Esta Semana El Nuevo Diario
Portada
Archivo
Busqueda
Escríbenos
  El Nuevo Diario
  10 de Diciembre de 1998 | Managua, Nicaragua
_
     
Menu
Nacional Sucesos Variedades Deportes Opinion Cultural
 
La hormona del deseo
¿Por qué las mujeres pierden su deseo sexual?


Foto
   

Con esta pregunta debemos iniciar cualquier intento de hallar una explicación razonable y comprobable. Según estudios de la Dra. Sutko, endocrinóloga norteamericana, esto se debe a un cese de la producción de testosterona, también presente en la mujer aunque en mínimas cantidades.

Los ovarios fabrican testosterona durante toda la vida, pero las cantidades en sangre de esa hormona se reducen drásticamente dentro de las primeras 24 horas después de la extirpación quirúrgica de los ovarios.

Se ha demostrado que las concentraciones de testosterona se asocian positivamente con la líbido, es decir con el apetito y fantasías sexuales.

De acuerdo con el Dr. B. Urman y colaboradores en su trabajo "Terapia de reemplazo hormonal estrógeno-andrógeno y testosterona sérica", presentado en la revista norteamericana Obstet Gynecol 77 (4): 595-597, las pacientes que recibieron una preparación de estrógeno y andrógeno presentaban mayor deseo sexual, excitación sexual y fantasías.

Otros estudios han demostrado que la líbido de las mujeres puede aumentarse agregando la hormona del deseo: testosterona a sus regímenes de estrógeno.

¿QUE DOSIS DE TESTOSTERONA DEBE USARSE?

Se han hecho pocos estudios sobre qué posología, o sea dosis, y frecuencia y vía de administración usar, y sus efectos sobre la líbido. Al inicio se utilizaron dosis mensuales de inyectables androgénicos de 150 Mg., de bencilácido hidrozona de enantato de testosterona equivalentes a 69 Mg., de testosterona.

Con esta elevada dosis, nueve mujeres menopáusicas canadienses presentaron severos efectos secundarios como voz ronca, crecimiento de bigote y barba y muchas espinillas. Afortunadamente, cuatro meses después dicho efecto se revirtió.

Actualmente, se considera que no hay una dosis standard para manejar la falta de orgasmo o anorgasmia primaria que, según encuesta reciente publicada en USA Today, ronda un 57 % de mujeres norteamericanas.

De hecho, la falta de satisfacción sexual durante el coito oscila entre 40 y 80 % en poblaciones femeninas al azar, y que hasta un 45 % de mujeres fingen orgasmos para satisfacer a su marido.

En una encuesta telefónica realizada por radio durante mi espacio "Médicos en Consulta", abordamos preguntas abiertas sobre este aspecto y las respuestas fueron interesantes:

"Tengo 38 años de casada, ya tengo 8 hijos y nunca he sentido placer al acostarme con mi marido". Blanca Z.

"Para mi, hacer el sexo con Mario es una tortura. Tengo que hacerlo porque él mantiene mi casa y mis hijos". Sonia R.

"De cada diez veces que hacemos el amor, más o menos una siento alguito...". Isolina P.

"Fui violada por unos militares y desde entonces no siento nada con mi esposo, antes si...". Olimpia M.

Si ustedes analizan estas cuatro respuestas sobre la pregunta ¿siente usted placer al tener relaciones sexuales?, se comprenderá lo vasto y complejo que es dicho tema, ya que precisa un manejo integral entre psicóloga clínica psicoterapeuta, urólogo, ginecólogo y a veces terapia de pareja.

LAS RESPUESTAS ABORDAN DIFERENTE PROBLEMATICA SEXUAL

En general, considero que después de tratar el problema identificándolo y abordándolo con seriedad, debe hacerse participar al cónyuge para lograr algún éxito terapéutico.

En la esfera orgánica, es decir del cuerpo femenino y sus hormonas, se puede hacer mucho para ayudar junto con la psicóloga clínica a resolver estos problemas.

La nueva droga del deseo conocida como mesterolona, por sus efectos, debe ser utilizada con la mínima dosis posible para mantener los niveles séricos de testosterona menores de 9 Mg/dl y a dosis respuesta. Esto significa que algunas damas reaccionarán muy positivamente con la mínima dosis y otras requerirán mayor dosis terapéutica y mayores sesiones de pareja para resolver el problema.

De antemano, se sabe que los matrimonios de más de 10 años de unidos deben adaptarse a la nueva fisiología sexual de la pareja: por ejemplo, el esposo puede estar sufriendo de trastornos de erección que le impiden iniciar el acto sexual; o en parejas jóvenes recién casadas, puede presentarse la eyaculación precoz, hombres que terminan antes de dos minutos dejando a su pareja muy enojada e insatisfecha, aunque muchas veces, ellas por temor o conveniencia no se quejan e incluso "fingen tener orgasmo en dos minutos".

Existe actualmente un producto nuevo llamado Androderm, parche hormonal para la andropausia, o sea el cese de las potencia sexual masculina y que, según los fabricantes, tiene excelente respuesta en el perfil de lípidos disminuyendo el riesgo de infarto en hombres.

Pueden tener mayor información de ello con su urólogo de cabecera o en internet vía yahoo: androderm.

Finalmente quiero recomendarle a las damas que tienen problemas de anorgasmia o frigidez, que busquen asesoría clínica tanto psicológica como médica para lograr uno de sus derechos humanos inalienables: derecho al placer sexual responsable.


Compartir:   delicious   digg   meneame


[ Portada | Archivo | Nacional | Sucesos | Variedades | Deportes | Opinion | Departamentos ]
El Nuevo Diario (c) 1998-2003
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web