque las mujeres tampoco escapan a la especie de embrujo de esta tendencia que pareciera copar la curiosidad humana. Quién se sustrae al influjo de ver una pareja en plena acción y actuación sexual, si se presenta la posibilidad y si esto se ofrece en fotos o videos, da lo mismo.

Todo ser humano tiene en su perfil sexual alguna cantidad de voyerismo: son tendencias naturales que todos los seres humanos tienen. Los animales no tienen esas curiosidades.

Entonces, quiénes y por qué disfrutan de la pornografía? A la curiosidad, se agrega el vacío adicional que muchas personas tienen, porque físicamente o como personas no son capaces de hacer pareja, de tener compañía sexual, o porque son demasiado tímidas, o están temperalmente aislados, para llenar un vacío informativo.

En los tiempos de mayor restricción sexual, las personas tienen y han tenido muy poco acceso a la realidad de conocer su cuerpo, y sus reacciones.

Además, que todo lo relacionado con ciertas permisiones está aún más vedado entre más restrictivo es el tipo de educación que haya tenido la persona. En esta forma, hombres y mujeres, tienen muchas dudas y puntos oscuros, en especial los genitales. Las fotos, los dibujos y en especial los videos pornos, llenan fácilmente este vacío, no sólo de los propios genitales, sino de los del otro sexo. Además de otros datos, como los relacionados con la cópula, posibilidades en cuanto a variedad de posiciones, posturas, tipos de relaciones, penetración, relaciones anales y orales, relaciones donde intervienen más de dos personas.

Por sexofilia o voyerismo.

Se entiende por voyerismo a las personas que entran en fascinación intensa cuando ven a otros desnudos o en trance sexual. La mayoría de las personas sin duda disfrutan de este espectáculo. Es lo que todo individuo lleva de voyerista, en sí mismo. Sin embargo existen personas que exageran esta tendencia y caen en lo obsesivo, es decir de manera incontrolable y repetida. Y respecto a la sexofilia es una especie de adicción sexual, por el tipo de tipo de educación y experiencias infantiles, estas personas tienen una tendencia muy fuerte a polarizar en la pornografía una fuente de enorme placer.

Por fantasías sexuales.

Existen personas que no tienen la facilidad de crear sus propias fantasías, les es difícil elaborarlas, concretarlas, pero deseosas de la fantasía sexual acuden a la pornografía como un medio de llenar ese vacío imaginativo.

Por razones de diversas índoles.

Sería una mezcla de algunos elementos de varios de los grupos anteriores. Así tenemos el caso de una persona de pobre capacidad imaginaria, con una buena dosis de voyerismo y algún vacío emocional, podría ser un ejemplo claro de alguien que en estas circunstancias recurre a revistas o videos, que le harían llenar de momento estas deficiencias o características de la necesidad sexual o emocional o psíquica.

Cuál sería la conducta a seguir ante estas manifestaciones? Algunos se declaran partidarios irrestrictos de frenar en forma definitiva y total cualquier manifestación definible, de que es una manifestación de corrupción social, de degeneración, que puede ocasionar daños en la población infantil, adolescentes y adultos inclusive.

De otro lado están quienes declaran que la pornografía no es más que la muestra de la miseria sexual de un pueblo, que esta manifestación revela insatisfacción sexual y social, desequilibrio emocional y que no debe combatirse en sí misma, sino en sus causas. Por tanto al permitir la pornografía, en vez de restringirla, esta por sí sola desaparece, se minimiza en la medida que los problemas sociales y de salud mental se resuelven, con un estandar de vida más elevado y equilibrado.

Estas dos tendencias enfrentadas, la de la represión y la de la permisión, deben tenerse en cuenta, analizarse en sus contextos, con el fin de tomar conciencia de qué se trata, y tener un criterio definido. Este criterio, considero es absolutamente individual y subjetivo.

Como en todo, existen ventajas y desventajas, así también lo es en la pornografía. Dentro de las desventajas, opino que es un material que carece del elemento humano. Allí no aparecen los componentes de las relaciones humanas, que desemboquen en lógica en las sexuales. Es decir que el efecto, la ternura, los sentimientos y emociones no aparecen por ninguna parte, sólo aparece lo físico. También que es frecuente su irrealidad, se muestra allí una gimnasia sexual en la cual no hay dudas, todo es bello, los cuerpos completos y armoniosos, anatómicos, la expresión corporal siempre perfecta, la respuesta sexual (excitación, lubricación, erección, orgasmo) siempre se logran, no solamente es una respuesta corriente, sino exagerada, excesiva.

Los orgasmos de las mujeres son interminables y las emisiones seminales de los hombres muestran unas eyaculaciones de gran poder, proyección y abundancia.

Que además, para mostrarlas abiertamente al espectador, siempre se hacen por fuera de la vagina, creando falsas ideas al respecto de la mecánica sexual, orgásmica, eyaculatoria. Todo esto es exceso e hiperbólico, es lo que ha llevado al llamado sexo fantástico.

Es decir, una expresión de una mecánica sexual, que en la realidad no existe en esa forma.

Dentro de las desventajas también está, el tener como punto de referencia lo visto, caer en una disfunción, al sentirse incapaz de complacerse así y que su compañera consiga orgasmos múltiples, o el tener largo tiempo de erección sin eyacular, sentimiento de un pene pequeño, etc. Todo un cúmulo de ideas, que al final lo llevan a aumentar la eyaculación precoz o volverse un eyaculador precoz o hacer una disfunción erectiva, o a tener sentimientos de baja autoestima sexogenital, toda una crisis de frustración y ansiedad.

Podría pensarse que no es posible ni decente adjudicar a la pornografía ventaja alguna, pues sus efectos para algunas personas e instituciones siguen siendo sinónimo de veneno, deletéreo. Y si no es así por lo menos viene a ser una manifestación denigrante. Sin embargo se pueden señalar algunas ventajas como es el mundo de las fantasías, éstas pueden ser inocuas, mientras no se entre en el campo de la reinteractividad, la dependencia o la obsesión del sexo fantástico, o bien esta puede excitar a una pareja fría que se ha enfriado, o que simplemente no se atreve a arriesgar variantes en el contacto íntimo, por miedo, ignorancia, prejuicios de diversas índoles, etc. Este material vendría a impulsar y dejar de lado una cierta timidez en personas o parejas que simplemente por el tipo de educación recibida no se atreven. En este sentido en la parte mecánica puede ayudar a encontrar aspectos que se desean pero no se conocen bien.

También puede romper cierta monotonía, de parejas que tienen una rutina en el acto sexual y no se atreven a cambiarla. De este modo, el material porno, puede significar, bien empleado y que en un momento dado, un material terapéutico. Más aún si como en ciertos casos se trata de videos realizados con asesoría de expertos sexólogos, como sucede en algunas producciones terapéuticamente orientadas, para mostrar detalles anatómicos, de la cúpula, de la erotización, del masaje sexual, etc.

Nunca puede ser recomendable para niños(as) o adolescentes, por toda la distorsión que de lo sexual, lo bueno y bonito que es, se da en la pornografía. En estas etapas de adolescente, y especialmente los menores, es cuando más se incrementan y desarrollan las relaciones interpersonales, y el adolescente solidifica sus conceptos sobre lo que viene a ser el trato con los demás, en especial lo relacionado con asuntos sexuales, es la etapa de la formación afectiva.

Por otra parte, también está incluida dentro de la pornografía el empleo de niños en plena actividad sexual, especialmente con adultos. Estas manifestaciones de pediatría llevadas al campo de los elementos pornos en videos y otros materiales, conllevan en especial, más que un problema sexual en sí, una problemática social de graves implicaciones, pues son entonces los temas de la prostitución y la pediatría uno de los más complicados de todas las épocas. Se encuentran hasta clubes internacionales que tienen este comercio carnal de niños. Todo lo cual, como queda dicho, si bien constituye un grave problema sexual, lo es más de tipo social por todas sus serias implicaciones.

Lic. Ledia Gutiérrez Lanzas

Psicóloga Clínica

Clínica Psicológica "Mente Sana"

Ciudad Jardín S-13

Tel. 2442539

088-42410.


Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Busqueda ]
[ Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web