Portada
Archivo
Busqueda
Escríbenos
  El Nuevo Diario
  5 de Noviembre de 1998 | Managua, Nicaragua
_
     
Menu
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Cultural
 
Fuertes temblores aumentan terror en Occidente
Cadena volcánica activa
* Concepción y Maderas también amenazantes
* Sismos localizados entre El Casitas, El Chonco y el San Cristóbal
* INETER los reporta como locales, de relativa intensidad y muy superficiales
* Alcalde de Altagracia confirma fenómenos volcánicos de Ometepe


Mario Guevara, Sergio Cruz y Joaquín Tórrez
Chinandega

Foto
  Chinandega tembló ayer eon un sismo de 3.2 en la escala de Richter, deslizamiento de lodo y piedras calientes en el volcán Concepción, mientras el Madera en la Isla de Ometepe, presenta fisuras en una de sus falsdas. En esta gráfica se observa el revelde Cerro Negro tirando cenizas y lava. "Dios Santo cuándo terminará la pesadilla". (Foto: Jairo Cajina Rojas)  

La tarde de ayer ocurrieron dos temblores en las faldas de los volcanes San Cristóbal, Chonco, y Casitas en Chinandega. Uno de ellos tuvo magnitud de 3.2 en la escala de Richter, y a una profundidad de dos kilómetros, informó la oficina de Sismología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, INETER.

Mientras tanto, la Defensa Civil confirmó anoche que han habido pequeños deslizamientos de lodo caliente y piedras en las laderas del volcán Concepción, mientras que el Maderas - ambos en la isla de Ometepe- presenta fisuras en una de sus faldas, y en un extremo del pico, un hueco de gran dimensión.

En Chinandega, el primer temblor, breve pero fuerte, según testimonios de pobladores chinandeganos, ocurrió a las 3:50 minutos de la tarde, a una profundidad de 2 kilómetros y con una magnitud de 3.2 en la escala de Richter.

Dos minutos después sucedió un segundo temblor, en el mismo lugar, y casi a la misma profundidad del primero. 3:52 minutos de la tarde fue su hora de ocurrencia, pero según INETER tuvo una magnitud inferior a 2 en la escala de Richter, por lo que sus sismógrafos apenas lo captaron.

En Sismología de INETER informaron que estos temblores ocurrieron por el posible activamiento de la falla geológica en la Cadena Volcánica de Nicaragua. Además dijeron que las ondas de ambos temblores fueron locales, por lo que no fueron sentidos en la ciudad de León.

Las dos sacudidas estremecieron las escarpadas faldas de los volcanes, causando alarma e incertidumbre entre la población, especialmente en las zonas aledañas a los volcanes, donde se viven noches de pesadilla, por los muertos provocados por el derrumbe del Volcán Casitas.

CONEXION SAN CRISTOBAL

Se teme que los sismos que movieron a los volcanes chinandeganos tengan relación con las erupciones del Volcán San Cristóbal, que está activo desde mayo de 1997, y la del Cerro Negro, que recién entró en su primera fase eruptiva.

Posiblemente estos fenómenos sísmicos causaron derrumbes en los lugares donde tuvieron su epicentro. Vale señalar que las laderas de estos volcanes han sido debilitadas, desde hace años, por los constantes despales, y caminos que se han construido en sus faldas.

A pesar que el Cerro Negro disminuyó la expulsión de lava incandescente y que los sismógrafos fueron reactivados hasta ayer, los vulcanólogos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), aseguraron que "no hay peligro porque esa actividad es normal".

La conclusión a la que llegó el vulcanólogo Sigfried Straud de INETER la hizo sin tener el apoyo de los sismógrafos, aparatos que fueron desactivados por las inundaciones. "Decimos que no hay peligro basados en nuestra experiencia", dijo Straud después de participar en una exploración aérea sobre el cráter del volcán Cerro Negro.

"Si el volcán empieza a expulsar más cenizas en las próximas horas, eso sí podría ser peligroso, pero por el momento no hay peligro. Si hubiera expulsado cenizas durante las pasadas lluvias, eso hubiera generado un caos en la ciudad de León. Imagínense 20 centímetros de cenizas, más agua y lodo", señaló Straud.

Por su parte la vulcanóloga Martha Navarro de INETER que también observó el comportamiento del Cerro Negro desde el aire, aseguró que la expulsión de lava se detuvo.

YA NO HAY SALIDA DE LAVA

"No hay más salida de lava en estos momentos, pero lo que sí hay son pequeñas explosiones friáticas y expulsión de cenizas sobre la lava y que también se está colocando hacia el norte del volcán Cerro Negro por la dirección del viento", declaró ayer la vulcanóloga Martha Navarro.

A pesar que el volcán se reactivó en los últimos dos días, la vulcanóloga de INETER, calificó su comportamiento y su actividad "como normal", porque no se nota un incremento en su actividad volcánica, dijo.

Debido a que los equipos sismógrafos de INETER se encontraban fuera de servicio por las inundaciones y que fueron reactivados ayer, no se sabía si el volcán estaba reportando actividad sísmica. Hasta hoy por la mañana se podrá conocer si existen sismos volcánicos, dijo Navarro.

Respecto a la actividad volcánica en la isla de Ometepe, el Capitán Johnny Jaime Baltodano, de la Defensa Civil, dijo que ya la situación de inestabilidad que presentan los dos volcanes de la Isla de Ometepe fue informada al Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), quienes están estudiando la posibilidad de hacer una inspección hoy en la zona.

ALCALDE DESCRIBE FENOMENO Mario Ortiz, alcalde de Altagracia, fue quien informó a la Defensa Civil ayer a eso de las tres de la tarde describiendo que el deslizamiento de piedras y lodo caliente en el volcán Concepción alcanzaba los 30 metros de ancho, ubicado en el sector Noreste de Altagracia, a medio kilómetro del poblado de Etiope.

Así mismo, pobladores llamaron a Defensa Civil informando sobre fisuras en el pico del volcán Maderas, y en un extremo, un hueco de gran dimensión.

Por su parte Fabio Segura comentó en una radio local que en el pasado ha habido deslaves en los volcanes de la isla de Ometepe y con menos precipitaciones. Hizo un llamado a los pobladores del lugar, especialmente los habitantes de las laderas, a desalojar la zona.

El volcán Concepción, desde 1957 a la fecha, ha destruido en repetidas ocasiones cultivos, fuentes de agua y bosques. Del análisis de nuestra historia volcánica de 380 años se tienen estadísticas que reflejan que cada 24 años aproximadamente hay un período de recurrencia promedio de actividad con afectaciones directas a la población y los cultivos.

MINISTRO: NO OCULTAMOS

Respecto a las emergencias volcánicas de las últimas horas, el Ministro de Defensa, licenciado Pedro Joaquín Chamorro, manifestó a EL NUEVO DIARIO que el gobierno no está manejando como secreto de estado ni escondiendo información relativa a estos fenómenos telúricos, y que la mejor prueba de ello es que un equipo de este diario pudo viajar en helicóptero militar al Cerro Negro y obtener las primeras fotos del desprendimiento de lava.


Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web